contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 14 de octubre de 2008

Per?: Del Castillo mentirosillo

Pruebas de la sinuosa trayectoria moral del fallido premier.- Lo que escondía "Dedo Gordo".- "Jorge" a San Jorge


Jorge del Castillo Gálvez, político sin escrúpulos para quien es legítimo corromper personas, métodos e instituciones si el objetivo final es el enriquecimiento personal.

Con el cinismo que lo caracteriza de nacimiento, el premier de la corrupción Jorge del Castillo Gálvez afirmó el día de hoy, en sus palabras de forzada despedida, que se consideraba honesto y transparente y que se sentía orgulloso de su impecable trayectoria de vida.

Sin duda alguna, las palabras postreras de del Castillo constituyen una nueva muestra que nos encontramos frente al político más cínico del Perú en los últimos cien años. Examinaremos a continuación algunas pruebas de lo que afirmamos, extraídas de las declaraciones juradas presentadas por el zamarro del Castillo como congresista.

Declaración jurada de bienes y rentas presentada por Jorge del Castillo Gálvez en el congreso de la república el 18 de julio del año 2000 (página 1). Haga clic sobre la imagen para ampliarla en una nueva pantalla y poder imprimirla.

Declaración jurada de bienes y rentas presentada por Jorge del Castillo Gálvez en el congreso de la república el 18 de julio del año 2000 (página 2). Haga clic sobre la imagen para ampliarla en una nueva pantalla y poder imprimirla.

¿Cuál era el patrimonio que Jorge del Castillo Gálvez reconocía poseer en el año 2000?


El 18 de julio del año 2000, al iniciar un nuevo período como parlamentario, el hoy defenestrado presidente del consejo de ministros, Jorge del Castillo Gálvez, presentó en el congreso la declaración jurada de bienes y rentas que aparece al inicio de este artículo. En ella informó sobre sus bienes propios y comunes, habidos en el país y en el extranjero.

Según la declaración jurada y disculpando la expresión, Castillo Gálvez era un muerto de hambre. No poseía bienes inmuebles ni valores. Tampoco poseía rentas. Mucho menos reconocía ser el titular de cuentas bancarias en el extranjero. El hoy renunciado primer ministro sólo aceptaba ser propietario de un automovil Peugeot, valorizado en 10 mil dólares, y ser titular de una cuenta bancaria con depósitos por mil nuevos soles.

¿Se ajustó a la verdad la declaración jurada de Castillo Gálvez?


No. Existen dos evidencias específicas que permiten deducir que Castillo Gálvez ocultó activos y rentas en la declaración jurada de julio de 2000.

La primera evidencia es el encubrimiento por parte de Castillo Gálvez de la propiedad de la oficina 617 en el edificio de la avenida Emilio Cavenecia 225, San Isidro. Como ya se explicó en este mismo blog, Vladimiro Montesinos a través de la Caja de Pensiones Militar-Policial, vendió la citada oficina a Castillo Gálvez en 1996. Castillo ocupó dicho inmueble por lo menos hasta el año 2002 (véase http://cavb.blogspot.com/2006/07/delitos-del-premier-castillo-glvez.html).

La segunda evidencia es el encubrimiento de las rentas e ingresos que percibía Castillo Gálvez. No sólo no declaró sus ingresos como congresista. Tampoco reconoció los ingresos provenientes de la oficina de servicios y cobranzas judiciales y otros que realizaba, utilizando las influencias que podía manipular en el medio judicial en su condición de dirigente del Partido Aprista Peruano.

¿Es posible estimar el monto del ocultamiento de bienes y rentas de Castillo Gálvez hasta mediados del año 2000?
Sí es posible.

Una primera aproximación, aunque incompleta por no considerar sus otras rentas, puede lograrse estimando los ingresos obtenidos por Castillo Gálvez en el período comprendido entre 1990 y el año 2000. Con la cifra de ingresos de una década –y asumiendo un nivel de gasto razonable– puede calcularse la posible acumulación e inversiones de Castillo Gálvez a julio del año 2000. Eso es lo que haremos a continuación.

Entre agosto de 1990 y julio del año 2000, Jorge del Castillo Gálvez fue representante parlamentario por un total de 80 meses. Castillo recibió ingresos en el congreso en dos períodos: entre agosto de 1990 y marzo de 1992 (20 meses), y entre julio de 1995 y julio de 2000 (60 meses).

Consideremos los ingresos de del Castillo Gálvez como congresista a lo largo de los 80 meses. Si se asume que la remuneración promedio de un congresista fue diez mil dólares mensuales (por recibir dieciséis remuneraciones mensuales al año, además de los dichosos gastos operativos), puede estimarse que desde 1990, como congresista, del Castillo percibió ingresos aproximados por ochocientos mil dólares.

Supongamos ahora que desde 1990 el congresista del Castillo Gálvez pudo acumular mensualmente cinco mil dólares. Es decir, destinó cinco mil dólares mensuales para sus gastos personales y familiares y ahorró los restantes cinco mil dólares. De esta manera puede estimarse que, a julio del año 2000, Castillo Gálvez debió haber tenido, en alguna parte, recursos acumulados (o invertidos) por alrededor de 400 mil dólares (80 meses multiplicados por 5 mil dólares mensuales).

Sin embargo, esos 400 mil dólares no aparecen en la declaración jurada de Castillo Gálvez en el año 2000, ni depositados en cuentas bancarias, ni como inmuebles, ni como valores. No existen. Se esfumaron.

Al ocultar sus activos e ingresos en la declaración jurada del año 2000, Jorge del Castillo Gálvez cometió el delito de perjurio.

¿Con esos antecedentes, podía confiarse en del Castillo Gálvez?


Del Castillo es
un político sin escrúpulos, para quien es legítimo corromper personas, métodos e instituciones si el objetivo final es el enriquecimiento personal. Ése es el genio y la figura ocultos de quien se presenta ante la sociedad vestido con el vendedor traje de concertador.

Alan García entregó a este discípulo moderno de Sir Francis Drake la presidencia del consejo de ministros. ¿Cree usted que se podía confiar tal puesto a Jorge del Castillo Gálvez?

Por César Vásquez Bazán

Fuente: Blog de César Vásquez PERÚ: Política y Economía

 


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com