contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

S?bado, 18 de octubre de 2008

Bolivia: El Gobierno cede el control de los cocales

LA ASUNTA • El Gobierno y los productores de la hoja de coca firmaron un acuerdo para la 'racionalización' voluntaria de los cultivos. El Presidente les sugirió el autocontrol de los cocales.


La Asunta inició la reducción de cocales. Morales declaró que EEUU no controlará más dichos cultivos y se congratuló porque pasa a manos de los cocaleros.

El presidente Evo Morales rechazó ayer la intervención de Estados Unidos en el control de los cultivos de coca y propuso, a cambio, la participación en esta función de los propios productores, la Policía y Fuerzas Armadas.

El anuncio lo hizo en la población yungueña de La Asunta, a 11 kilómetros de la ciudad de La Paz, donde firmó un acuerdo con los productores para ´racionalizar´ los cultivos de coca.

“Es el inicio de la racionalización voluntaria y concertada con el movimiento campesino. Jamás va a haber coca cero en La Asunta, pero tampoco libre cultivo de coca. Es el inicio, no necesitamos el control de nadie, no necesitamos sobrevuelos de la DEA de Estados Unidos, sino la conciencia de todos...”, dijo Morales en el sector de Río Seco, donde vive Adriana Nina, que fue la primera productora de coca que aceptó ´racionalizar´ sus cultivos.

Según Morales, de ahora en adelante serán las fuerzas sociales junto a la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas las que harán cumplir el programa de ´racionalización´. ´La DEA no tiene que controlar nada. Mejor que se vaya del país (junto) con el Embajador de Estados Unidos´, dijo más tarde en Oruro.

Sin Estados Unidos en esta labor, Morales considera que el país del norte debería efectuar primero “una lucha frontal al narcotráfico, por ejemplo erradicando o acabando con el secreto bancario”. A su juicio, ni la descertificación afectará al país, que lucha contra el narcotráfico.

Como parte del acto, una decena de efectivos sacó de raíz, a punta de picotas y machetes, algunas plantaciones de coca en una de las hectáreas de Nina.

Por su parte, Félix Barra, del Consejo de Federaciones de los Yungas de La Paz (Cofecay), saludó la iniciativa. “Tenemos un documento para la racionalización de los cultivos de coca, y eso es muy importante. El acuerdo firmado es que cada productor sólo podrá tener una hectárea y aquellos que tengan más tendrán que racionalizar...´, aclaró.

Barra coincidió con Morales en que no hay mejor control que el de los propios productores. Lo “demostramos muchas veces, cuando denunciamos a quienes se meten en lo ilícito”, afirmó.

Un millón para industrializar

El Gobierno comprometió un millón de dólares para la industrialización de la hoja de coca, lo que favorecerá a los productores de los Yungas, donde se pretende transformar la hoja en licor y en mates.

“No es fácil, nuestros técnicos viajaron a Argentina, desde donde traerán las maquinarias. Luego veremos qué productos ofrecemos”, anticipó el viceministro de Coca y Desarrollo Integral, Gerónimo Meneses.

La autoridad recordó la experiencia de 1983 en Coripata cuando se fabricó el licor de coca, pero sólo tenían a La Paz como único mercado. Ahora la intención es buscar compradores en el exterior.

Se anunció también que otro millón de dólares será invertido en la construcción, en La Paz, de un hospital de segunda generación para los productores de coca. “Estamos trabajando en ello con la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca)´, advirtió Meneses.

Reducirán 500 hectáreas

En el municipio sudyungueño de La Asunta existen cerca de 2.000 hectáreas de cultivos de coca, la intención es ´racionalizar´ de manera voluntaria al menos unas 500 en esta primera etapa, según Félix Machaca, presidente de la Regional de Productores de Coca.

“Vamos a apoyar, aquí no hay más de 2.000 hectáreas, porque somos unos 4.000 socios. Cada uno tiene uno o dos catos (aproximadamente 2.500 metros cuadrados)... Le aseguro que no arrancaremos más de 500 hectáreas (cerca de 10.500 metros cuadrados)”, aclaró.

Álvarez reconoció, sin embargo, que algunas centrales tradicionales, como las de Coripata, Chulumani e Irupana, aún no confirmaron su compromiso de sumarse a esta nueva iniciativa que comenzó La Asunta.

Al respecto, el viceministro de Coca y Desarrollo Integral, Gerónimo Meneses, dijo que la meta del Gobierno es llegar a las 20 mil hectáreas en todo el país.

Por Jorge Quispe
Enviado a La Asunta

Fuente: La Razón -


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com