contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Domingo, 31 de agosto de 2008

Colombia: Estructuras de seguridad del estado conspiran contra opositores

En Colombia existen estructuras del estado que desvían sus funciones y desarrollan acciones encubiertas contra disidentes y opositores, como sucedió recientemente en Bogotá donde elementos de la Dijin (Cuerpo secreto policial) resultaron involucrados en una operación de seguimiento el martes anterior que puso en riesgo su seguridad personal denunció el concejal del Polo Democrático y Secretario General del Partido Comunista Colombiano PCC, Jaime Caycedo Turriago.

COLOMBIA: Estructura...

Denuncian en Colombia que estructuras de seguridad del estado conspiran contra opositores

Bogotá- En Colombia existen estructuras del estado que desvían sus funciones y desarrollan acciones encubiertas contra disidentes y opositores, como sucedió recientemente en Bogotá donde elementos de la Dijin (Cuerpo secreto policial) resultaron involucrados en una operación de seguimiento el martes anterior que puso en riesgo su seguridad personal denunció el concejal del Polo Democrático y Secretario General del Partido Comunista Colombiano PCC, Jaime Caycedo Turriago.

Si en las narices de la política de “seguridad democrática” del presidente Álvaro Uribe Vélez en pleno centro de la capital de la república se presentan estas situaciones, ¿Cómo será en las regiones apartadas de Colombia, donde a diario se detiene, desaparece y asesina a dirigentes de nuestro partido y de otras organizaciones de la oposición al régimen? Se preguntó el dirigente comunista.

“Esta es una situación muy grave que no debemos dejar prosperar en el país” declaró.
Extraños robos en sede de PCC y la JUCO

Caycedo Turriago aseguró que la contradicción que atraviesa al estado colombiano tiene que ver con amplios sectores sociales que se movilizan para exigir sus derechos constitucionales, cese a la violencia y vigencia de plena democracia, pero encuentran la aplicación oficial de una conducta militarista represiva indiscriminada de estructuras de la seguridad de la Casa de Nariño. Denunció “sospechosos y curiosos robos” en las sedes del partido y la Juventud Comunista JUCO en varios lugares, así como de otras organizaciones defensoras de los derechos humanos y sindicatos para llevarse los discos duros de las computadoras con información presuntamente usada para alimentar los procesos políticos contra parlamentarios y dirigentes de la izquierda. “Algo muy extraño está ocurriendo en Colombia, tenemos que abrir los ojos, por eso junto a la bancada de concejales del polo hacemos un llamado a la comunidad para que se levante y denuncie en los consejos de seguridad todas las irregularidades y violaciones a sus derechos” sostuvo.

¿Iban a matar a Caicedo?

El concejal del polo fue seguido en horas de la tarde del martes 19 de agosto, por miembros de la Dijin en forma irregular, quienes al ser abordados por la seguridad del dirigente de izquierda argumentaron que se trataba de la persecución a un narcotraficante. Era una operación similar a la que aplicaron para secuestrar y asesinar al líder sindical Guillermo Rivera Fúquene. También han sido denunciados seguimientos a Iván Cepeda Castro, director del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de estado –MOVICE- y al defensor de presos políticos Miguel González, quien tuvo que salir del Colombia para proteger su vida.

Los miembros de la Dijin estaban acompañados de otras seis personas que huyeron en dos taxis y una moto, el concejal Caycedo envió una queja al procurador general de la nación y solicitó la apertura de una investigación rigurosa sobre los hechos. También reclamó el esclarecimiento pronto y efectivo acerca del papel que están cumpliendo estructuras del Estado en operaciones encubiertas o semi-encubiertas, cuya directriz operativa está dando al traste con los derechos constitucionales, las libertades políticas y públicas y los derechos humanos.

Jaime Caycedo viene encabezando fuertes denuncias por las violaciones derechos humanos en Colombia fruto del terrorismo de estado y la política de “seguridad democrática” del mandato de Uribe Vélez y sus implicaciones en Bogotá, especialmente la presunta participación de la policía nacional en la desaparición y muerte del sindicalista de la Contraloría Distrital, Guillermo Rivera Fúquene. También ha denunciado con firmeza que sectores militaristas de la ultraderecha desarrollan una encerrona contra los bogotanos y el gobierno del polo democrático con el objeto de militarizar la ciudad a propósito del manido debate sobre la inseguridad.

Por Hernán DURANGO

Fuente: Indymedia Colombia


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com