contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Lunes, 23 de febrero de 2009

Brasil: SOS Amazonia

Ind?genas intensifican movilizaci?n por sus derechos.


M?s de 1,000 ind?genas formaron dibujo humano, usando sus cuerpos, para llamar la atenci?n sobre la amenaza que pende sobre la Amazonia. (Foto: Lou Dematteis/Spectral Q./ tomada de Paci

Una de las im?genes m?s impactantes durante el Foro Social Mundial (FSM), realizado del 27 de enero al 1 de febrero en Bel?m, estado de Par?, en el coraz?n de la Amazonia brasile?a, fue propiciada por los representantes de pueblos ind?genas de toda Am?rica Latina presentes en el encuentro.

En la inauguraci?n del foro, los l?deres ind?genas formaron una "corriente humana" para escribir la frase "SOS Amazonia". Entre las expresiones figuraba el dibujo, tambi?n confeccionado por los cuerpos entrelazados de los ind?genas, de un nativo lanzando una flecha.

El "dibujo humano" fue promovido por la Coordinadora de Organizaciones Ind?genas de la Amazonia Brasile?a (COIAB), una de las instituciones que est?n intensificando la movilizaci?n por la garant?a de plenos derechos de los pueblos ind?genas, en especial los que se encuentran en la regi?n amaz?nica, donde varios proyectos econ?micos est?n generando m?ltiples inquietudes entre los pueblos aut?ctonos.

La realizaci?n del FSM en plena Amazonia fue ocasi?n propicia para la reiteraci?n de los derechos de los pueblos ind?genas de todo el continente, y particularmente de Brasil. Participaron 1,900 ind?genas, representando a 120 etnias, en la mayor participaci?n ind?gena registrada en la trayectoria del Foro Social Mundial.

Uno de los principales eventos -entre las m?s de 2,600 actividades realizadas durante el foro, en el que participaron 80,000 personas de 150 pa?ses- relacionados con la cuesti?n ind?gena fue la Asamblea Pan-Amaz?nica del FSM, que concluy? con una convocatoria a los "pueblos del mundo para solidarizarse y apoyar la lucha de los pueblos de la Pan-Amazonia". El encuentro procur? reflejar las principales demandas de los 44 millones de ind?genas que viven en Am?rica Latina, representando a 10% de la poblaci?n de la regi?n. Las tierras ind?genas representan aproximadamente 27% del ?rea correspondiente a los nueve pa?ses integrantes de la llamada Pan-Amazonia (Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa, Guyana, Per?, Surinam y Venezuela).

El comunicado final de la Asamblea Pan-Amaz?nica fue una referencia directa a los proyectos mineros y grandes centrales hidroel?ctricas que se est?n desarrollando en la Amazonia brasile?a y que est?n amenazando el modo de vida de varios pueblos ind?genas. Tambi?n resalt?, entre otros puntos, el apoyo "a la lucha por la demarcaci?n de las tierras y reconocimiento de los derechos colectivos de los pueblos ind?genas, quilombos y comunidades tradicionales de la Pan-Amazonia".

Asesinatos de ind?genas

La violencia contra los pueblos ind?genas en Brasil sigue preocupando mucho a quienes luchan por los derechos humanos y el desarrollo sustentable en ese pa?s. Entre el 2003 y el 2007 se registraron 271 asesinatos de ind?genas en todo Brasil, seg?n registros del Consejo Indigenista Misionero (CIMI), ligado a la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB).

Llam? la atenci?n en el informe del CIMI el aumento en el promedio de asesinatos de ind?genas, de 40 al a?o entre el 2003 y el 2005 a 57 en el 2006 y 92 en el 2007. El agravamiento de los conflictos agrarios, relacionados con tierras ind?genas ocupadas por invasores y otras formas de ocupaci?n ilegal, ha sido se?alado como una de las principales causas de la escalada de asesinatos de ind?genas en el pa?s.

De hecho, la demarcaci?n de las tierras ind?genas, garantizada por la Constituci?n pero todav?a no observada en muchos casos, es una de las grandes inquietudes de las comunidades ind?genas brasile?as. La preocupaci?n es especial en relaci?n con la situaci?n de la Amazonia, donde viven 163 pueblos ind?genas, que suman 270,000 personas, aproximadamente 80% de la poblaci?n ind?gena brasile?a.

Son esos pueblos del bosque los que demandan mayor rapidez en los esfuerzos gubernamentales por la homologaci?n de las tierras ind?genas, asegurada por la Constituci?n, sobre todo ante el avance de varios grandes proyectos -como la construcci?n de centrales hidroel?ctricas- que amenazan el modo de vida tradicional de las poblaciones nativas.

Demarcaci?n y conflictos


Entretanto, de las 504 tierras ind?genas situadas en la Amazonia, menos de la mitad ya ha concluido el procedimiento demarcatorio con el registro en el Departamento del Patrimonio de la Uni?n y Archivos de Registros de Inmuebles de los respectivos municipios. Mientras los procesos para la conclusi?n de dicho procedimiento siguen arrastr?ndose, prosiguen los conflictos como el de la reserva Raposa Serra do Sol, en el estado de Roraima.

En ese caso, una de las principales voces de apoyo a la causa ind?gena en Brasil, el obispo em?rito de Goi?s Velho, estado de Goi?s, Mons. Tom?s Baldu?no, reconoce el esfuerzo en particular del Ministerio de Justicia para garantizar los derechos de los pueblos ind?genas. "Debe alabarse el m?rito de la Polic?a Federal, en la retirada de los [productores] arroceros situados en la reserva ind?gena y que tienen fuerte apoyo de pol?ticos poderosos", se?ala el prelado.

La reserva Raposa Serra do Sol, con un ?rea continua de 1.7 millones de hect?reas, fue demarcada en 1998 y homologada en el 2005. En el 2008 la Polic?a Federal fue convocada para viabilizar la retirada de los arroceros que tienen haciendas situadas en el ?rea ind?gena. Sin embargo, el gobernador de Roraima, Jos? de Anchieta, dirigi? un pedido al Supremo Tribunal Federal (STF) para la suspensi?n de la operaci?n de la Polic?a Federal. Al mismo tiempo, el STF pas? a juzgar las m?s de 30 acciones que fueron presentadas cuestionando la demarcaci?n del ?rea continua. La votaci?n sobre las acciones comenz? en agosto del 2008, pero acab? suspendida en medio de la gran repercusi?n del caso en la opini?n p?blica brasile?a e internacional. En la reserva Raposa Serra do Sol viven, en casi 200 aldeas, cerca de 19,000 ind?genas, de las etnias macuxi, wapichana, taurepang, ingaric? y patamona.

Existen adem?s otros casos de conflictos relacionados con la demarcaci?n que preocupan a los pueblos ind?genas, como la Tierra Ind?gena ?anderu Marangat?, estado de Mato Grosso do Sul, tradicionalmente ocupada por el pueblo kaiow? guaran?.

La situaci?n es emblem?tica, considerando el elevado ?ndice de suicidios entre ese pueblo, atribuido precisamente a la destrucci?n de su modo de vida tradicional. Entre el 2006 y el 2007 se registraron 61 suicidios de ind?genas en Brasil, buena parte de ellos en Mato Grosso do Sul, estado donde tambi?n se han verificado casos de trabajo degradante de ind?genas en zonas de plantaci?n de ca?a de az?car.

Otra situaci?n preocupante es la de la Tierra Ind?gena Nonoai, estado de Rio Grande do Sul, en relaci?n con la cual existe un proceso -que cuestiona su demarcaci?n- que se desarrolla desde hace 22 a?os.

Ante este escenario general de inquietud, Mons. Baldu?no considera que solamente la acci?n renovada de los movimientos sociales puede acelerar la garant?a de los derechos de los pueblos ind?genas, as? como de la propia reforma agraria en Brasil.

Mons. Baldu?no lamenta que el gobierno del presidente Luiz In?cio Lula da Silva, l?der hist?rico venido del sector popular, electo por el Partido de los Trabajadores, haya contribuido a "paralizar los movimientos sociales y las organizaciones populares". El religioso protesta tambi?n contra "el alineamiento del gobierno, o de sectores fuertes del mismo, con el agronegocio, que es contrario a los intereses de los sin tierra y los ind?genas".

Sin embargo, una nueva perspectiva para los movimientos sociales, en la visi?n de Mons. Baldu?no, se abre "para la era post-Lula", refiri?ndose al t?rmino del mandato del presidente en el 2010. Para monse?or, "los movimientos sociales brasile?os, que antes eran referencia internacional por su articulaci?n y hoy est?n desunidos y debilitados, tienen hoy mucho que aprender de los pa?ses de Am?rica Latina, como Bolivia, Ecuador, Venezuela y Paraguay, donde las organizaciones populares est?n m?s fuertes y unidas y donde es fuerte el componente ind?gena". -Noticias Aliadas.

Por Jos? Pedro Martins

Fuente: Noticias Aliadas


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com