contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Domingo, 07 de septiembre de 2008

Grave advertencia sobre la actitud de Evo frente a la lucha contra las drogas

El prestigioso diario The New York Times previno que existe escasa cooperación del régimen boliviano con los Estados Unidos para combatir el narcotráfico.

Alertan por el aumento de cultivos

"Larga vida a la Coca, Muerte a los Yanquis” es una loa recurrente en el país de Evo Morales, pero también fue frase del propio mandatario cocalero en su última visita al Chapare. Así comienza el artículo titulado "En la lucha de los EEUU contra las drogas, Bolivia es un antagonista y difícil aliado", en la tapa de ayer de The New York Times.

Destaca que los Estados Unidos donaron helicópteros e indumentaria para la fuerza militar antinarcóticos boliviana, y que aún
así Bolivia es uno de los peores frentes en la guerra a las drogas en Los Andes, según el periódico. Morales mismo valora la coca como símbolo de soberanía y de antiimperialismo.

Aunque intentó restringir el cultivo de coca y aceptó 30 millones de dólares de los EEUU para combatir la cocaína, la relación entre ambos países no es buena, afirma el diario.

Y el aumento sin pausa de los cultivos deviene en más cocaína para los Estados Unidos, además de que en la región de Chapare el sentimiento antinorteamericano se desparrama entre cultivadores.

"Evo Morales no puede acceder a las demandas de los Estados Unidos luego de haber sido elegido democráticamente por una gran masa de indígenas enojados y hambrientos que no ven alternativas reales para ellos o sus hijos", dijo al diario un experto en políticas antidrogas de la Universidad de Miami.

El cultivo de coca subió 8% en 2006 y 5% en 2007, según la ONU. Un funcionario de la embajada norteamericana en La Paz que prefirió no ser identificado dijo: "Digámoslo de este modo: está yendo en la dirección equivocada".

Lejos de ser realmente aliados con los Estados Unidos, Morales disolvió hace poco una oficina de inteligencia especial que recibía dinero norteamericano, y anunció que Bolivia no enviaría más militares para ser entrenados en aquel país en la lucha contra las drogas.

Ideología pro-coca


El elemento definitorio de la presidencia de Morales fue la ideología pro-coca, afirma el diario, y lo liga a que la coca será siempre "parte de la vida" en Bolivia. De hecho, Morales pasó sus años adolescentes en los campos de coca y ascendió como sindicalista de cocaleros. El Chapare fue el caldero de violencia del que Evo surgió, añade el diario, citando la biografía de Morales del argentino Martín Sivak.

Sorprenden las organizaciones gremiales de cocaleros donde Morales es venerado. A pesar de que intentan limitar los cultivos para mantener el precio de la coca estable, "los productores de coca no parecen molestarse para que gran parte de sus cosechas se conviertan en cocaína contrabandeada a Brasil y la Argentina, sus más importantes mercados", añade The New York Times. Y concluye: "Es muy tenue la cooperación con los Estados Unidos y Morales directamente los desafía".

Fuente: Infobae.com


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com