contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 23 de septiembre de 2008

Bolivia: As? cortaron el gas para Argentina terroristas de ultraderecha

Separatistas en Bolivia cortan gas para Argentina



El bombeo de gas desde Bolivia a la Argentina estaba anoche suspendido.
Brasil también sufrió una merma de 10% después de que grupos opositores a Evo Morales cortaran el suministro al dañar un ducto que cruza la zona de Río Grande en Santa Cruz y que luego alimenta usinas brasileñas, que ayer se declararon en emergencia. Al conflicto se sumó la toma por parte de civiles rebeldes de 26 yacimientos en Chuquisaca que paró la producción de 2,3 millones de metros cúbicos destinados a la Argentina y a Brasil. La situación en Bolivia era de una gravedad inusitada. Hasta sus propias centrales térmicas deben utilizar biodiésel para generar energía en lugar del gas que abunda en su territorio y que no puede ser extraído por falta de inversiones. En este marco, los cortes no hacen más que agravar la provisión a la Argentina y a Brasil, ya que Bolivia no tiene disponibilidad de fluido.

Jóvenes universitarios, opositores a Evo Morales, ocuparon edificios públicos y destruyeron instalaciones.
La Paz (AFP, EFE, Reuters) -Se acentuó ayer el conflicto entre el gobierno de Bolivia, encabezado por Evo Morales, y las fuerzas de la oposición, por lo que quedó cortado el envío de gas a la Argentina y se redujo en 10% la exportación de ese producto a Brasil.

Por una explosión en un gasoducto en el sudeste de Bolivia, las ventas de gas a Brasil se redujeron a partir de ayer de 31 a 28 millones de metros cúbicos diarios, según informó el gobierno, que calificó el hecho de «atentado terrorista».

El presidente de la petrolera estatal YPFB, Santos Ramírez, denunció en conferencia de prensa que «grupos paramilitares y fascistas» provocaron un «atentado terrorista» al volar el gasoducto de exportación al Brasil.

El incidente se registró a la madrugada en el poblado gasífero de Yacuiba, cercano a la frontera con la Argentina, dañando un ducto de 32 pulgadas que enfila hasta la zona de Río Grande, en el departamento de Santa Cruz, que luego se conecta a otras líneas de bombeo a Brasil.

«La pérdida de esos volúmenes para exportarse significa económicamente la pérdida de más de ocho millones de dólares diarios por lo menos durante diez días», acotó el presidente de la petrolera boliviana, quien culpó a «prefectos y (dirigentes) cívicos» de oposición de promover el atentado.

El incidente se suma a la toma que efectuaron grupos civiles rebeldes de 26 yacimientos del campo de gas Vuelta Grande, en el departamento de Chuquisaca (sudeste), operado por la compañía Chaco, filial de la argentina Pan American Energy, que también paró la producción de 2,3 millones de metros cúbicos destinados a la Argentina y Brasil.

Protestas

El gobierno boliviano no hizo un balance final del volumen de merma de las exportaciones a Brasil, al que le debe entregar 31 millones de metros cúbicos diarios. En el caso argentino (entre 1 y 1,5 millones de metros cúbicos), el bombeo estaba parado hasta anoche.

Los sucesos se registran en medio de fuertes protestas opositoras en cinco de los nueve departamentos del país que se oponen a la nueva Constitución oficialista y exigen la devolución de fondos por un impuesto petrolero, que en febrero de este año Morales desvió para el pago de pensiones.

Del lado brasileño, hasta ayer no se notaba el faltante de gas. Según un vocero del Ministerio de Industria y Energía «el control que tenemos desde acá indica que Brasil está recibiendo 100% del gas esperado de Bolivia». Añadió que «por el momento no se han verificado bajas en ese suministro ni hemos recibido ningún comunicado de que ello ocurra».

No obstante, la misma fuenteañadió que «el gobierno está acompañando muy atentamentela situación a través de la embajada brasileña en La Paz y a través de Petrobras».

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, que acompañó a Ramírez en la conferencia de prensa, aseguró que el atentado al gasoducto se hilvana con la ocupación de yacimientos y que las acciones opositoras apuntan a un golpe civil.

«Estamos en el umbral de un golpe atípico contra el orden institucional desde las prefecturas y los comités cívicos y en el que ya no se necesitan tanques», declaró el ministro.

El funcionario anunció «mayor cobertura y presencia de unidades militares» en los yacimientos y pidió a la fiscalía que «ordene la detención de los autores» de la ocupación de entidades estatales. Quintana advirtió que a quienes acusó como promotores del golpe «no les interesa la democracia, sino instalar un clima de terror que pasa por sacrificar la economía», y convocó a la sociedad a «defender la unidad y la democracia».

Casi en simultáneo con esa propuesta, medio centenar de militantes oficialistas de la ciudad de El Alto, encabezados por un concejal municipal, ingresaron a la plaza principal de La Paz pidiendo a gritos que les entreguen armas «para aplastar a los neoliberales fascistas».

Asimismo, campesinos oficialistas se movilizaron para enfrentar a los autonomistas que desde la semana pasada ocupan edificios estatales, bloquean caminos y ocupan aeropuertos en Santa Cruz, Tarija, Chuquisaca, Beni y Pando. Unos 2 mil miembros de seis federaciones de cultivadores de hoja de coca del Chapare se concentraron en Bulo Bulo, una región petrolera entre Cochabamba y Santa Cruz.

Propósito

Otros grupos campesinos están concentrados en los municipios de Yapacani, Cuatro Cañadas, El Torno y San Julián, con la intención de controlar el tráfico en los principales cruces de caminos de Santa Cruz a Cochabamba, Beni y Chuquisaca.

La movilización fue lanzada por Coordinadora Nacional para el Cambio -integrada por organizaciones sociales oficialistasque se propone boicotear la Feria Internacional de Santa Cruz, a partir del domingo, impidiendo la circulación de vehículos hacia esa ciudad donde los opositores encabezan la secesión.

Los campesinos adelantaron que cercarán Santa Cruz en respuesta a la violenta ocupación de edificios estatales que concretaron el martes grupos de la Unión Juvenil Cruceñista, tras atacar con piedras y palos a policías y militares.

Prefectos y dirigentes opositores de Santa Cruz encabezan la demanda de autonomías departamentales que involucra también a Tarija, Beni y Pando. En esos cuatro departamentos se están poniendo en práctica estatutos autonómicos, aunque la actual Constitución del país no contempla autonomías departamentales.

Los dirigentes de esos departamentos rechazan el proyecto de nueva Constitución que Morales someterá a referendo en enero y anunciaron que no permitirán la consulta en sus jurisdicciones. Esos cuatro departamentos y Chuquisaca exigen también la restitución del impuesto que el gobierno recortó a las prefecturas para destinarlo a subsidios a adultos mayores.

En Tarija, 1.200 kilómetros al sudeste de La Paz, estudiantes universitarios armados de piedras y palos doblegaron ayer a la policía militar y saquearon las oficinas de la aduana mientras otro grupo ocupaba el aeropuerto. Ambito

Fuente: Total News Agency - Autopista de Medios


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com