contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Jueves, 16 de abril de 2009

Morales sugiere destinar 50% de salarios para despenalizar la coca

El Presidente demandó mayor control social de los cocaleros para reducir las plantaciones ilegales.

El presidente Evo Morales pidió a los cocaleros de las seis federaciones del trópico de Cochabamba que se abstengan de sembrar coca en los parques naciones Isiboro Sécure, Carrasco y ejecuten un mayor control social con la finalidad de reducir las plantaciones ilegales.

El Jefe de Estado, quien participó del acto de clausura del tercer encuentro entre productores de coca del trópico de Cochabamba y de los Yungas en el municipio de Villa Tunari, sugirió que como autoridades gubernamentales y legislativas, el Presidente, Vicepresidente, diputados y senadores deben contribuir con el 50 por ciento de sus salarios para fortalecer la campaña internacional de despenalización de la hoja de coca ante la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Dijo que en Bolivia nunca habrá coca cero, pero tampoco un libre cultivo como argumenta la oposición política en el país, por lo que demandó el apoyo de las familias cocaleras para acabar con el flagelo del narcotráfico.

Morales señaló que se fortalecerá la campaña internacional con el fin de eliminar a la coca de la lista número uno de estupefacientes de la Organización de Naciones Unidas (ONU), al considerar que es el momento oportuno para legalizar el acullico (masticación de la hoja milenaria) en la región sudamericana y promover con mayor eficiencia la industrialización de este producto.

"Tiene que haber reducción de cultivos de coca, tenemos que controlarlos. Yo siento que el mayor aporte para demostrar a la comunidad internacional es racionalizar los cultivos de coca que no están permitidos", dijo Morales, al señalar que el cato de coca, vigente desde septiembre de 2004, permitió garantizar la paz social en el Chapare y poner en marcha el control social con el fin de reducir las nuevas plantaciones.

El artículo 384 de la nueva Constitución Política del Estado establece que: "El Estado protege a la coca originaria y ancestral como patrimonio cultural, recurso natural renovable de la biodiversidad de Bolivia, y como factor de cohesión social; en su estado natural no es estupefaciente. La revalorización, producción, comercialización e industrialización se regirá mediante la ley".

Villa Tunari/ANF

Fuente: Opinion.com - Portada


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com