contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Domingo, 24 de agosto de 2008

Los Nativos vencieron a los Buitres o el Corral quemado de Alan (leyenda amaz?nica)

Por Rodrigo Nuñez

Como en una leyenda amazónica los hombres salieron de sus bosques y derribaron a los buitres con sus flechas y sus arcos.

Miles de nativos dejaron sus tierras ancestrales y se impusieron a las aves carroñeras, que querían destruir su hábitat y disolver sus pueblos, para después arrebatárselos a precio vil. Wampis y aguarnuas, shipibos y machigüengas le quemaron el corral al Grupo Romero, a los Rodríguez Pastor (dueños de Interbank y socios de halcón Benavides), a Hunt Oil, a Halliburton y a Pluspetrol. Tomaron carreteras hidroeléctricas y gasoductos y le pararon el macho a la nueva oligarquía que se ha apropiado del estado y de las riquezas de todos los peruanos. Los verdaderos héroes del Cenepa no se dejaron amilanar por este ejército que una vez mas demuestra que solo sirve para matar peruanos, ni por la policía. Se pintaron las caras, tomaron el puente de Corral Quemado, y en un nuevo moqueguazo dispararon la cerbatana de la verdad contra la cachetona soberbia presidencial, que hoy debe estar derrumbado a pesar de todos los litios del mundo.

Los buitres se tuvieron que tragar su sapo envenenado. Los pueblos indígenas le dijeron no a la rapacería de nuestra falsa burguesía. Hasta el propio presidente salió a los medios a intentar convencernos del error histórico que significaba derogar sus indignos decretos contra el Perú. La doctrina Chessman del perro del hortelano finalmente ha recibido su primer flechazo, y esta vez en el corazón. Todo el Perú y hasta los medios han reconocido que algo oscuro hay detrás de esta ideología que los ricos y los empresarios cutreros defienden con tanto ahínco. Cuando Ismael Benavides acusa de buitres a las ONGs que apoyan a los nativos, hay demasiada interés subalterno, demasiada codicia de mercader en los ojos del ministro de agricultura, como para que encima nos chupemos el dedo.

Bolivar en 1823 decretó la libre compra y venta de las tierras comunales, como ahora preconiza la anacrónica doctrina Chessman. Grave error histórico. Ante la falta de estado los gamonales invadieron los propiedades de las antiguas reducciones indígenas y nació el latifundio y a gran hacienda. Como dice Macera, el agro se refeudalizó y la servidumbre se incrementó. Debieron pasar cien años de luchas campesinas para que la comunidad resucitara y volviera a ser reconocida. ¿Lo sabía usted, ilustradísimo Alan? El mercado en países como el nuestro de larga opresión colonial, es asimétrico desigual e injusto. El estado moderno le debe protección a los débiles y tiene la obligación de salvaguardar los intereses de los más vulnerables. ¿O ustedes creen que el grupo Romero va a negociar en igualdad de condiciones con la comunidad de los cocamas del Ucayali?

La doctrina Chessman tiene además de anacrónica, un defecto mayor. Olvida que el planeta se está calentando y que el capitalismo salvaje amenaza la continuidad del planeta. La modernidad no es señorita Chessman arrasar con la amazonía, ni abrir carreteras ni sembrar soya. La modernidad es evitar que este Planeta se vaya al cacho.

Pero la lucha contra la doctrina Chessman no termina aquí. Hay 97 decretos legislativos aprobados por los ricos del Perú, que atentan contra el pueblo y los recursos naturales y que es preciso derogar. So pretexto del maldito TLC Alan ha dado un autogolpe de estado, convirtiendo esta entidad nacional en patrimonio de 20 familias y veinte trasnacionales. Casi cien decretos que no han sido redactados por el Congreso sino fabricados entre gallos y medianoche en los muy exclusivos y elegantes bufetes de abogados de Lima. Algo así como la tercerización de la soberanía popular. ¿Quiénes son ahora los legisladores de facto? Quiénes han redactado estas leyes, que estudios jurídicos? En primer lugar Apoyo consultores, un pool empresarial con intereses económicos en la banca, la industria, y la agroexportación, dirigido por el ubicuo FOZ, Felipe Ortiz de Zevallos, un lobbista de empresas trasnacionales y chilenas que llegó hasta embajador en los yunaites. También destacan los estudios Grau y Echecopar especializados en derecho tributario. Linda chamba y muy bien remunerada, ocultar las ganancias para pagar menos impuestos ¿Conflictos de intereses? Nada que ver, ustedes saben que la ética de los abogados es como una pompa de jabón. También entre los flamantes hacedores de leyes están el estudio Rodrigo, Elias, Medrano, preferidos por las mineras y los bancos y con hartas conexiones con los poderosos. ¿Quién mas? Rubio, Leguía, Normand y asociados, que ganan como abogados y como directores de los grupos Rodríguez Banda, Rodríguez Pastor (Interbanc), Cencosud, Gildemeister, Von Appen y el grupo Romero. Parafraseando a Vallejo ¿Hablar después de los buitres de las ONGs?

Alan y la nueva plutocracia ha perdido una estratégica batalla, pero no la guerra. Sucesivos conflictos sacudirán el país tras la entrada en vigencia del resto de decretos. Sin embargo, el aislamiento del régimen comienza a ser colosal. Hasta algunos apristas votaron por la derogatoria. La alianza con la derecha mas codiciosa y cavernaria, y con el errabundo fujimorismo ha partido la estrella. Este segundo moqueguazo ha dejado maltrecho a Alan y del Castillo, y a todo su gallinero ministerial. Qué autoridad puede tener ahora este gabinete para conducir al país en medio de la crisis mundial. Si Alan no quiere terminar revocado debería hacer un cambio de 180 grados. Pero no lo va a hacer y el poco crédito que le quedaba al gobierno se va a diluir con los días. La gobernabilidad ya está pegada con babas. Tarde o temprano habremos de deshacernos de este régimen inepto, ignorante y corrupto.

Para terminar sólo comentar el triste papel de Brack Egg. El defensor de la naturaleza hasta llamó a la represión militar contra los nativos. La vanidad del poder que le dicen. Felizmente ahora ya sabemos quién es, y el precio que tenía. Que le aprovechen los billetitos de Majaz y la Sociedad Nacional de Minería, Un oxapampino trepador, nada más...

Fuente: Blog de Rodrigo Nuñez


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com