contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Mi?rcoles, 20 de mayo de 2009

Declaraci?n de Anchorage

Del 20 al 24 de abril del 2009, representantes indígenas del Ártico, Norte América, Asia, Pacifico, Latino América, Africa, Caribe y Rusia reunidos en Alaska para la Cumbre Mundial de Pueblos Indígenas y Cambio Climático. Agradecemos a los pueblos Antha y Dena’iana en cuyas tierras nos reunimos.

Expresamos nuestra solidaridad con los Pueblos Indígenas que viven en áreas vulnerables a los impactos y causas del cambio climático. Afirmamos la inquebrantable y sagrada conexión entre la tierra, el aire, los océanos, los bosques, el hielo marino, las plantas, los animales y con nuestras comunidades humanas como bases materiales y espirituales para nuestra existencia.

Estamos profundamente alarmados por la acelerada devastación climática que ha traído el desarrollo no-sustentable. Estamos experimentando profundos, adversos y desproporcionados impactos en nuestras culturas, salud humana y ambiental, derechos humanos, bienestar, formas de vida tradicional, sistemas de alimento y soberanía alimentaria, infraestructura local, viabilidad económica y nuestra propia supervivencia como Pueblos Indígenas.

La Madre Tierra ya no se encuentra en un proceso de cambio climático, sino en una crisis ambiental. Por eso insistimos en la finalización inmediata de la destrucción y profanación de los elementos vitales.

A través de nuestros conocimientos, espiritualidad, ciencia, prácticas y experiencias con nuestras tierras y territorios tradicionales, agua, aire, bosques, océanos, hielo marino y otros recursos naturales y toda la vida. Los Pueblos Indígenas tenemos un rol vital en la defensa y mantenimiento de la salud de la Madre Tierra. El futuro de los Pueblos Indígenas reside en la sabiduría de nuestros ancianos, la restitución del lugar sagrado de la mujer, los jóvenes de hoy y de las futuras generaciones.

Defendemos que los derechos inherentes de los pueblos indígenas, afirmados por la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas (UN-DRIP), deben respetarse plenamente en todos los procesos de decisión y actividades relacionadas con cambio climático. Esto incluye el derecho a nuestras tierras, territorios, ambiente y recursos naturales como se menciona en los Arts. 25 al 30 de la (UN-DRIP). Cuando sean afectados por programas o proyectos, el derecho a la libre determinación de los Pueblos Indígenas, debe ser respetado, enfatizando nuestro derecho al consentimiento libre, previo e informado, incluyendo el derecho a decir “no”. Los acuerdos y principios del UNFCCC, deben reflejar el espíritu de la declaración de los Pueblos Indígenas.

Acciones a tomar:

1. Con el fin de lograr el objetivo fundamental de la Convención Marco de las Naciones Unidas para cambio climático (CMNUCC). Instamos a la reunión No. 15 de la conferencia de las partes de la (CMNUCC) a apoyar una meta vincúlate para la reducción de las emisiones de los países desarrollados, a un nivel de cuando menos 45% por debajo de los niveles del año 1990, meta que deberá cumplirse para el año 2020, y a un nivel de cuando menos 95% por debajo de los de dicho año de referencia para el año 2050. Reconociendo las causas profundas del cambio climático, llamamos a los estados a trabajar para disminuir la dependencia en los combustibles fósiles. Por otra parte pedimos una transición justa a economías, fuentes y sistemas, descentralizados de energía renovable, y que estos sean controlados por nuestras comunidades locales, para lograr soberanía y seguridad energética.

Además los participantes en la cumbre, acordaron y presentaron dos opciones de acción que fueron apoyadas por uno o más de los participantes en los grupos de trabajo regionales, estas son las siguientes:

a. Hacemos un llamado para salir del desarrollo basado en combustibles fósiles y pedimos una moratoria para nuevos modelos de desarrollo en o cerca de tierras y territorios indígenas.
b. Llamamos a trabajar en un proceso progresivo de eventual salida de combustibles fósiles, sin infringir el derecho al desarrollo de las nacionalidades indígenas.
2. Hacemos un llamado a las partes de la (CMNUCC) para que reconozcan la importancia de nuestros conocimientos y prácticas tradicionales compartidas por los pueblos indígenas en el desarrollo de estrategias para enfrentar el cambio climático. Para enfrentar el cambio climático, también hacemos un llamado a la (CMNUCC) para que reconozca la histórica deuda ecológica de los países del anexo 1que han contribuido a la emisión de gases de efecto invernadero y pedimos a estos países pagar esta deuda histórica.
3. Instamos al Panel Intergubernamental de expertos en cambio climático (IPCC), Millenium Ecosystem Assessment y otras instituciones relevantes para apoyar a los pueblos indígenas a llevar a cabo investigaciones sobre cambio climático.
4. Instamos a los órganos de decisión de la (CMNUCC) a establecer una estructura y mecanismo formales con y para una participación efectiva de los pueblos indígenas. Específicamente recomendamos a la (CMNUCC) lo siguiente:
a. Organizar reuniones técnicas informativas periódicas por pueblos indígenas sobre conocimientos tradicionales y cambio climático.
b. Reconocer e involucrar al Foro internacional de Pueblos Indígenas sobre Cambio Climático y sus puntos focales regionales, con un rol de asesor.
c. Establecer inmediatamente un punto focal indígena dentro de la secretaria de la (CMNUCC).
d. Nombrar representantes de los pueblos indígenas en la CMNUCC, en mecanismos de financiamiento y consulta con pueblos indígenas.
e. Tomar las medidas necesarias para asegurar la plena y efectiva participación de las comunidades indígenas locales en la formulación, implementación y monitoreo de actividades de mitigación y adaptación de los impactos del cambio climático.

5. Todas las iniciativas bajo Reducción de emisiones por degradación y deforestación (REDD) deben asegurar el reconocimiento e implementación de los derechos de los pueblos indígenas, incluyendo seguridad en la tenencia de tierra, reconocimiento de los títulos de la tierra, acorde a los usos, costumbres y leyes tradicionales y a los múltiples beneficios de los bosques al clima, los ecosistemas y las personas antes de tomar cualquier acción.

6. Desafiamos a los estados a abandonar las falsas soluciones al cambio climático que impactan negativamente en los derechos, tierras, aire, océanos, bosques, territorios y agua de los pueblos indígenas. Esto incluye energía nuclear, represas a gran escala, técnicas de geo-ingeniería, “carbón limpio”, agrocombustibles, plantaciones, y mecanismos basados en mercado, tales como el comercio de carbono, los mecanismos de desarrollo limpio (MDL) y compensaciones sobre los bosques. El derecho de los pueblos indígenas de proteger nuestros bosques y medios de vida deben ser asegurados.

7. Instamos a hacer un adecuado y directo financiamiento en los países desarrollados y en desarrollo para crear un fondo con el que los pueblos indígenas puedan tener una participación plena y efectiva en todos los procesos de cambio climático, incluida la adaptación, mitigación, monitoreo y transferencia de tecnología apropiada, para potenciar el empoderamiento, la construcción de capacidades y la educación. Instamos firmemente a los organismos de las Naciones Unidas a que faciliten un fondo para la participación, educación y construcción de capacidades de los jóvenes y mujeres indígenas para asegurar su involucramiento en todos los procesos relacionados con cambio climático a nivel nacional e internacional.

8. Instamos a las instituciones financieras a proporcionar un seguro de riesgo para los Pueblos Indígenas, para que ellos puedan recuperarse de eventos climáticos extremos.

9. Instamos a todas las agencias de las Naciones Unidas a hacer frente a los impactos del cambio climático en sus estrategias y planes de acción y particularmente los impactos en los Pueblos Indígenas, incluyendo la Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (UNESCO), El Foro Permanente para cuestiones indígenas de las Naciones Unidas (UNPFII), otros. Instamos a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y otras organizaciones relevantes de las Naciones Unidas ha establecer un grupo de trabajo de pueblos indígenas, para enfrentar los impactos del cambio climático en la alimentación, seguridad y soberanía alimentaria de los Pueblos Indígenas.

10. Instamos al Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas (UNEP) a conducir una investigación rápida y sin trabas, a corto plazo, sobre las causas profundas del cambio climático, especialmente el carbón negro, con miras a iniciar negociaciones dentro de un acuerdo internacional para reducir emisiones de carbón negro.

11. Instamos a los Estados a reconocer e implementar los derechos humanos fundamentales y el estatus de Pueblos Indígenas, los derechos colectivos a la ocupación tradicional, uso, acceso, ocupación y titulación de tierras tradicionales, aire, bosques, agua, océanos, hielo marino y sitios sagrados, así como los derechos afirmados en los tratados, deben ser respetados y reconocidos en la planificación de uso del suelo y estrategias de mitigación del cambio climático. En particular debe asegurarse que los Pueblos Indígenas tengan el derecho de movilidad y no sean removidos forzosamente o trasladados lejos de sus tierras y territorios tradicionales, y que los derechos de los pueblos en aislamiento voluntario sean respetados. En el caso de los migrantes por cambio climático, programas y medidas apropiadas deben abordar sus derechos y vulnerabilidades.

12. Instamos a los Estados a regresar y restaurar tierras y territorios, aguas, bosques, océanos, hielo marino y sitios sagrados que han sido usurpados a los pueblos indígenas y han limitado nuestro acceso a formas tradicionales de vida, lo que ha provocado un mal uso y una exposición de nuestras tierras a las condiciones climáticas que contribuyen al cambio climático.

13. Con el fin de proveer los recursos necesarios para nuestro sobrevivencia colectiva en respuesta a la crisis del clima, declaramos nuestros comunidades, agua, aire, océanos, hielo marino, tierras y territorios tradicionales a ser “Areas de Soberanía Alimentaria” definidas y dirigidas por Pueblos Indígenas, siguiendo nuestras leyes tradicionales, y libres de sistemas industriales de producción de alimentos basados en químicos y de industrias extractivas (e.g. contaminantes, agro-combustibles, organismos genéticamente modificados, y deforestación).

14. Alentamos a nuestras comunidades a intercambiar información asegurando la protección y respeto de los derechos de propiedad intelectual a los niveles local, nacional e internacional pertenecientes a nuestras prácticas, innovaciones y Conocimientos Tradicionales. Estos incluyen el uso de tierra, agua, y hielo marino, agricultura tradicional, manejo de bosques, semillas ancestrales, pastoralismo, animales y plantas para alimento, medicinas, que son esenciales en el desarrollo de estrategias de adaptación y mitigación para el cambio climático, restaurando nuestra soberanía e independencia alimentaria, y fortaleciendo nuestros familias y naciones indígenas.

15. Ofrecemos compartir con la humanidad nuestras prácticas, innovaciones y Conocimientos Tradicionales, relevantes al cambio climático siempre que nuestros derechos fundamentales como guardianes intergeneracionales de este conocimiento sean plenamente reconocidos y respetados. Reiteramos la urgencia para acción colectiva.

(Traducción no oficial) Ver documento oficial original en ingles: http://www.indigenoussummit.com/servlet/content/declaration.html

Fuente: Coica - Amazonía


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com