contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Viernes, 21 de noviembre de 2008

Los turistas casi tocan el cielo en paseo en Tren de las Nubes de Argentina

Pasajeros se preparan para la altura bebiendo infusiones a base de hoja de coca

Pese a la desaceleración del turismo mundial, Argentina apuesta a nuevos proyectos para atraer visitantes: acaba de habilitar nuevamente el Tren de las Nubes, un ferrocarril que va tan alto por los Andes que parece que se pudiera tocar el cielo con las manos.

Este tren, que parte desde la ciudad de Salta (noroeste) para un recorrido de 400 kilómetros a lo largo de la cordillera sudamericana, alcanza una altitud normalmente reservada para helicópteros. Llega tan alto, de hecho, que cada vagón está equipado con botellas de oxígeno para ayudar a quienes sufran por la altura.

"Es totalmente diferente de lo que he visto antes. Es alto, estamos a unos 4.000 metros. Y hace calor, debe haber unos 20 grados centígrados. No se siente frío. Es genial", dijo Roswithr Brueder, una turista alemana de 48 años.

Era una de las aproximadamente 200 personas disfrutando del paisaje andino en este paseo de unas 16 horas. Pagaron en torno a 100 dólares por el viaje, que se realiza tres veces por semana. Pero los pasajeros se veían fascinados por el paisaje, especialmente lo más destacado del viaje: un largo y curvo viaducto que une dos imponentes picos montañosos.

"Es impresionante cuando vemos a la gente llorar al ver el viaducto, llorar al ver la gente que vive en este zona, al ver el paisaje. Para mí es increíble", relató Caterina Salcedo, una de las guías.

La línea férrea fue construida en la década de 1920 y 1930 para ser usada por las minas de la región. Fue diseñada por un arquitecto estadounidense, Richard Maury, considerado una especie de héroe local y que tiene una estación nombrada en su honor.

Más de mil personas trabajaron en su construcción, muchos dejando su vida en condiciones especialmente difíciles.

Tras ser cerrado a mediados de 2005, el Tren de las Nubes reabrió a cargo de un nuevo concesionario y rápidamente se impuso como uno de los destinos favoritos tanto de extranjeros como argentinos.

Uno de los recorridos de octubre incluso atrajo a Lady Gabriella Windsor, la hija de 27 años del príncipe Michael of Kent.

El Tren de las Nubes es el tercero más alto del mundo, luego del que recorre la cordillera de los Andes peruanos y otro que viaja hasta 5.000 metros de altitud en el Tíbet.

Un médico y tres enfermeras están siempre disponibles para tratar a las personas que sufran el mal de altura.

De las 200 personas en cada viaje, "hay 30 a 40 pasajeros que necesitan atención. Lo que más necesitan es oxígeno", explicó una de las enfermeras, Lorena Torres. Los síntomas del mal de altura pueden incluir dolores de cabeza, dolor de estómago y náuseas.

Pero muchos pasajeros se preparan para la altura bebiendo infusiones a base de hoja de coca, el tradicional remedio utilizado por las poblaciones andinas.

"Estoy un poco mareada, pero ya está. Por suerte tengo coca", contó Laura Carta, procedente de Buenos Aires, mientras mascaba directamente las hojas, otra forma de luchar contra el malestar.

Maire-France Mayet, turista francesa de la zona de Bordeaux, relató que estaba bebiendo té de coca desde la mañana. "Y realmente es eficaz", aseguró.

rmb/sg-ns/aic/ml

Fuente: Invertia


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com