contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Mi?rcoles, 15 de octubre de 2008

'Sobre la corrupci?n hay una gran contradicci?n'

Entrevista con el doctor en antropología Ludwig Huber, autor del libro 'Romper la mano', un trabajo desde las ciencias sociales sobre la corrupción en el sector educativo en Ayacucho

Tras una semana de escándalos políticos asociados a la corrupción, elcomercio.com.pe, conversó con el antropólogo alemán Ludwig Huber quien ha estudiado a fondo el fenómeno de la corrupción en el Perú desde las ciencias sociales. Inclusive ha publicado el libro "Romper la Mano. Una interpretación cultural de la Corrupción", que trata acerca de un estudio de campo en Ayacucho sobre la corrupción en el sector Educación.
Huber, doctor en antropología por la Freie Universität Berlin y actualmente investigador del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), respondió a nuestras preguntas desde su apartamento en Barranco abarrotado de libros en inglés, español, francés y alemán.

¿Cuál es su radiografía política tras el escándalo de corrupción difundido el domingo último?

Para empezar no me sorprende. Salió algo a la luz, pero en el fondo todos sabemos que eso (la corrupción) está pasando en el Perú. Conocemos el caso (de la cuestionada adjudicación de cinco lotes petroleros) porque alguien le mandó unos audios a Fernando Rospigliosi y él se lo dio a la prensa. Pero también sabemos que están pasando cosas en otros sectores que nunca salen a la luz. Actualmente todo lo que ocurre refleja una moral pública o una ética pública bastante deficiente. Tanto por el lado del Estado, como por el lado de la sociedad.

¿Cómo creer en el discurso del presidente Alan García que califica de generación de víboras a los corruptos siendo Rómulo León un ex ministro suyo y Alberto Quimper su ex abogado?

Bueno, yo tengo que creerle que él (Alan García) está efectivamente en contra de la corrupción, que efectivamente condena la corrupción. No creo que lo fomente. Pero, el problema es que el presidente no está en condiciones y no tiene los mecanismos o el poder para disminuir sensiblemente este problema ya que se le ha ido de las manos.

El termino corrupción es usado constantemente.¿Qué podríamos entender por corrupción?

Es un poco difícil porque cada vez se están incluyendo más conceptos y más tergiversaciones de las leyes en el concepto de corrupción. Desde la violación sexual hasta el robo, todo es corrupción. Hace tres años, Gloria Helfer, la ex ministra de Educación, hizo un estudio sobre corrupción en la educación en Ayacucho y en sus talleres ha encontrado 41 ó 42 conceptos distintos sobre corrupción. Ante esta diversidad me baso en la definición del antropólogo mexicano Claudio Lomnitz que dice que 'la corrupción es lo que la gente dice que es corrupción', o sea cómo la trata en su vida cotidiana. Ahora, la definición hegemónica indica que la corrupción es el abuso de un cargo público en beneficio privado. Pero eso es demasiado estrecho y no se ajusta a la realidad.

¿Qué es lo que más le sorprendió al estudiar el fenómeno de la corrupción en el Perú?

En mi librito sobre la corrupción en el sector educativo en Ayacucho se muestra que todas las personas entrevistadas están en contra de la corrupción, todos dicen que es mala, que es nefasta, en fin. Es decir, existe un discurso anticorrupción pero a la vez una práctica generalizada de la corrupción. Es decir, existe una tremenda contradicción. En la práctica existe un alto nivel de permisibilidad que tiene sus causas en una modernización que es inconclusa. Es decir, acá no hay un estado moderno. No hay una sociedad moderna acá. Eso no quiere decir que estemos en la edad media, para nada. Pero, sobre todo lo que falta es desarrollar la reforma del estado. Esta reforma es un primer paso, pero no suficiente porque la sociedad tiene que asumir su rol en esto.

¿Son hipócritas entonces gran parte de los que critican los escándalos de corrupción?

Quien sabe emplee una palabra un poco dura, pero hay mucha hipocresía en todo esto. Hay mucha gente que se escandaliza, pero si se pregunta y se analiza su conducta freudiana hay una gran disposición a la corrupción en pequeño nivel. También en la vida cotidiana de mucha gente que ahorita está escandalizada. Es un problema que atraviesa todos los sectores de la sociedad y no solamente de las cúpulas que ahora están en el ojo de la tormenta (Caso Rómulo León y Alberto Quimper). Estamos ante un problema porque la corrupción está asentada en la sociedad misma. No solo es un problema de los políticos.

¿Cómo se percibe esas dosis de corrupción enquistada en la sociedad peruana?

Eso es una cosa compleja. Eso tiene que ver mucho con la modernización inconclusa del Perú. Hay muchos elementos que nos hacen una sociedad premoderna si quieres. Es decir, no hay una burocracia profesional en el Perú. No hay burócratas de carrera que es una de las características de los estados modernos. No hay. Un ejemplo de esto es ver los llamados cargos "de confianza". Por ejemplo también vemos que lo importante para tener un cargo público no es qué es lo que estudiaste sino, a quién conoces. Para empezar no hay un estado moderno no solamente a nivel político, sino también es tan importante a nivel de cómo estamos organizados a nivel de la burocracia.

¿Es más importante a quién conoces en vez de la capacidad para un cargo determinado?

Es evidente, es obvio y esto se ve hasta en los cargos más altos del estado. Es decir, no hay una meritocracia que logre colocar a las personas en el lugar que se merecen.

¿Qué aspectos puntuales faltan para consolidar una sociedad menos corrupta?

Esto es un proceso que no lo vas a lograr de un día para otro. Es un proceso de concientización. Donde no solo tienes que hablar en contra de la corrupción sino tiene que estar dispuesto de no caer en el juego.
Eso empieza con la educación. Por eso estudié la corrupción en el sector educación y allí donde se supone que a los chicos le implantas valores aparte de matemáticas. Es decir, el primer cambio empieza con la educación, con el primer ejemplo, empieza con una concientización pero es un proceso que duró siglos en Europa. No es que Alemania haya sido siempre un estado moderno sino que demoró siglos, pero acá tampoco lo vas a lograr de un día para otro.

¿Y en Alemania esa modernización le tomó años?

Fue un proceso que surge con la modernización de la sociedad, con el desarrollo del capitalismo moderno del siglo XIX. Allí surge un funcionario público moderno, caracterizado por la emancipación clara entre el cargo y el titular. Es decir, esté quien esté sentado en esa posición no importa. Lo que importa es el cargo, no la persona. Pero eso surge recién con la modernización del siglo XIX. Antes en muchos lugares el cargo público se compraba.

¿Existen formas de cortarle el paso a la corrupción que en el Perú todavía no se colocan?

Creo que los mecanismos de control son importantes, necesarios, pero no son suficientes. Creo que con la reforma del sector público solamente no lo vas a ver ahora. Sino también con una sociedad cocientizada. Una moral pública adecuada para evitar este tipo de problemas. Creo que el lado institucional es necesario pero insuficiente. Se necesita un proceso que va a tomar varios años.

LA FICHA


Nombre:
Ludwig Huber
Nacimiento: Neumarkt in der Oberpfalz, región de Bavaria, Alemania.
Estudios: Doctor en Antropología por la Freie Universität de Berlin
Gustos: Música rock y en especial Neil Young. Además prefiere la literatura clásica alemana y una predilección por los poemas de Goethe.

Por Franklin Briceño Huamán / elcomercio.com.pe

Fuente: El Comercio Perú

 

Etiquetas de Technorati: ,

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com