contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Lunes, 02 de marzo de 2009

La coca?na ya es la droga que causa m?s problemas de salud

La mayor?a de las visitas a urgencias por consumo de t?xicos se deben a la coca

Los m?dicos alertan de la poca noci?n de dependencia y riesgo que siente el adicto

La abundancia de coca?na disponible en Barcelona --y en el resto de Espa?a--, y la facilidad con que individuos de cualquier edad pueden comprar el alcaloide sin entrar en c?rculos sociales extra?os, han conseguido que, en apenas cinco a?os, esta droga se haya situado en la primera l?nea de los estupefacientes que destruyen la salud de la poblaci?n. Y lo ha hecho sin mancharse, a?n, con la p?tina de empobrecimiento econ?mico y ruina f?sica --p?rdida de dientes, antebrazos amoratados, habla embotada y aspecto de drogado marginal-- que atrap? al adicto a la hero?na.

La coca?na es, en la actualidad, la droga que provoca m?s visitas a los servicios de urgencia de los hospitales catalanes --un 28% del total-- y la que altera m?s variantes fisiol?gicas --sistema nervioso, ritmo cardiaco y riego sangu?neo cerebral--, adem?s de enloquecer con brotes de psicosis. Todas esas desgracias, sin embargo, no han alterado la marca de droga del poder con que irrumpi? en los salones de dominio hace 15 a?os.

"A?n se la asocia con el poder, aunque es una droga m?s devastadora que la hero?na --afirma Joan Colom, subdirector de Drogodepend?ncies de la Generalitat--. Quien la consume relata que se siente poderoso, que liga m?s, es m?s locuaz y atractivo, que tiene ?xito". "Eso --a?ade-- es solo su autopercepci?n, no lo que ven de ?l los dem?s".

Con excepci?n del cannabis, la coca es tambi?n la droga que con m?s eficacia provoca adicci?n intensa sin que quien la sufre sea consciente de su dependencia. Su difusi?n es tal, que incluso est? entrando en la categor?a de los m?todos de desinhibici?n que son aceptados por la sociedad. "Tras el alcohol, el tabaco y el porro, la coca?na es la droga que induce menos percepci?n social de riesgo para la salud", explica la psiquiatra Marta Torrens, responsable de adicciones en el Hospital del Mar.

PATR?N DISTINTO

La adicci?n a la coca?na sigue patrones distintos a otras drogas, y eso causa confusi?n a quienes quieren convencerse de que a?n controlan su consumo, dicen los expertos. A diferencia de quien depende de la hero?na, el alcohol, el tabaco o el cannabis, el adicto a la coca no necesita una dosis diaria. Ni siquiera semanal. "Se puede tomar una vez al mes coca?na, sin dejar de ser adicto", explican. El poder de dependencia aumenta con su pureza.

"Preg?ntate qu? cosas dejas de hacer por consumir coca?na, con independencia de la frecuencia, y comprobar?s si eres adicto", propone la psiquiatra. Otro dato que revela dependencia es el empe?o del adicto en quitar importancia a los malestares que le causa la coca. Toleran las arritmias cardiacas, asimilan la ansiedad o el ?nimo depresivo e intentan compensar con alcohol una incipiente crisis de p?nico inducida por la droga.

Desprecian el riesgo, conocido, de que en cualquier momento pueden sufrir un infarto de miocardio, o una embolia cerebral. En eso, no se diferencian de otros adictos.

?NGELS GALLARDO
BARCELONA

Fuente: El Peri?dico de Catalunya | Sociedad


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com