contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Jueves, 22 de enero de 2009

Coca(?na) y ?xtasis, nueva pareja del delito

El fiscal pide 55 años de cárcel por el primer alijo incautado en la región de una peligrosa sustancia mezcla de cocaína y MDMA

Los expertos advierten de los efectos nocivos de esta droga, que incrementa la posibilidad de alteraciones bruscas y puede provocar un «shock»



Incrementa la posibilidad de alteraciones bruscas en la frecuencia cardiaca y la tensión arterial, y puede conducir a un «shock». Son los graves efectos de la mezcla de cocaína y éxtasis (MDMA), una sustancia «explosiva» y peligrosa para la salud de sus consumidores. El fiscal antidroga de Asturias, José Perals, reclama una condena de 55 años de prisión y multas que suman 280.000 euros para un grupo de cinco sudamericanos, dos españoles y una ciudadana rumana por el primer alijo incautado en la región de esta sustancia, aprehendido en Oviedo en 2007. Entre los acusados se encuentra una mujer que entonces regentaba un conocido bar de la capital, y su hijo.

Los arrestos se produjeron en el mes de junio de ese año. La Guardia Civil tuvo conocimiento de que dos de los acusados iban a entrevistarse con dos proveedores -que también se sentarán en el banquillo- para devolverles una partida de cocaína de baja calidad: así, todo era cuestión de esperar a que se produjera la cita. Era el 20 de junio de 2007. Ese día, los agentes se incautaron de la primera parte del alijo de la peligrosa mezcla, valorada en 5.710 euros. El resto de detenciones se produjo en cascada. Al menos dos de los acusados se citaban para sus transacciones en el bar aludido por el fiscal.

En la operación, que la Guardia Civil bautizó «Mezcla», los agentes se incautaron de compuesto de cocaína y éxtasis que hubiera alcanzado un precio en el mercado de 45.700 euros, cocaína por valor de más de 6.000 euros, marihuana, dinero en metálico, anotaciones supuestamente relacionadas con el tráfico de drogas y una balanza de precisión, entre otros muchos efectos. La operación permitió el arresto de los presuntos traficantes a diversas escalas, desde proveedores a vendedores callejeros. José Perals pide las mayores condenas, once años y diez años y medio, respectivamente (el resto oscila entre los tres años y medio y los siete), para los acusados a los que considera responsables de la peligrosa mezcla de drogas.

Fuente: La Nueva España - Diario Independiente de Asturias - Asturias


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com