contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Viernes, 07 de noviembre de 2008

Denuncian invasi?n de terrenos por veinte presuntos narcoterroristas

Comprueban la siembra ilegal de 20 hectáreas de hoja de coca en el poblado de Satipo. Los pobladores temen rebrote de violencia en la  zona

Dirigentes de los nativos de la comunidad de Tzomaveni (Satipo) y el comisionado para la Paz y Desarrollo de la Selva Central, Mario Jerí Kuriyama, denunciaron recientemente la incursión en la zona de veinte personas desconocidas, presuntamente narcoterroristas. Estas habrían invadido terrenos para sembrar ilegalmente hojas de coca.

Los desconocidos, procedentes de Ayacucho, llegaron hace seis meses a Tzomaveni, en la margen izquierda del río Ene, y se apropiaron del sector de Pagariato, a dos horas de camino de la base militar ubicada en ese sector. El grupo estaría siendo liderado por un hombre al que se lo conoce como Palomino.

Según dijeron las autoridades, desde que estos hombres llegaron a la zona la población asháninka asentada en los parajes contiguos vive preocupada ya que ha comenzado a percibir una serie de movimientos extraños que indican la presencia constante de hombres armados caminando por las noches.

Siembran coca ilegal

A decir de los nativos y el comisionado para la Paz y Desarrollo de la Selva Central, algunos miembros de las comunidades de autodefensa asháninka se organizaron en patrullas y llegaron hasta las cercanías deTzomaveni, donde comprobaron la invasión de unas 20 hectáreas en las que se habían plantado hojas de coca. Según dijeron, la tendencia es que estos cultivos se sigan expandiendo.

Jerí Kuriyama señaló que los nativos de Tzomaveni se quejaron de no poder hacer frente a los invasores debido a que el comando de la base contraterrorista del ejército 324, ubicada en la zona, les quitó hace un tiempo cinco de las quince escopetas que tenía la ronda nativa. Asimismo, los primeros pidieron ayuda a ronderos de otros lugares para poder desalojar a los invasores.

SEPA MÁS

-Tzomaveni afrontó serios problemas durante el período más duro de la subversión. El poblador asháninka se preocupa hoy porque la situación social no vuelva a trastocarse.

-Las primeras denuncias sobre este tema se hicieron en un curso de capacitación de comités de autodefensa realizado en la comunidad de Boca Chichireni.

Fuente: El Comercio Perú


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com