contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 24 de febrero de 2009

Chile: ?Vale todo?

Comunidades rurales rechazan proyecto de minera brasile?a que afectar? ganader?a, agricultura y medio ambiente.


Integrantes del Comit? de Defensa del Valle del Chuchi?? temen que actividad minera afecte a comunidades agr?colas de la zona. (Foto: Gabriel Canihuante)

La compra de cientos de hect?reas de terrenos rurales, el avance de obras, malas relaciones con la comunidad y temores sobre su futuro, denunciaron organizaciones que se oponen a un proyecto de la megaminera brasile?a Vale do Rio Doce en el centro-norte de Chile.

Con una inversi?n de US$102 millones para producir 18,500 TM anuales de c?todos de cobre, la gigante brasile?a, conocida aqu? como Compa??a Minera Latinoamericana (CMLA), se instal? desde 2005 (para sondeos) en la provincia del Choapa, a 270 km al norte de Santiago, en lo que puede ser el inicio de un vasto trabajo en el norte y centro del pa?s.

El proyecto denominado "Tres Valles" -planificado para operar durante 11 a?os (2009-2020)- implica la explotaci?n de una mina de superficie (a tajo abierto) y otra subterr?nea, en las quebradas de C?rcamo y Manquehua, y plantas de chancado y de tratamiento por lixiviaci?n en pilas en la quebrada de Quilmenco.

Noticias Aliadas visit? los valles de Chuchi?? y Chalinga y las quebradas de Quilmenco y C?rcamo para conversar con representantes de organizaciones de Salamanca e Illapel que se oponen a la inversi?n de esta minera presente en los cinco continentes.

El agricultor Jos? Luis Rojo, residente de Chuchi??, se?al? que se sienten "desprotegidos totalmente de las autoridades nacionales. Ac? llegan empresas internacionales con un patrimonio extraordinario, con gente muy bien preparada legal y t?cnicamente, y enfrentan a un grupo de personas que no tienen mayores conocimientos de lo que vienen a hacer".

"Intervendr?n sectores muy delicados, de mucha pendiente, donde existe un grupo de peque?as propiedades y comunidades que viven de la agricultura que ser?n afectados por la contaminaci?n y la erosi?n de cerca de 400 Ha", a?adi? Rojo, miembro del Comit? de Defensa del Valle del Chuchi??, sector donde viven cerca de 900 personas.

Gonzalo Vargas, vicepresidente de la citada entidad, estima que la ganader?a caprina ser? afectada casi de inmediato porque esos animales pastaban en el sector de Quilmenco (aleda?o a Chuchi??) que ahora es propiedad de la minera.

"Para nosotros, agricultores que estamos a 2 o 3 km de esa planta, habr? efectos a mediano plazo (5 a 10 a?os) por la contaminaci?n por aire o por el agua", denunci?.

O?dos sordos


La ge?grafa y presidenta del Comit? de Defensa del Valle del Chuchi??, Milca Ulloa, se?ala que la voz de las comunidades no ha sido escuchada en el proceso de evaluaci?n de impacto ambiental que lleva adelante la Comisi?n Nacional del Medio Ambiente (CONAMA).

"Ellos pretend?an que fu?ramos a la COREMA [Comisi?n Regional del Medio Ambiente] simplemente para validar su participaci?n ciudadana, pero nunca pensaron tomar en cuenta las 19 observaciones t?cnicas que presentamos", dice.

A mediados de enero, la COREMA -integrada por diversas autoridades de la regi?n de Coquimbo- aprob? (por 14 contra 3 votos) una Solicitud de Autorizaci?n Provisoria (SAP) para que Vale contin?e realizando lo que llaman "obras tempranas". Este es uno de los recursos legales que permiten a una empresa llevar adelante ciertas obras aunque no haya sido aprobado a?n su proyecto mediante un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) exigido por ley para grandes proyectos.

En el caso de "Tres Valles", Vale present? a la CONAMA un segundo EIA en octubre del 2008 luego que retirara el primero. Representantes del Comit? de Defensa del Cuchi?? denunciaron que se trasladar? una parte de las faenas (la planta de lixiviaci?n) de un sector a otro, pero sin mayores cambios.

"Nuestro gran temor -a?ade Ulloa- es que los residuos o el ?cido sulf?rico que se emplea en el proceso de lixiviaci?n pueden filtrar hacia las napas subterr?neas o al sistema hidrol?gico al que pertenece el r?o Choapa, principal recurso h?drico nuestro".

Anunci? que diversas organizaciones como el Comit? de Defensa del Chuchi??, la Agrupaci?n de Defensa del Valle de Chalinga, la Organizaci?n Medioambiental de Salamanca y la Acci?n Medioambiental Ciudadana de Illapel, se encuentran preparando acciones legales, como un recurso de protecci?n que se presentar? a tribunales, para suspender las obras.

"Evaluamos otras acciones mayores porque estamos en todos los frentes. Seguimos trabajando con las observaciones t?cnicas al segundo EIA", se?ala.
Cristina Far?as, dirigente de la Agrupaci?n del Valle de Chalinga, otro de los sectores afectados, afirma que tienen "la convicci?n de que Vale puede desistir de su proyecto, pero sabemos que es dif?cil pararlo. Cre?amos que las autoridades pol?ticas nos pod?an proteger pero estamos peleando con una gran empresa que trae un megaproyecto y tambi?n con las autoridades, quienes s?lo ven lo econ?mico".

?Desarrollo sustentable?

El principal argumento de autoridades y algunas comunidades locales para la aprobaci?n de este proyecto es que dar? empleo y traer? ingresos que hoy no existen a estas zonas rurales. Los directivos de Vale en Chile han declarado sus intenciones de llevar adelante un proyecto en el marco del desarrollo sustentable, tal como lo afirman en sus documentos oficiales en Internet.

"Tres Valles, m?s que un proyecto econ?mico, es un proyecto estrat?gico para Vale. Es el proyecto con que la compa??a quiere entrar a Chile como operaci?n", declar? Carlos Roa, gerente del proyecto Tres Valles de CMLA a la revista Coquimbo, regi?n minera (diciembre de 2008), publicaci?n de car?cter corporativo financiada por diversas empresas mineras que operan en esta regi?n.

"Hasta ahora y desde el 2003 est?bamos en etapas de prospecci?n y exploraci?n, pero ?ste ser?a nuestro primer proyecto en operaci?n", a?adi? Roa.

El ingeniero agr?nomo Marcelo Gamboa, director regional de la CONAMA, sostiene que no es el objetivo de ellos defender a las comunidades frente a las grandes empresas. "A nosotros la ley de bases (19.300) y el reglamento nos piden administrar el SEIA [Sistema de Evaluaci?n de Impacto Ambiental] y evaluar a conciencia.

Lo que hacemos es involucrar a la ciudadan?a para que al menos est? informada, para que tenga criterios para analizar y opinar fundadamente".

Gamboa afirma que Vale ha actuado dentro de los marcos de la legislaci?n ambiental y que si la COREMA aprob? la solicitud de autorizaci?n provisoria, lo hizo porque el informe de la empresa era correcto t?cnicamente. "Las medidas que se plantean respecto de los impactos ambientales se consideran adecuadas, es decir, las medidas de mitigaci?n, reparaci?n y compensaci?n", declar? a Noticias Aliadas.

Que haya comunidades que se opongan al proyecto y que, no obstante, el Estado conceda a Vale una autorizaci?n provisoria para operar, se explica porque "la ley y el reglamento no establecen una vinculaci?n entre los pronunciamientos de la ciudadan?a y el pronunciamiento de la COREMA", argumenta Gamboa.

Frente a la desconfianza que las organizaciones tienen en la institucionalidad ambiental, Gamboa record? que actualmente el Parlamento discute una nueva ley que reemplace a la Ley 19.300 General de Bases del Medio Ambiente. -Noticias Aliadas.

Por Gabriel Canihuante

Fuente: Noticias Aliadas


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com