contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Lunes, 26 de enero de 2009

Bolivia: La religi?n, un instrumento para las campa?as opositoras

En Bolivia, a menos de 3 d?as para el refer?ndum por la nueva Constituci?n Pol?tica del Estado, son pocos los que a?n piensan en analizar con detalle su texto; en todo caso la hora de los debates qued? atr?s, y lleg? en cambio el momento de la contienda de consignas. La cuesti?n es apelar a sentimientos, llegar a los imaginarios, estremecer corazones, conmover.

Como calco y copia de estrategias ya ensayadas con escaso ?xito en Venezuela y Ecuador, los grupos de poder locales se decidieron a jugar a fondo una de sus ?ltimas cartas: la de la religiosidad. En los pa?ses mencionados sus mandatarios se mueven con holgura en ese ?mbito, e incluso manejan, elaboran y proponen an?lisis de la realidad a partir de categor?as teol?gicas impecables, fundamentadas en principios del cristianismo liberacionista. No es el caso boliviano, en el cual esa dimensi?n fue descuidada, o probablemente hasta menospreciada por los responsables de trazar pautas desde el gobierno.

En las ciudades de Sucre y Santa Cruz, que son parte de la ahora menguante Media Luna opositora, se organizaron en estos d?as concentraciones p?blicas por el NO con fuerte ?nfasis en s?mbolos y discursos religiosos. A la primera acudieron cuatro prefectos (gobernadores) que contaron con la presencia y respaldo del arzobispo cat?lico del lugar, Jes?s Ju?rez. El aporte evang?lico fue provisto por un ex cantautor, devenido predicador musical. Si bien el evento se publicitaba como una jornada "por la defensa de la fe", en la pr?ctica se transform? en burdo acto proselitista. Una foto antol?gica, muestra a esas cuatro autoridades en pose angelical, portando cirios encendidos. Nadie creer?a que son los mismos que hace pocos meses apostaron a la desintegraci?n del pa?s, promoviendo la violencia, alentando y organizando saqueos, destrucci?n de bienes p?blicos, y una masacre de campesinos.

En Santa Cruz la jerarqu?a cat?lica tuvo el tino de no asistir, pero hubo en cambio notable presencia protestante, con bandas electr?nicas y un pastor-exorcista que se ocup? de presentar a Evo Morales como una reencarnaci?n del mism?simo demonio, y a la Nueva Constituci?n como puerta de entrada para toda clase de males. Una inmensa gigantograf?a propon?a una di?fana s?ntesis del mensaje. Se pod?an observar ah? grandes fotos de la portada (tachada) del nuevo texto, la portada de una Biblia, y una imagen cl?sicamente anglosajona de Jesucristo. Debajo, en grandes letras, la consigna: "Elija a Dios-vote por el NO". Dicha consigna se reitera en un spot televisivo en el cual se contrapone la imagen de Evo vestido a la usanza ind?gena, con la de Jesucristo, mientras detr?s de un ejemplar del texto constitucional arden llamas infernales.

Con franco tono teologal, la derecha pol?tica intenta conmocionar los sentimientos de un pueblo profundamente religioso, advirti?ndole que se trata de la lucha entre el Bien y el Mal, y que de triunfar el S? el indio-presidente obligar? a todos los bolivianos a adorar a la Pachamama, a renunciar a la patria potestad, a abominar de la fe cristiana, a cerrar escuelas confesionales, fomentar? el matrimonio entre personas del mismo sexo, el aborto, el comunismo, y un etc?tera que s?lo encuentra l?mites en la imaginaci?n desbocada, que se atiza sistem?ticamente desde los grandes medios de comunicaci?n.

Este tr?nsito hacia lo religioso demuestra la desesperaci?n que sufren los sectores de poder, pero adem?s la ausencia, reconocida por ellos mismos, de estrategias comunicacionales efectivas. Por ejemplo, invirtieron dos a?os largos en promover las autonom?as regionales machacando a la opini?n p?blica con la palabra S?, y ahora se ven obligados a realizar piruetas para promocionar el NO, lo que les oblig? a derrochar millones de pesos en carteles, camisetas, banderas y pancartas que han tenido que desechar por in?tiles. En otra extra?a voltereta, deben renegar de sus propios proyectos auton?micos, ya que ahora s? las autonom?as se insertan en el marco legal del nuevo texto constitucional, lo cual los conmina a negar rotundamente las afirmaciones que hac?an hasta hace poco. Para expresarlo en pocas palabras, construyeron dos poderosos s?mbolos que hoy enarbola el enemigo.

M?s all? de estas an?cdotas de ?ltima hora, y a la luz del mencionado recurso a lo religioso para desprestigiar el proyecto popular, los resultados del refer?ndum ser?n tambi?n un interesante indicador del peso e influencia real que tienen en la actualidad ciertas jerarqu?as y discursos eclesi?sticos aferrados a teolog?as neocoloniales, empecinadas en mantener inamovibles las estructuras de una sociedad excluyente y los privilegios de unos pocos.

Por Alejandro Daus?

Fuente: RED - ADA, Bolet?n coyuntural producido y difundido para Bolivia y el Mundo N? 2, 21 de enero 2009. Direcci?n Hilda Saavedra, Edici?n y Producci?n Ariel M. Tito Correa

Fuente: Servindi ? Bolivia: La religi?n, un instrumento para las campa?as opositoras


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com