contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 25 de noviembre de 2008

Bolivia: En 11 a?os se erradicaron casi cien mil hect?reas de coca

Actualmente la superficie cultivada es de casi 30.000 hectáreas. El Gobierno admite en el informe oficial que mientras más se erradica, más crecen los cultivos de coca. En una década hubo 53 muertos y 631 heridos producto de la lucha contra el narcotráfico.

En los últimos once años, se erradicaron, tanto de manera forzosa como concertada, casi cien mil hectáreas de coca en las tres zonas del país donde se cultiva este arbusto. Ningún tipo de información señala que en el país alguna vez hubiese habido esa cantidad de coca cultivada, pero los informes oficiales del Viceministerio de Defensa Social, señalan, con detalle, que esa es la cantidad de coca erradicada.

El informe “Racionalización y erradicación de cultivos de hoja de coca, desde 1998 al 19 de octubre de 2008”, expresado en hectáreas, que fue presentado como informe oficial del Gobierno boliviano ante el Departamento de Estado en Washington el 23 de octubre pasado, revela que en casi once años fueron erradicadas 96.874 hectáreas de coca.
Producción vs erradicación

Un dato llamativo es que mientras más se erradica, más crecen los cultivos de coca, según los informes oficiales. La Ley 1008, está vigente desde el año 1987, que compromete las metas mínimas y máximas de erradicación, sin embargo los datos oficiales señalan, por ejemplo, que el año 1992, habían en el país 45.500 hectáreas de coca, el año 1993, habían 47.200 hectáreas, el año 1994 creció a 48.600 (el año en que se registra mayor cultivo de coca). El año 96 se registraron 48.100 hectáreas cultivadas y el año 97 45.000 hectáreas cultivadas.

El año 1998 habían 38.000 hectáreas de coca. Fueron erradicadas de manera forzosa 11.621 hectáreas y el año siguiente se cuentan 21.800 hectáreas, es decir que se mantuvo una lógica entre la erradicación y la coca existente.

El año 99 se erradican 15.353 hectáreas, pero el año 2000 se contabilizan 19.600 hectáreas. El año 2001 se erradican 9.435, pero los cultivos siguen creciendo, al extremo que el 2002 se contabilizan 24.400 hectáreas sembradas con coca. El año 2002 se erradican 11.853 hectáreas, pero al año siguiente se contabilizan 23.200 hectáreas de coca. El año 2003 se erradican 10.087 hectáreas, pero el próximo año aumentan los cultivos a 24.600. Se erradican el 2004 un total de 8.438 hectáreas, pero el 2005 aparecen 26.500 hectáreas.

En el período de racionalización concertada no escapa a esa lógica contradictoria que no respeta la relación erradicación- cultivos de coca. De 26.500 hectáreas que habían el año 2005, actualmente se afirma que existen 28.915 hectáreas. Es decir, en los últimos tres años se racionalizó de manera concertada 16.360 hectáreas, pero los cultivos crecieron en más de 3.000 hectáreas.

Erradicación y metas

La Ley 1008, está vigente desde el año 1987, que compromete las metas mínimas y máximas de erradicación, sin embargo los datos oficiales señalan, por ejemplo, que el año 1992, habían en el país 45.500 hectáreas de coca, el año 1993, habían 47.200 hectáreas, el año 1994 creció a 48.600 (el año en que se registra mayor cultivo de coca).

En todo el período, la erradicación forzosa representó los más altos resultados en comparación al período de “racionalización concertada” vigente desde el año 2006, en el gobierno del presidente Evo Morales.

El año en que más se erradicó, de manera forzosa, fue el de 1999, con 15.353 hectáreas. Era la época del segundo gobierno del Gral. Hugo Bánzer (1997-2001), cuando se prometió a Estados Unidos que se iba a terminar con las plantaciones de coca en Bolivia y el entonces ministro de Gobierno, Guillermo Fortún, anunció de manera oficial que esa meta había sido cumplida: coca cero.

Sin embargo, el próximo año, se erradicaron 7.653 hectáreas y el próximo, (2001) otras 11.853 hectáreas, y así cada año, sin pausa.

En el período de erradicación forzosa se produjo la mayor reducción de cocales: 11.621 hectáreas el año 1998, 15.353 hectáreas el año 1999, 7.653 hectáreas el año 2.000, 9.435 hectáreas el año 2001, 11.853 hectáreas el año 2002, 10.087 hectáreas el año 2003, 8.438 el año 2004, 6.073 hectáreas el año 2005.

En el período de la “racionalización  concertada” (gobierno del presidente Evo Morales), se redujo la destrucción de cocales. Por ejemplo, el año 2006, se redujeron 5.070 hectáreas, el año 2007 se redujeron 6.269 y hasta octubre último, se redujeron 5.021 hectáreas.

Según la Ley 1008, de lucha contra el narcotráfico y los compromisos internacionales que tiene el país, cada año se debe reducir como mínimo 5.000 hectáreas y como máximo 8.000. La revisión de los datos oficiales indica que en los once años del estudio, “nunca Bolivia incumplió sus compromisos internacionales”.

Es más, en los años de erradicación forzosa se duplicó y más la erradicación en relación a la meta mínima. El año 1999, se erradicaron más de 15.000 hectáreas, es decir, se triplicó la meta mínima.

En el período denominado de “racionalización concertada”, entre el 2006 y el 2008, se erradicó un total de 16.360 hectáreas (5.070 el año 2006, 6.269 el año 2007 y 5.021 hasta el primero de noviembre de este año).

Derechos humanos

Una comparación destacada, expuesta por el Gobierno boliviano en Estados Unidos, es la relación del período de erradicación forzosa y del período de erradicación voluntaria con el respeto a los derechos humanos.

El año 1998, cuando se erradicaron 11.621 hectáreas, se produjeron 81 personas heridas y 13 personas muertas como efecto de esa política.

El año 1999, cuando se erradicaron 15.353 hectáreas, no se produjo ninguna víctima, ni muerto ni herido, y es el período en que se produjo mayor erradicación.

En cambio el año 2000, se erradicaron 7.653 hectáreas con 82 heridos y 12 muertos. El año 2001, cuando se erradicaron 9.435 hectáreas, se produjeron 198 heridos y 7 heridos.

El año 2002, cuando se erradicaron 11.853 hectáreas, se produjeron 214 heridos y 10 muertos. El año 2003, se erradicaron 10.087 hectáreas con saldo de 56 heridos y once muertos.

En total en esos cinco años se tuvo 631 heridos y 53 muertos por efecto de la lucha contra el narcotráfico.

Pero a partir del año 2004, no se registra, en los documentos oficiales, ni muertos ni heridos en la lucha contra el narcotráfico.

Cocaleros

El informe oficial conocido por OPINIÓN señala que las tres zonas de cultivo de coca en el país, son el Chapare, en el centro del país, los Yungas, en el departamento de La Paz y Apolo en el departamento de La Paz.

En Apolo existe el menor número de hectáreas cultivadas, pero el total de familias que dependen del arbusto es alto. Son 300 hectáreas las cultivadas por un total de 2.689 familias. Significa que cada familia posee menos de 8 hectáreas, en promedio, de cultivo de coca en esa región considerada ilegal o “en transición” para el cultivo de coca.

En la región de los Yungas de La Paz están los mayores cultivos de coca, incluso por encima que los del Chapare, región que es considerada como el centro de los cultivos de coca en Bolivia, situación que es desmentida por el informe oficial.

En los Yungas existen 19.815 hectáreas cultivadas por un total de 35.148 familias. Significa que cada familia, en los Yungas, como promedio, tiene poco más de media hectárea de coca.

En el Chapare de Cochabamba, son 8.800 las hectáreas de coca cultivadas por 29.384 familias. Significa que en promedio, cada familia chapareña tiene menos de 0.3 hectáreas de coca.

En total, según este informe oficial, en el país existen 28.915 hectáreas de coca cultivadas por un total de 68.221 familias.

Por Freddy Morales V.
La Paz/OPINIÓN.-

Fuente: Opinion.com - Portada


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com