contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 11 de agosto de 2009

Colombia, ?Afganist?n de Am?rica Latina?: Roger Rumrill

Hace m?s de una d?cada sostenemos que la "guerra mundial contra las drogas" es una guerra de baja intensidad que est? siendo instrumentalizada por la primera potencia mundial, Estados Unidos, con fines geopol?ticos. Las intervenciones militares estadounidenses en Afganist?n y ahora en Colombia donde instalar? 7 bases militares son las pruebas que confirman nuestra hip?tesis.

Porque de no tener este objetivo, la guerra que estall? durante el gobierno de Richard Nixon (1969-1974) y alcanz? una extensi?n planetaria en el gobierno de Ronald Reagan (1981-1989) que consideraba a las drogas "una amenaza letal" para la seguridad de Estados Unidos luego de la ca?da del Muro de Berl?n, el 9 de noviembre de 1989, hubiera sido objeto de un cambio profundo. Porque despu?s de cuatro d?cadas nunca alcanz? sus objetivos de controlar, disminuir y menos erradicar la oferta y la demanda de las drogas ilegales.

La invasi?n norteamericana de Afganist?n (octubre del 2001 a la fecha) tuvo b?sicamente tres objetivos: capturar a Osama Bin Laden, derrotar a los talibanes y erradicar los sembr?os de amapola. A la fecha, ni Bin Laden ha sido capturado, tampoco los talibanes han sido expulsados y ahora de 500 hect?reas de amapola que exist?an en el momento de la invasi?n, hay 100 mil hect?reas. Richard Holbrook, enviado personal del presidente Barack Obama, ha tenido que aceptar "que las pol?ticas occidentales contra el cultivo de opio, el cultivo de amapola, han sido un fracaso".

Pero Estados Unidos tiene otros prop?sitos en Afganist?n. Desde ese pa?s monitorea Rusia, China, Ir?n y asegura el control de las reservas de 150 mil millones de barriles de petr?leo y los 230 trillones de pies c?bicos de gas del Mar Caspio.

La ayuda militar de Estados Unidos a Colombia a trav?s de los planes "Colombia" y "Patriota" agotados sin pena ni gloria tienen una meta: derrotar a las FARC y erradicar la coca. Las FARC siguen operando y la coca ha crecido y se ha expandido de los tres departamentos amaz?nicos donde estaba focalizado en los noventas a 23 de los 32 departamentos colombianos.

Pero la intervenci?n norteamericana en Colombia tiene otras razones e intereses: monitorear prioritariamente a Venezuela, Bolivia, Ecuador y controlar el estrat?gico espacio de la cuenca amaz?nica donde est?n los recursos vitales de la econom?a capitalista postcrisis: agua, energ?a, biodiversidad y tierras.

Los alfiles de esta estrategia militarista y hegem?nica de Washington en su "patio trasero" latinoamericano qu? duda cabe, son ?lvaro Uribe V?lez de Colombia y Alan Garc?a P?rez del Per?.

Fuente: Colombia, ?Afganist?n de Am?rica Latina? - La Primera el diario que inspira respeto


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com