contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Jueves, 30 de octubre de 2008

Retorna el "fantasma" de Sendero Luminoso a Per?

El Gobierno peruano afirmó que intensificará acciones para acabar con los remanentes del grupo terrorista, cuyo reciente accionar dejó una veintena de muertos y varios heridos en las últimas semanas

La incertidumbre y desazón han vuelto a imperar en la sociedad peruana después que el grupo terrorista Sendero Luminoso ha vuelto a operar, durante los últimos días, infringiendo sendos ataques en los que perecieron alrededor de 17 personas y otra veintena resultaron heridas.

Lo que mantiene en constante preocupación al gobierno del presidente de Alan García es que las acciones del grupo irregular, al que se le daba casi por extinto, se efectúan en zonas de selva alta y de difícil acceso, lugares remotos donde se cultivan grandes cantidades de cocales.

La zona boscosa donde se produjo la agresión el jueves 9 de octubre en la que murieron 15 personas, de ellas 13 militares y dos civiles, se ubica dentro del Valle del Río Apurímac y Ene (VRAE), que abarca los departamentos de Ayacucho, Junín y parte de la Amazonía.

Según el diario “Perú 21”, esa región es una de las mayores productoras de hoja de coca y de cocaína de Perú y mantiene una fuerte presencia de los remanentes de Sendero Luminoso que desconocieron el alto al fuego ordenado por su fundador, Abimael Guzmán, en 1992, a los que el Gobierno acusa de haberse convertido en una sucursal del narcotráfico.

El ex ministro del Interior y especialista en temas sobre terrorismo y narcotráfico Fernando Rospigliosi dijo a Efe que los recientes atentados “son los peores desde que empezó la subversión en el año 80, (y) demuestra la completa ineptitud con que se está manejando el tema del terrorismo por el Gobierno”.

Rospigliosi consideró que Sendero “no está reagrupándose ni está creciendo”, sino que lo que sucede es que “el Gobierno sigue una estrategia equivocada en esta zona, que es senderista desde mucho tiempo atrás”.

Un estudiante peruano que reside en Bolivia, que prefirió mantener en reserva su identidad, aseguró que el actual Gobierno poco o nada está haciendo con relación a Sendero.

Sostuvo que atrás quedaron las políticas antisubversivas que empleó con certeza el ex presidente Alberto Fujimori.

Durante los primeros años de la década de los 90, la administración Fujimori propinó un fuerte golpe a Sendero Luminoso al capturar a su máximo líder, Abimael Guzmán.

Marines fueron a Ayacucho

Entre el 1 de junio y el 31 de agosto, un primer contingente de soldados estadounidenses permaneció en Ayacucho, el epicentro de la guerra contra el grupo maoísta Sendero Luminoso (1980-2000).

Aunque en principio se dedicaron a labores humanitarias, la oposición peruana criticó la presunta injerencia en temas de seguridad nacional, en una zona en la que hay mucho cultivo de coca. Según el diario “Perú 21”, un total de 350 efectivos estadounidenses desarrollaron el “Programa Nuevos Horizontes”, cuyo propósito fue llevar a cabo “labores humanitarias”.

En esa zona andina todavía actúan remanentes de Sendero Luminoso, así como narcotraficantes que operan libremente.

El comandante general del Ejército peruano, Edwin Donayre, dijo al rotativo que el propósito de las tropas extranjeras es construir escuelas, postas médicas y pozos como parte de su programa de "atención humanitaria y cívica a los más necesitados".

El alto jefe militar respondió así a las denuncias del opositor Partido Nacionalista Peruano (PNP), liderado por el ex comandante Ollanta Humala, sobre una eventual contribución de los marines estadounidenses a la lucha contra el narcoterrorismo en dicho valle, ubicado en la vertiente oriental de los Andes.

Por: Alfredo Jiménez Pereyra

Fuente: Los Tiempos


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com