contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 16 de septiembre de 2008

Bolivia: prefecto de Pando detenido por genocidio

SECESIÓN Y XENOFOBIA

El gobernador Leopoldo Fernández, opositor a Evo, está acusado de la masacre de indígenas. Multitudes exigen su traslado a prisión.

El gobierno de Evo Morales ordenó la detención de Leopoldo Fernández bajo el cargo de propiciar un genocidio en Porvenir, 1.200 kilómetros al norte de La Paz. (EFE)

El prefecto del departamento de Pando, Leopoldo Fernández, detenido hoy por militares que tomaron control de la ciudad de Cobija, en el norte de Bolivia, arribó a La Paz, donde cientos de pobladores exigían su inmediato traslado a la cárcel de Chonchocoro.

"La detención obedece a una acción legal y constitucional. Las Fuerzas Armadas cumplen con la Constitución", explicó Evo Morales desde el Palacio Quemado, sede gubernamental

Como ya había anticipado, el mandatario señaló que "hoy se inicia un proceso por genocidio al prefecto".

"Saludamos al Ministerio Público, que por fin intenta hacer respetar la vida y el patrimonio nacional. Ojalá pueda continuar. Esta detención está en el marco del estado de sitio, es legal y constitucional", aseguró Morales.

El edificio de la prefectura del amazónico departamento boliviano de Pando fue ocupado por militares, cuatro días después de que entrara en vigor un estado de sitio decretado por Morales, motivado por la "masacre de Porvenir", que dejó al menos 15 muertos.

"Los militares tomaron control de la plaza principal de Cobija y del edificio prefectural donde estaba el prefecto Leopoldo Fernández", informó una periodista de la red radial Erbol en transmisión directa desde Cobija.

Luego reportó que Fernández abandonó esa zona en un vehículo de color plomo del senador Paulo Bravo custodiado por uniformados. No se precisó el destino final del prefecto de Pando, pero se presume que sería trasladado a La Paz.

El gobierno de Evo Morales ordenó la detención bajo el cargo de propiciar un genocidio en Porvenir, 1.200 kilómetros al norte de La Paz, donde el pasado jueves una caravana de campesinos y estudiantes de una normal rural sufrieron una emboscada por sicarios de Brasil, Perú y Bolivia, según el Ministerio de Gobierno.

La ocupación militar de Cobija provocó el lunes la detención de 12 personas que fueron trasladadas de Cobija a La Paz para un período de confinamiento, todos acusados de alentar la formación de grupos irregulares y de otros hechos delictivos.

Fuente: Crítica Digital


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com