contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

S?bado, 20 de junio de 2009

Carta a un amigo sobre la matanza de Bagua



Querido Chicho:
 
Cuando cientos de testigos presenciales de la matanza de Bagua refieren las decenas de cadáveres que vieron tirados en las pistas y que luego fueron incinerados, embolsados y tirados desde helicópteros, no dudo de sus palabras. Todo un pueblo no miente por gusto. La historia reciente de nuestro país es abundante en ejemplos, de ejecuciones extrajudiciales y enterramientos clandestinos, de la larga lucha de los familiares por sus desaparecidos. Basta revisar el Informe de la Comisión de la Verdad, que muchos desprecian sin haber leído, para no enfrentarse a los fantasmas del pasado, ni al racismo que dentro de sí incuban. Una segunda razón es de sentido común: los 2 mil nativos que estaban en la curva del diablo cuando fueron atacados por los helicopteros de la PNP, exacerbando la ira de siglos, dieron muerte a 12 policías con sus lanzas, flechas o piedras, unicas ármas que portaban. En tanto, los policías que eran 600 y estaban provistos de fusiles de guerra FAL, según los falaces informes del gobierno, "solo produjeron" 6 nativos muertos. ¡no te parece sospechoso, amigo Chicho!

¿Tenían los awajun wampis el apoyo mágico del padre Bosque? ¿Habían reclutado al capitán meteoro?¨Si así fuera yo creo que merecerían un monumento por haber infringido una derrota formidable a la peor policía del planeta. No seamos ingenuos, a riesgo de parecer cojudos. Si 2 mil nativos mataron con lanzas a doce policías, enfrentándose a 600 tombos armados hasta los dientes ( gases, fusiles, helicopteros, portatropas), por una elemetal regla de tres compuesta podermos inferir que los muertos indígenas se acercan al centenar, dada la potencia de fuego de los policías y la estirpe guerrera de los nativos. Tu eres ingeniero y sabes de números. No niegues la evidencia. Los restos de los estudiantes de la Cantuta aparecieron solo un año después de la matanza, gracias a que el general Robles delató al alto mando y al presidente, y descorrió todo el cortinaje de encubrimiento que Fujimori y Montesinos habían levantado, en base a mentiras y absurdos jurídicos. Los muertos no existían previamente, llegó a decir Martha Chavez. O sea que no me pidas a mí, que te indique dónde están las fosas, dónde las bolsas hundidas en el Utcubamba. Los que deben hacer eso son las autoridades judiciales, defensoría, organismos de derechos humanos, peritos médicos forenses que hoy no pueden entrar al teatro de la muerte porque no hay garantías constitucionales y se les impide el paso. Recojo acá una denuncia que he recibido de varios bagüinos. El doctor Guevara, defensor adjunto de Amazonas, o es un inepto o está siendo amenazado. Sus declaraciones y nula capacidad para hacer una lista de desparecidos y proceder a una investigación, son de antología. Qué espera Beatriz Merino para echarlo.

Entiendo tu vocación de paz, de no seguir crispando el panorama nacional. Pero el justo medio aristotélico no rige en este caso. La razón histórica y moral les asiste a todos los pueblos originarios de la amazonía. Ellos no iniciaron el problema. Fue Alan y toda la derecha económica que codicia el último pulmón del planeta, los que han herido el sistema político y polarizado el horizonte. Beto Ortiz no es el otro extremo del facho de Aldo Mariategui. El video de Enemigos Intimos ha sido uno de los pocos informes veraces sobre la matanza de Bagua y un verdadero esfuerzo de periodismo independiente. Si no te gustó ese reportaje es que quizá no quieres aceptar tanta muerte. En tu caso lo justifico. Eres un hombre de buena voluntad. Pero el infierno lamentablemente está presente en esta tierra, con demonios como Alan y con curvas del diablo.
En cuanto a la carta de ese derechista boliviano, solo decirte que su amigo Goñi Sanchez de Lozana mató a 60 manifestantes indígenas e indefensos, para mantenerse en el poder y defender su política anti indígena. Hoy esa cúpula de MNR es juzgada por crímenes de lesa humanidad.

Ultimo minuto: La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos anunció anoche que el numero de nativos desaparecidos comprobados hasta este momento suman alrededor de 60. Mientras tanto Andahuaylas está en huelga indefinida y el aeropuerto tomado, demandadando la vacancia presidencia. Por su parte la ruta a Satipo y San Ramón ha sido cerrada por los ashaninkas de la selva central. Fuentes de Yurimaguas y Tarapoto indican que la policía estaría preparando para mañana un operativo de desbloqueo, a sangre y fuego. El lunes la ciudad de La Oroya paralizará contra la empresa Doe Run y el gobierno, sumando en su plataforma algunas demandas nativas.



Tags: aidesep, alan garcía, desparecidos, indígenas, muertes, bagua, perú

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com