contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 11 de noviembre de 2008

Colombia: Los nuevos capos del narcotr?fico

 
Operativo. La semana pasada en Cartagena la Policía incautó un cargamento con 10,5 toneladas de coca que iban a ser enviadas al puerto de Veracruz, México. Ap / El país

Cinco cabecillas controlan el tráfico de drogas en el país. ‘Don Mario’ y Daniel ‘El loco’ Barrera son los más poderosos. Los siguen alias Felipe ‘Cuchillo’ y ‘Comba’.

En dos décadas en Colombia han caído tres carteles de la droga: Medellín, Cali y Norte del Valle. Pero la extinción de estos grupos no ha significado el fin del narcotráfico: anualmente se producen 610 toneladas de coca y el 90% de la droga que llega a Estados Unidos es producida en Colombia. ¿Si ya cayeron Pablo Escobar, los Rodríguez Orejuela, Diego Montoya y Wílber Varela, quién está traficando toda esa coca?

La semana pasada fueron decomisadas 10,5 toneladas de cocaína que iban a salir en tres contenedores desde Barranquilla hacia el puerto de Veracruz, en México. Según la Policía, la droga era propiedad del Daniel ‘El loco’ Barrera, el nuevo gran capo del narcotráfico en este país.

La importancia del ‘Loco Barrera’ en el mundo del narcotráfico es evidente desde hace casi tres años. El propio Presidente de la República instó el jueves y el sábado al Comandante de la IV División del Ejército lograr la captura de Barrera.

“En este momento hay narcotraficantes que no hemos podido capturar, como ‘Cuchillo’ y ‘El loco’ Barrera. Voy a preguntar: ¿vamos a ser
capaces de capturarlos o no?”, dijo el Mandatario.

En el nuevo panorama del narcotráfico han salido a la luz pública cinco capos, quienes serían los nuevos ‘jinetes de la coca’ que controlan las rutas del Pacífico, la frontera con Venezuela y la Costa Atlántica.

La mayoría de las estructuras de estos narcos son ejércitos conformados por antiguos paramilitares y que se disputan extensas zonas del país. Pero al mismo tiempo, estos narcos cuentan con el apoyo de varios frentes de las Farc, quienes les venden droga o les custodian los laboratorios.

En enero pasado un informe de la ONU hablaba de que en este país existían aproximadamente 30 bandas emergentes. Detrás de los grupos conocidos como Águilas Negras, Rastrojos, Los Paisas, Los Boyacos, Los Pepes, Los Pulpos y Organización Nueva Generación, entre otros, se esconden ejércitos dedicados a cuidar cultivos ilícitos y laboratorios y a proteger a los grandes capos.

Aunque de estos cinco narcos sólo Néstor Ramón Chaparro, alias Felipe, aparece en la lista de los delincuentes más buscados por el Gobierno de Estados Unidos, fuentes de la Policía colombiana revelaron que actualmente ese negocio ilícito es controlado por Daniel ‘El loco’ Barrera y Daniel Herrera Rendón, ‘Don Mario’, quienes se disputan la ruta de Venezuela.

La importancia del vecino país se debe a que los narcos colombianos sacan 250 toneladas del alcaloide por Venezuela. La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) afirmó hace poco que los mayores cargamentos de cocaína que llegan a Europa proceden cada vez más de ese país. Por el control de esa ruta ‘Don Mario’ y ‘El loco’ Barrera están en guerra desde hace una año.
Después de estos capos, en el organigrama del narcotráfico en el país sigue Javier Antonio Calle Serna, alias Comba, quien maneja el transporte de droga por el Pacífico. El otro es Pedro Oliveiro Guerrero, ‘Cuchillo’.

‘El loco’ Barrera


El llamado presidencial para capturar al ‘loco’ Barrera evidenció que este hombre es considerado por los diferentes organismos de inteligencia como el capo más poderoso del país. Este hombre comenzó su historia como un raspachín en las selvas del Guaviare. Rápidamente ascendió en la cadena del narcotráfico y se alió con el ‘Negro Acacio’.

En 1990 fue recluido en la cárcel de San José del Guaviare pero escapó y fue escondido en el campamento del ‘Negro Acacio’ cerca de Puerto Gaitán.

Para finales de los años 90 era el principal intermediario de la guerrilla en el oriente del país, manejaba las rutas de transporte de droga por el río Meta y algunas rutas aéreas.

La cercanía de Barrera con las Farc es tal que un desmovilizado le reveló a las autoridades que el narco le regaló pistolas nueve milímetros a cada uno de los integrantes del Frente 43. Fue este grupo, liderado por alias John 40, quien le vendió el cargamento de 10,5 toneladas de coca que la semana pasada la Policía incautó en Barranquilla.

Las alianzas de Barrera no sólo han sido con las Farc. Mientras su poder iba en aumento, sus relaciones también, fue así como también comenzó a comprarle coca a los paramilitares de los Llanos Orientales.

Ahora, el área de influencia de Barrera va desde Bogotá hasta la frontera con Venezuela. Controla parte de los Santanderes, Meta, Casanare, Vichada y Caquetá. En estas zonas maneja los cultivos y laboratorios para procesar coca, la cual es transportada hacia Barranquilla y Cartagena, de donde es enviada a México. La otra ruta que controla Barrera es pasando la coca a Venezuela desde donde sale a Estados Unidos y a Europa.

Miembros de inteligencia aseguran que Barrera se esconde actualmente en la población de Valencia, Venezuela.

Otro de los socios de Luis Enrique Calle Serna es conocido con el alias de Cero Seis. La Policía indicó que era de este hombre un cargamento de siete toneladas de coca, incautado en Tumaco.

‘Don Mario’

El otro gran capo, Daniel Rendón, ‘Don Mario’, controla el Urabá, aparte del emporio del narcotráfico en Antioquia y Córdoba que otrora manejaban los paramilitares extraditados a Estados Unidos.

También heredó el emporio que manejan sus socios: Los mellizos Mejía Múnera. Con ellos intentó enviar un cargamento de 10,8 toneladas de coca, el cual fue incautado la Semana Santa pasada en Barranquilla.

‘Don Mario’, cuyos tentáculos de corrupción tienen en problemas legales al ex director de la Fiscalía de Medellín, Guillermo León Valencia Cossio, intentó negociar con el gobierno Estados Unidos. En una reunión en Panamá, planeó su entrega al Gobierno estadounidense, pero las exigencias del capo no convencieron a los agentes de la DEA, pues pretendía llevar a ese país más de 30 miembros de su familia.

Su ejército está conformado por desmovilizados de las autodefensas, muchos de ellos miembros de los bloques Calima y Bananero.

El capo, hermano del jefe paramilitar detenido Daniel Rendón, ‘El alemán’, es perseguido por las autoridades desde comienzos de este año. En cinco operativos realizados en Antioquia, Córdoba y Chocó han estado cerca de él, pero se les ha escabullido.

Luis Enrique Calle Serna, ‘Comba’


De acuerdo con informes oficiales, el trío de grandes narcos lo completa Manuel Enrique Calle Serna, alias Comba, sucesor del emporio de Wílber Alirio Varela, ‘Jabón’, el último gran capo del Cartel del Norte del Valle.

Con sólo 32 años de edad, ‘Comba’, según las autoridades, controla el narcotráfico en el suroccidente colombiano.
Calle Serna está sindicado, junto con Diego Pérez Henao, de asesinar en enero pasado a su antiguo jefe en Mérida, Venezuela.
Después del homicidio de Varela, ‘Comba’ habría empezado una purga interna en su organización, en la que cayeron varios de los antiguos socios de ‘Jabón’.

A través de Pérez Henao, jefe del grupo Los Rastrojos, manejan las rutas desde Pizarro, Chocó, hasta Tumaco. También tiene injerencia en más de diez municipios del Valle del Cauca.

Según las fuentes oficiales, ‘Comba’, natural de Caquetá, junto con sus hermanos Javier Antonio y Juan Carlos, manejaban los laboratorios de Varela. Tenían cultivos en Putumayo, Valle, Nariño y Cauca, luego su dominio abarcó otras zonas del país.

Su familia ha estado relacionada con el Cartel del Norte del Valle desde hace años. Incluso, uno de sus primos: Rafael Uribe Serna, fue quien asesinó en la cárcel de Palmira a Hélmer Pacho Herrera, jefe del extinto Cartel de Cali.

Aunque Luis Enrique es el más joven de los tres hermanos Calle Serna, dicen fuentes de la Policía, que por su sangre fría escaló rápido en la organización de Varela.

En noviembre del 2005 Estados Unidos lo incluyó, junto con otras diez personas, en la Lista Clinton. En las investigaciones encontraron que ‘Comba’ tenía dos casas en Cali y otra en Caquetá. También una empresa en Armenia.

Ahora el imperio de ‘Comba’ es millonario, ‘Los Rastrojos’, el ejército de hombres a su servicio, es el encargado de controlar el puerto de Buenaventura, además de los nuevos cultivos de coca que tienen al Pacífico en jaque.

La coca, dicen agentes de la Policía antinarcóticos, es transportada en lanchas rápidas y en semisumergibles que llegan a los puertos mexicanos, donde es comprada por el Cartel de Sinaloa.

Fuentes militares revelaron que ‘Los Rastrojos’ han establecido alianzas con grupos de ELN en zonas de Cauca, lo que les ha permitido consolidarse como los amos y señores del narcotráfico en Putumayo, Cauca, Valle y Nariño.

El grupo liderado por ‘Comba’ también tiene vínculos con Daniel Barrera. Al parecer, fue el ‘Loco’ quien convenció a Calle Serna de asesinar a Varela, para hacerse el control de la coca en los Santanderes.

Pedro Oliveiro Guerrero, ‘Cuchillo’.


El imperio que ‘El Loco Barrera’ construyó lo hizo apoyado por Pedro Oliverio Guerrero, alias ‘Cuchillo’, quien se convirtió en el brazo armado que protege al capo.

‘Cuchillo’, integrante del Bloque del Meta, se desmovilizó en abril del 2006, tendría tres mil hombres que delinquen en Meta, Guaviare y Vichada. El grupo está conformado por antiguos paramilitares.

El grupo que hace llamar 'Héroes del Vichada' desde junio pasado empezó una guerra contra los hombres de Carlos Mario Jiménez, 'Macaco' por el control de las rutas de la coca.

Las autoridades afirman que él, junto con otros hombres del Centauros, asesinó al jefe de esa agrupación, Miguel Arroyave, en el 2004.

Néstor Ramón Caro Chaparro, alias Felipe


Es el único narco que aparece en la lista de los más buscados. Estados Unidos ofrece una recompensa de US$5 millones.
Alias Felipe, solicitado en extradición, es un teniente retirado del Ejército que está involucrado en el tráfico de estupefacientes desde los años 80. Coordinaba envíos de cocaína desde Brasil a Estados Unidos, razón por la que viajaba con frecuencia a Nueva York y Nueva Jersey.

Chaparro logró que funcionarios del DAS le borraran sus antecedentes penales. Además, intentó colarse en los diálogos de paz.
Las autoridades presumen que se esconde en Venezuela.

Otros narcos

  • Ramón Quintero: es un integrante del Cartel del Norte del Valle, cuyo centro de operaciones es Buga. Las autoridades desconocen el papel que Quintero jugó en la muerte de su socio Varela.
  • Carlos Alberto Rentería: es uno de los narcos más antiguos del Cartel del Norte del Valle. Su poderío lo concentró en Tuluá, las autoridades ofrecen US$5 millones por su captura.
  • Salomón Camacho: Es otro de los capos de la lista de los más buscados. Se esconde en Venezuela. Trabajó con los carteles de Medellín, Cali y con Wílber Varela.

    Fuente: El Pais

  • Añadir comentario

    ¡Recomienda esta página a tus amigos!
    Powered by miarroba.com