contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

S?bado, 21 de febrero de 2009

USA: Afilan viejas garras contra Am?rica Latina



"El juego pol?tico norteamericano ha consistido siempre en mantener Am?rica Latina en el sendero del Destino Manifiesto como un subordinado a los intereses de Washington y Wall Street". -John Perkins, 2004.

Apenas bastaron 20 d?as para que las promesas del presidente Barack Obama, de cambios en la pol?tica exterior norteamericana en t?rminos del di?logo, paz, compasi?n y pragmatismo, empezaran a perder su brillo, y su "nuevo tono" est? adquiriendo los matices de aquellos que le precedieron.

En la reciente 45 Conferencia de Seguridad en Munich, el vicepresidente Joe Biden dijo lo que en su tiempo declararon Ronald Reagan, George H. W. Bush, Bill Clinton, George W. Bush y pr?cticamente todos los presidentes anteriores: "No existe ning?n conflicto entre nuestra seguridad y nuestros ideales, simplemente uno refuerza al otro. El poder de nuestras armas nos hizo ganar la independencia, y a trav?s de la historia el poder de las armas protegi? nuestra libertad". Con esto, Biden justific? todas las invasiones norteamericanas a los pa?ses del Tercer Mundo y en especial en Am?rica Latina, aprob? todos los golpes de Estado concebidos en Washington y justific? las guerras en Vietnam, Yugoslavia, Irak, Afganist?n y las posibles intervenciones en Pakist?n, Ir?n y Siria. Aprovechando el "nuevo tono" del Gran Patr?n, el flamante director de los Servicios de Inteligencia Nacional Dennis Blair, al asumir su cargo, acus? inmediatamente a Hugo Ch?vez de mantener una "coincidencia ideol?gica" con las FARC, tener estrechos contactos con Ir?n y apoyar los movimientos isl?micos. Tambi?n implic? a Venezuela en el tr?fico de droga pero deliberadamente ignor? el narcotr?fico en Colombia, donde Estados Unidos tiene su base militar. Por supuesto arremeti? por costumbre contra Cuba y advirti? del fracaso econ?mico que espera a los gobiernos populistas de Ecuador, Bolivia y Argentina, como si aqu? se viviera una maravillosa bonanza.

El nuevo director de la CIA Leon Panetta, que ya reautoriz? el env?o clandestino de los detenidos a terceros pa?ses, seguir? sin duda el "nuevo tono" para prevenir los cambios que se est?n produciendo en Am?rica Latina. Desde su fundaci?n, en 1947, la CIA ha usado con siniestra eficacia su premisa fundamental de que todos los hombres en el poder son corruptibles y los que no, deben ser eliminados. De esta forma logr? penetrar pr?cticamente a todos los servicios de inteligencia locales que empezaron a servir a Estados Unidos sacrificando los intereses nacionales. M?xico, Per?, Guatemala, Honduras, Salvador etc., etc. son los ejemplos m?s repugnantes de esta corrupci?n. No hace mucho el presidente Alvaro Colom tuvo que desmantelar toda su oficina para sacar micr?fonos hasta del ba?o y de sus prendas personales.

Pero el esc?ndalo mayor se produjo recientemente en Ecuador, donde alguna vez funcion? una mini CIA para Am?rica Latina. Resulta que el servicio de inteligencia del ej?rcito suministraba informaci?n recolectada, primero a la CIA, y de vez en cuando, y con la autorizaci?n de EEUU, informaba a su propio gobierno, tal como lo denunci? el propio presidente Rafael Correa. Por este servicio recib?an anualmente 18 millones de d?lares. En el cuerpo de la polic?a nacional, se supo hace unos d?as, no solamente controlaban presupuesto sino hasta los nombramientos.

Eliminar esta penetraci?n no ser? tarea f?cil, pero no hacerlo ser? perpetuar el subdesarrollo y la sumisi?n al Gran Patr?n.

Por Vicky Pelaez (EL DIARIO NY, especial para ARGENPRESS.info)

Fuente: ARGENPRESS.info

 


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com