contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Viernes, 24 de abril de 2009

Per?: Cabecilla ?Dalton? admite alianza del terrorismo con el narcotr?fico

Desde la cárcel, Jaime Zúñiga dice que pacto “es necesario para la lucha armada” . Zúñiga es cuñado de Víctor Quispe Palomino (a) ‘José’, responsable de la última emboscada que causó la muerte de 14 policías en el Vrae.

Doris Aguirre.
Unidad de Investigación.

Jaime Zúñiga Córdova (a) “camarada Dalton”, ex mando del grupo de Sendero Luminoso que se ha instalado en el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), y cuñado del jefe de la organización, Víctor Quispe Palomino, más conocido como el “camarada José”, reconoció que la agrupación mantiene una “alianza estratégica” con el narcotráfico. El VRAE es la segunda zona productora de cocaína en el país.

Entrevistado por La República en el penal Miguel Castro Castro de Canto Grande, el “camarada Dalton” afirmó que el acuerdo con traficantes de drogas que operan en el VRAE “es necesario para la lucha armada”, admitiendo así que la relación con esas “firmas” (organizaciones) les permite financiar sus actividades subversivas.

“Pero que tenga esa alianza no significa que el narcotráfico es parte de la política del partido (Sendero Luminoso). Cuando triunfe la revolución, esa alianza se romperá”, indicó el reo.

El 6 de noviembre de 2003, Jaime Zúñiga Córdova, fue capturado durante un enfrentamiento con militares en la localidad de Santo Domingo de Ocobamba, provincia de Concepción,  Junín. Él se encontraba impartiendo charlas proselitistas a la población y, como resultado del combate, tres terroristas fueron abatidos y dos detenidos, entre ellos “Dalton”, quien sobrevivió a cinco balazos en el abdomen.

SE JUSTIFICA

“Dalton” es conocido por haber participado en las “negociaciones de paz” con el coronel EP Eduardo Coronado Fournier Coronado, oficial entonces adscrito al Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) y a órdenes de Vladimiro Montesinos. El plan se inició tras la captura de Óscar Ramírez Durand (a) “camarada Feliciano”, el 14 de julio de 1999. El SIN pretendía que lo que  quedaba de la columna de “Feliciano” se entregara, entre quienes se encontraba Víctor Quispe Palomino, “camarada José”, y  “Alipio”.

El 2 de octubre de ese año, al aterrizar el helicóptero Mi-17 en la localidad de Sanabeni, donde supuestamente continuarían las negociaciones, los senderistas emboscaron a los militares. Fallecieron cinco, mientras que Fournier consiguió escapar con vida.
En noviembre de 2007, el “camarada Dalton” fue condenado a 25 años de prisión por ser dirigente terrorista, intervenir en la emboscada al coronel Fournier y pertenecer a una organización terrorista.

“Dalton” admitió que Sendero Luminoso no solo defiende los cultivos de hoja de coca, sino que también alienta el sembrío. En el VRAE, casi la totalidad de la hoja de coca se destina a producir cocaína.

“Uno no le puede quitar al pueblo lo que cosecha”, dijo a La República. “En esa zona del VRAE, la mayoría de campesinos se dedica al cultivo de la hoja de coca porque así es su naturaleza”.

Al indicársele que la población sabía que las cosechas se vendían luego a las “firmas” del narcotráfico, dijo que es verdad, “pero el campesino no es quien elabora la droga, sino los traficantes”.

“Se denuncia que ingresan miles de galones de kerosene en  el VRAE, pero yo pregunto, ¿quiénes lo permiten? Yo soy de la zona y puedo decir que el kerosene ingresa al VRAE porque la policía y los militares cobran ‘cupos’. Y no solo por el kerosene, sino también por los insumos químicos. El problema no es el ‘camarada José’, es la corrupción que hay en el VRAE”, indicó.

La guerra continúa

Haydée Zúñiga Córdova, hermana del “camarada Dalton”, es pareja del “camarada José”, cabecilla narcoterrorista en el VRAE. La cercanía le ha permitido conocer a fondo la identidad de Víctor Quispe Palomino, quien hoy se atribuye la conducción de la lucha armada que inició Abimael Guzmán en 1980. “Dalton” señaló que Quispe es un senderista sumamente ideologizado y que será difícil que lo atrapen.

“Él no va a rendirse nunca –asegura– . A él hay que enfrentarlo, no hay otra salida. Solo en combate se definirá su situación. Además, domina la zona del VRAE”.

Según ‘Dalton`, Quispe es un hombre intelectual (estudió Sociología en la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga) e inteligente.

“Le  gusta  la lectura. Conoce los problemas del campesinado. Está aplicando una política diferente en comparación a Abimael Guzmán y ‘Feliciano’ (Óscar Ramírez Durand). ‘Feliciano ‘ fue extremista y genocida. ‘José’ aplica la ‘revolución democrática’,  respetando la vida y los intereses del pueblo”, detalla.

Este cambio ha permitido a “José” atraer más adeptos entre los campesinos, especialmente los cocaleros, a quienes garantiza la producción ilegal de hoja coca atacando a la Policía y a las Fuerzas Armadas, en particular cuando intervienen a los pobladores que transportan la droga.

“A ‘José’ (Víctor Quispe) lo conocí en 1998. en el VRAE. Daba charlas y hablaba de la política del partido. Decía que debíamos apoyar la lucha armada, pero también la gente se quejaba de los abusos que cometía ‘Feliciano’”, relató ‘Dalton’.

“Con la caída de Abimael Guzmán, en 1992 –siguió diciendo–, la situación empeoró en todos sus aspectos. Prácticamente estuvimos bajo presión por la política extremista que aplicó ‘Feliciano’. Se cometieron muchos crímenes contra el pueblo. Si la gente no estaba con el partido, eran declarados enemigos; por lo tanto, los mataban. Incluso ordenó eliminar toda una comunidad.

Mientras  tanto, Guzmán optó por el acuerdo de paz, traicionando al partido. ‘Feliciano’ siguió con la línea de la lucha armada, pero con la misma política radical e incorrecta de Abimael”.

Diferencias con Feliciano

Tras la captura de Óscar Ramírez Durand (a) “Feliciano”, en 1999, “José” lo reemplazó.  Hace casi una década que Víctor Quispe Palomino mantiene bajo férreo control a la agrupación narcoterrorista en el VRAE. Pocos lo han conocido y han hablado de él a la prensa, como el “camarada Dalton”.

Sobre el cabecilla del Comité Regional del Huallaga (CRH), “Artemio”, “Dalton” dijo que no compartía la línea de “José” porque está a favor de una “solución política” (acuerdo de paz) con el gobierno.

De acuerdo con la versión de Jaime Zúñiga Córdova, Víctor Quispe Palomino sustenta su organización debido al fuerte apoyo de la población. Mientras Abimael Guzmán y Óscar Ramírez eliminaban a quienes se negaban a participar, “José” decidió  eliminar  solo a los miembros de las fuerzas de seguridad que ingresarán en el VRAE para quebrar el negocio de la droga.

“Yo que conozco a ‘José’ puedo decir que no se va a detener hasta capturar el poder”, dijo Jaime Zúñiga (a) “camarada Dalton” desde la prisión: “Pero, claro, no lo va a hacer mañana o pasado. Es una lucha de largo plazo. Por eso va a resistir hasta el final”.

Negociaciones de “José” con Fujimori

Después de detener a “Feliciano”, el gobierno de Fujimori y Montesinos intentó que los seguidores del terrorista se entregaran. Para ese fin, el coronel Eduardo Fournier Coronado –quien después sería ascendido a general–  contactó a “José” por intermedio de su hermano Jorge Quispe Palomino (a) “Raúl”, que había sido capturado poco antes que “Feliciano”.

“José” envió una comitiva de diez militantes a Sanabeni para hacer contacto con Fournier, quien, en nombre del gobierno ofreció reinsertarlos en la sociedad siempre y cuando entregaran las armas públicamente.

“José” grabó su respuesta a la propuesta en un casete que, de acuerdo con “Dalton”, se lo entregó en sus manos a Fournier. El cabecilla pedía la presencia de la Cruz Roja, la Defensoría del Pueblo y Amnistía Internacional. Fournier contestó con otro audio, indicando que no era necesaria la presencia de dichos organismos. “José” entonces rompió las tratativas. Sin embargo, Fournier insistió.

”José se dio cuenta de que el gobierno quería utilizar la rendición para la reelección de Alberto Fujimori, por eso se negó a seguir las negociaciones”, indicó “Dalton”. “Si hubiéramos aceptado, hoy estaría bajo tierra. El verdadero plan era aniquilarnos”, comenta ahora el ex terrorista.

Javier Zúñiga señaló que “José” ordenó preparar la emboscada del 2 de octubre de 1999 aprovechando que el coronel Eduardo Fournier, a pesar de que las negociaciones habían terminado, insistió en buscar contacto con el jefe terrorista. (Edición impresa La República)

Fuente: LaRepublica.pe


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com