contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 26 de agosto de 2008

Colombia: Carta abierta al Tribunal Permanente de los Pueblos Sesi?n Colombia

Para nosotros, los indígenas de la Sierra Nevada de Gonawindûa (SNSM) esta es nuestra casa sagrada y por tanto el hombre debe tener una especial atención en su preservación porque este territorio es un privilegio de la humanidad y no solo Koguis, Arhuacos, Kankuamos y Wiwas.

El hombre todavía no ha podido entender que nuestra madre LA TIERRA es una suma de cosas lógicas y por tanto se ha salido del pensamiento de que a la tierra hay que cuidarla, guardarla, preservarla y rendirle tributo, misión que cumplen nuestros MAMOS como autoridades tradicionales, pero nuestro hermano se ha dejado llevar del pensamiento que predica la destrucción del planeta con el único objetivo de alcanzar beneficios económicos.

Nuestros mamos mayores vienen reflexionando acerca de la confusión que hay en la tierra y qué camino se va seguir para conservarla cuando el sol calienta más, la luna tiene más tristeza, el viento tiene mensajes diferentes, la lluvia ya no es uniforme, el medio ambiente está contaminado y los animales que antes vivían en estado de equilibrio le hacen daño al hombre. El felino devora así como la sociedad se está devorando así misma.

Lo que está ocurriendo con el agua es un mensaje. Sino estuvieran en ésta montaña sagrada los hermanos mayores hoy no existiría ni un río, pero le hemos venido haciendo pagamentos al agua, hablando con ella; con las nubes, con los ríos, las estrellas y con todo lo que es símbolo de la vida; pero el hombre en vez de interpretar el agua como un símbolo de vitalidad, la está interpretando como un símbolo de guerra, de muerte.

Hoy nuestra Sierra Nevada se encuentra menos cubierta de glaciares, saqueada de sus valiosas maderas, invadido el pie de monte con palma africana para los agrocombustibles de exportación, enfrentando una arremetida de planes del mal llamado desarrollo que buscan acabar con nuestras culturas, privarnos de nuestra autonomía y volvernos cada vez más dependientes de las limosnas y proyectos de gobiernos extranjeros y de las ONG.

En la región occidental de la Sierra Nevada y como parte del despojo de nuestra tierra, desde hace más de 80 años, reina la producción bananera en manos de empresas multinacionales con su historia de muerte.

La masacre de las bananeras en 1928, ejecutada por el Ejercito Colombiano en cabeza del General Cortez varas defendiendo los intereses de la United Fruit y desde la década de los 90 con el florecimiento de los grupos paramilitares ha sido la Chiquita Brands quien ha financiado las actividades desarrolladas al interior de nuestro territorio por estos supuestos contrainsurgentes. También recordamos con dolor, la muerte de tres grandes líderes, en cabeza de Luís Napoleón Torres, asesinados por el ejercito Nacional como represalia por un secuestro cometido por otra de las avispas ponzoñosas pero con el brazalete del Ejercito del Pueblo.

Hemos sido victimas pero también testigos de las actividades desplegadas por el narcotráfico desde los años 70 con la llamada "Bonanza Marimbera" y más tarde del negocio de la hoja de coca con sus secuelas de depredación de nuestros bosques y la alteración de todas las manifestaciones de vida producida por las fumigaciones ordenadas desde la oficina de antinarcóticos de la embajada americana.

Al interior de nuestro territorio ancestral demarcado por la línea negra y reconocido por el gobierno Nacional mediante resolución # 837 del 28 de agosto de 1995 se vienen adelantando en los últimos años los planes de desarrollo económico y social que definen "Líneas estratégicas para promover un medio integral sostenible para la Sierra Nevada de Santa Marta". Este plan de desarrollo tiene sus bases en el estudio de la Fundación prosierra, dirigida por Juan Mayr ex ministro del Medio Ambiente, que realizó en nuestro territorio con la financiación del Banco Mundial.

Los especialistas en política económica señalan que las principales actividades productivas dependen directa o indirectamente de los servicios ambientales de esta ecoregión, especialmente del recurso hídrico del cual solo el 8% es para consumo humano, el resto es usado para actividades productivas como Agricultura, Ganadería y Minería, que nos permite entender mejor los megaproyectos. Como el de la represa El Cercado en el río Ranchería, con sus distritos de riego el puerto Multipropósito Brisa S.A en Dibulla que incluye un complejo siderúrgico, una cementera, una zona franca industrial y la represa de Besotes en el Cesar.

Junto con el desarrollo de estos megaproyectos, Ingeominas encargó a la compañía B y G para actualizar el mapa geológico de la Sierra Nevada, y la realización de estudios de sedimentología fina en los cauces de los ríos que descienden de la Sierra Nevada, lo que sumado al acuerdo entre la alcaldía de Pueblo Bello y la empresa Aguas de Manizales nos están dejando en manos de los mercaderes del agua y sus procesos de privatización.

También se encuentra la explotación de los recursos minerales en metales especiales como titanio, rocas ornamentales y materiales de construcción; además se avanza por parte de varias multinacionales, en la investigación sobre la plataforma continental de la Sierra Nevada de Santa Marta por considerarla promisoria para la acumulación de hidrocarburos.

La industria turística es otra de las beneficiadas, se entregó en concesión a la empresa Aviatur del señor Bessudo el Parque Nacional Tayrona, y en el Cesar se tiene puesto el ojo en Nabusimake capital del territorio Arhuaco; el paquete turístico quedará más atractivo pues por obra de Acción Social de la Presidencia de la República nuestras milenarias barreras espirituales quedaron convertidos en una serie de pueblos talanqueras, cerca de varias cabeceras municipales y que buscan "recrear el aspecto tradicional de los pueblos indígenas" que protegerían 35 cuencas y 350 microcuencas.

Seguimos siendo desplazados en nuestro propio territorio esta vez en la reubicación en las partes bajas "para vivir cómodamente" de acuerdo a los parámetros del civilizado, mientras en los sitios sagrados en las partes altas de nuestro macizo montañoso, se instalan bases militares de Alta Montaña.

Lo anterior nos permite concluir que el principal recurso que busca apoderarse el Gobierno, las entidades financieras y las multinacionales es el recurso hídrico considerado hoy por el mundo como el oro azul.

Si queremos constar con este recurso vital, proponemos a nuestros hermanitos menores una política que siempre hemos tenido: de RECIPROCIDAD (yo te ayudo, tu me ayudas), en esta caso para el cuidado y preservación de los recursos desde nuestros saberes ancestrales.

Debemos buscar y acordar la unidad del pensamiento que nos permita interpretar las montañas de la Sierra como casa sagrada de la humanidad y de ésta manera llevar el adelanto espiritual del pensamiento junto con el adelanto del hombre para preservar e interpretar la naturaleza.

Queremos expresar de manera categórica nuestro rechazo a todos aquellos planes de desarrollo económico dentro de nuestro territorio sagrado, por que nosotros hemos existido siempre para cuidar el pensamiento de la madre naturaleza y nuestro mensaje es la búsqueda de un verdadero amor que nos identifique con todos los bienes que nos fue dejado y hacemos un llamado a la humanidad sembrar la gran verdad que se ha desarrollado y germinado en tantas y en tan maravillosas formas para de ésta manera establecer una escuela de dialogo permanente interactuando con la naturaleza y de esta manera proteger y cuidar el mundo.

[Enviada por Asociación COSMOS / RED DE HERMANDAD Y SOLIDARIDAD - COLOMBIA]

Fuente: Adital -


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com