contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Lunes, 10 de octubre de 2011

Indignados en EE.UU. advierten que lo visto en las calles es sólo el principio


Las miles de personas que en varias ciudades se han unido a las protestas en contra del sistema económico que rige en Estados Unidos, coinciden en que lo visto en los últimos días es sólo el principio de las acciones que pretenden ejecutar para hacer un llamado a frenar la avaricia de los más ricos que afecta al “99 por ciento” restante de la población.

Este lunes, una particular protesta recibió a los operadores y agentes de cambio de Wall Street, el centro financiero más importante del país, ubicado en Nueva York (este), y quizás el más grande del mundo.

Disfrazados de “zombies” (muertos vivientes), con sangre en su vestimenta y con billetes en la boca, los manifestantes dieron un mensaje a los especuladores, al concentrándose cerca del Ayuntamiento.

"Necesitamos representación del mismo gobierno al que nosotros llevamos al poder. Queremos que nuestro poder sea de nuevo nuestro y no parte de un interés corporativo", indicó Matty Slick-Hex, un pinchadiscos de 23 años disfrazado de "zombi corporativo".

Slick-Hex explicó que su atuendo, repetido por otras decenas de participantes, se debía a la voluntad de "ponerle un poco de sentido del humor, poner una sonrisa en las caras de la gente que lleva un tiempo aquí".

Y es que ya se cumplen tres semanas desde el inicio de la protesta que se extiende a las principales ciudades de esa nación como Boston, Filadelfia, Chicago y Seattle.

En Los Ángeles, al otro lado del país, cientos de manifestantes  marchan a diario para mostrar su apoyo a sus pares de Nueva York.

Ellos instalaron un campamento frente al Ayuntamiento  y decidieron "Ocupar Los Ángeles" para demostrar su enojo por la avaricia de Wall Street, la influencia corporativa en la política y los más ricos, que para ellos representan solo el uno por ciento de los estadounidenses

Julie Leving, un trabajador social, dijo a la agencia Reuters que se ha mantenido al frente de la Alcaldía de Los Ángeles durante tres días para expresar su indignación por la corrupción y la codicia ya existentes en el país.

"Nuestra situación económica es horrible. Es peor que nadie nos está diciendo. Es muy malo. Lo único que este país está produciendo más es la guerra. Los trabajos sólo se encuentran en el ejército. Es muy, muy malo. Por eso estamos diciendo "sacar el dinero de la guerra, de las corporaciones que se benefician de la guerra y poner el dinero en empleos verdes en este país", dijo.

Reclama que el 99 por ciento se enfrenta a desempleo, la pobreza cada vez mayor las tasas y las medidas de austeridad.

Otro manifestante y músico llamado Taylor Harrison, que ha perdido su trabajo, mostró la esperanza delgado en un futuro próximo.

"Esto es sólo el principio. Así que el futuro no se ve muy diferente de cómo estamos ahora, con la mala economía. Pero, afortunadamente para mí, que no han sido tan afectadas. Pero al mismo tiempo no tener un trabajo ", dijo  Harrison.

Los movimientos  no piensan ceder en sus reclamos, pese a las contantes amenazas de la Policía y luego de la detención de 700 personas el fin de semana.

Por ello buscan más apoyo de otras organizaciones progresistas para elevar su voz, ya que reclaman que las grandes cadenas de televisión evitan transmitir sus acciones para minimizar  su impacto en el resto del país.

 

teleSUR--ElMundo-Reuters-ElUniversal / PR

Fuente: Telesur


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com