contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Lunes, 16 de febrero de 2009

Colombia: Podrirse en cautiverio

El presidente Uribe parte del principio de que si se negocia y se retribuye a los secuestradores, se legitima el crimen y se incentiva el aumento de los secuestros. Para corroborarlo, ?l muestra la disminuci?n de los secuestros de las Farc. Este argumento tan errado, superficial e inhumano ha sido ley inviolable del c?digo del presidente Uribe contra las Farc. La opini?n p?blica colombiana, que acept? e impuls? el terrorismo y criminalidad del paramilitarismo como recurso para exterminar a las Farc, ve en la tesis del Presidente una l?gica irrefutable y la aplaude estruendosamente.

Lo que esta tesis significa es que los secuestrados deben podrirse en cautiverio, porque liberarlos por negociaci?n es exponer al resto de los colombianos a que sean secuestrados. La tesis de Uribe no solo carece de fundamento, es b?rbara e inconsecuente con los secuestrados, sino adem?s completamente alejada del contenido pol?tico del secuestro y no indirecta, sino directamente criminal. Con su tesis, lo que ha hecho es explotar la ingenuidad y preferencia de m?todos violentos de los colombianos para un puro beneficio pol?tico personal.

El Presidente puede imponer con ?xito este sofisma en Colombia, pero la realidad del secuestro y la liberaci?n  es muy diferente.
Israel negocia y busca un rescate del soldado Gilad Shalit desde el instante en que Hamas lo apres?. Liberar a Shalit es la prioridad del primer ministro israel?, Ehud Olmert, en sus propias palabras. El presidente de derecha franc?s, Nicol?s Sarkozy, tom? la liberaci?n de ?ngrid Betancourt como la prioridad de su gobierno tan pronto asumi? la presidencia de Francia. Con 'Jaque' o sin 'Jaque', esa liberaci?n la iba a lograr. La negociaci?n estaba en el tope de su lista.

Lo importante en estos dos casos es: primero, la prioridad que tiene para los gobiernos que ning?n militar o civil permanezca en manos de los enemigos, porque eso admite la superioridad del enemigo y porque establece que el Estado falla en proteger a sus ciudadanos. Cada segundo que los secuestradores mantengan a una v?ctima en su poder es una derrota del Estado en su habilidad y en su objetivo de devolverla a la libertad.

Segundo, que la negociaci?n es pieza fundamental de cualquier liberaci?n; es la ?nica forma que el secuestrado tiene de saber que se est? luchando por su libertad. Al negar la negociaci?n, el gobierno entrega el secuestrado a la merced de los criminales, a la suerte de las armas y a un destino en el que quedan incluidas la tortura y la muerte.

Uribe le ha quitado al Gobierno el arma de la negociaci?n y les ha permitido a las Farc demostrar, con los secuestrados m?s antiguos, cu?ntos a?os le han mamado gallo al Gobierno. Uribe ha preferido resignarse.

Las Farc quieren que el calificativo de terroristas se lo quiten y adem?s saben que mantener a centenares de secuestrados no solo es demasiado, sino una responsabilidad de riesgos m?ltiples. Estas son las verdaderas causas de la disminuci?n de los secuestros de las Farc.

Seguir con el viejo cuento calcinado de que el di?logo con esta guerrilla no sirve porque el presidente Pastrana no supo manejarlo en el Cagu?n no tiene asidero. Imag?nense si eso pensaran el gobierno irland?s del norte o el surafricano. Todav?a habr?a Ira como hay Eta, y todav?a habr?a 'apartheid' como hay exterminio en Darfur.

El presidente Uribe es ejemplo de negociadores con terroristas.  La Ley de Justicia y Paz y el centro vacacional de Santa Fe de Ralito para desestresar a los jefes narcoparamilitares mientras negociaban peor que el Cagu?n demuestran que Uribe s? tiene coraz?n para los narcoparamilitares. ?No valen acaso los secuestrados el coraz?n m?s grande que haya proclamado un presidente?

De no lograr el intercambio humanitario, quedar?a demostrado que este gobierno no est? preparado para los otros pasos necesarios en la finalizaci?n del conflicto.

Jos? Mar?a Rodriguez

Fuente: Columnistas - ELTIEMPO.COM -> Podrirse en cautiverio


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com