contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Jueves, 23 de octubre de 2008

Espa?a: 5.000 euros por cada entrega de coca?na

Un alicantino, entre los 16 detenidos de una banda que captaba correos para introducir alijos

5.000 euros por cada entrega de coca

Fundas utilizadas por los correos para llevar la droga adosada al cuerpo y varias dosis de coca confiscadas por la Policía Nacional a los delincuentes.

Un sueldo de 5.000 euros por traer cocaína a España. Es lo que pagaba una red internacional de traficantes a sus mulas o correos de la droga. La Policía Nacional ha arrestado a 16 miembros de la banda, entre ellos un alicantino de 30 años.

El grupo contaba con suministradores de coca en Suramérica y Centroamérica y captaba a los correos para llevar importantes alijos a España adosados a su cuerpo o entre sus pertenencias. El grupo tenía "capacidad suficiente para mover 10 kilos de cocaína semanales, lo que equivale a 500 kilos al año", según fuentes policiales. En la operación se han confiscado 50 kilos de estupefaciente, con un valor en el mercado de casi dos millones de euros.

La policía sospecha que la mayor parte de los beneficios de la red han sido blanqueados a través de la construcción de hoteles y mansiones en sus países de origen. La operación ha sido desarrollada en Málaga, Sevilla (donde fue arrestado el alicantino), Bilbao, Madrid, Lisboa y Birmingham (Reino Unido).

La investigación se inició en Roquetas de Mar (Almería), donde la organización estaba asentada en un principio. Poco después, los agentes averiguaron que la red había cambiado de ubicación y operaba desde Málaga. Las gestiones policiales permitieron descubrir cómo actuaba la banda y sus miembros fueron identificados.

Los dos principales responsables de la organización, apodados Blad y Prince, disponían de contactos en el extranjero que les suministraban las sustancias estupefacientes. En un escalón inferior se encontraban los lugartenientes y hermanos de Blad, conocidos como Ernest y Arinze. Ellos eran los encargados de gestionar todos los aspectos relacionados con los viajes de los correos, tales como obtención de billetes de avión, alojamientos o recepción. También tenían la misión de almacenar y distribuir el estupefaciente.

Este grupo organizado era uno de los principales suministradores de cocaína del conocido barrio de La Palmilla, en la provincia de Málaga.

Un "chico para todo"


La organización contaba con lo que se conoce en el argot policial como "utillero" o "chico para todo". Esta misión la llevaba a cabo un ciudadano rumano que se encargaba de recibir los correos en los distintos aeropuertos nacionales e internacionales. Un español era el responsable de la captación de correos. Estas mulas eran de distintas nacionalidades. Había españoles pero también malayos o nigerianos.

Destacaba la profesionalidad de los miembros de la organización en cuanto a la planificación de los viajes. Como medida de seguridad compraban los billetes de avión en distintas agencias de viajes y explotaban al máximo las diferentes rutas posibles.

Este factor ha hecho necesario un esfuerzo "extraordinario de coordinación internacional y nacional de los investigadores", explicaron fuentes policiales.

Los correos realizaban un mínimo de dos o tres escalas. Una vez en España, el intercambio de droga por dinero se realizaba en lugares que la organización consideraba seguros, como hoteles, hostales o pensiones.

Empresas de envío de dinero


Hasta la llegada a estos lugares, los correos eran vigilados por miembros de la organización a cierta distancia, sin realizar contacto alguno. Para efectuar los pagos de la droga empleaban, entre otros medios, las empresas de envío de dinero.

La pasada semana, la Policía Nacional culminó otra operación antidroga en la que fueron arrestados seis presuntos traficantes de cocaína. Los sospechosos se dedicaban a adquirir, transportar y vender cocaína en cantidades "de notoria importancia", según informaron fuentes de la Comisaría Provincial de Alicante.

La investigación arrancó hace tres meses, cuando los agentes detectaron la presencia de estos traficantes, que operaban principalmente en Alicante y Torrevieja. Poco a poco lograron identificar a todos los miembros del grupo y localizaron las casas que estaban utilizando como base de operaciones, situadas en esta última localidad.

En los registros domiciliarios los investigadores se incautaron de casi cinco kilos de cocaína, abundante documentación contable y utensilios para manipular la droga y prepararla en dosis.

La Policía Nacional arrestó al cabecilla de la organización, un hombre de 35 años de edad identificado como M. V. C que ya fue detenido en 2001 por delitos contra la salud pública. Todos los miembros de la red han sido ya puestos a disposición judicial.

J. A. M./EP

| VALENCIA/MADRID

Fuente: Las Provincias


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com