contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Domingo, 10 de agosto de 2008

A horas del referendo, se multiplican manifestaciones de apoyo a democracia boliviana

 En los últimos días, el pueblo boliviano ha manifestado su amplio apoyo a Evo Morales y su confianza en la victoria electoral. (Foto: Abi)
En los últimos días, el pueblo boliviano ha manifestado su amplio apoyo a Evo Morales y su confianza en la victoria electoral. (Foto: Abi)

La Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú, saludó ''la altura política'' del presidente Morales por llamar a este referendo revocatorio y se manifestó ''totalmente convencida'' de que el pueblo boliviano ''hará prevalecer la verdad y la justicia''.

Bolivia se encuentra a la expectativa a pocas horas del referendo revocatorio que se llevará a cabo el domingo. Personalidades y organismos internacionales expresaron su apoyo a la democracia boliviana y su preocupación frente a los actos de violencia propiciados en los últimos días por opositores al gobierno.

Este viernes, el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Moon, el Gobierno de Brasil, la Nobel de la Paz Rigoberta Menchú y el presidente del Comité de Representantes Permanentes del Mercosur, Carlos "Chacho" Alvárez, manifestaron su preocupación por la situación en el país en vísperas del referendo.

Ban instó a las fuerzas políticas de Bolivia a celebrar en un clima pacífico la consulta en la que los bolivianos decidirán si deben seguir en sus cargos el presidente del país, Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera y ocho de los nueves prefectos de departamentos.

"En el interés del fortalecimiento de la democracia y los derechos humanos en Bolivia, el secretario general insta a todos los agentes políticos y sociales a que se aseguren de que haya un clima pacífico durante el proceso electoral y su resultado", apuntó la portavoz Michele Montás.

Montás señaló que Ban reafirma el compromiso de las Naciones Unidas de colaborar con el Gobierno boliviano y la sociedad en general para establecer "un ambiente de tolerancia, respeto y diálogo".

La consulta se llevará a cabo en un clima de confrontación política y social, con enfrentamientos e incidentes y una huelga de hambre de prefectos de departamentos que buscan la autonomía, lo que ha llevado al Gobierno de Morales a afirmar que el país está "en el umbral" de un golpe de Estado civil.

Carlos Álvarez, quien encabeza la delegación de observadores del Mercado Común del Sur (Mercosur), dijo sin embargo que "no hay espacio para el golpe de Estado" en Bolivia y sostuvo que todos los sectores deben actuar "codo a codo" para defender la democracia de este país.

"La democracia tiene una enorme importancia no sólo para el pueblo boliviano en primer lugar, sino para el conjunto de la región. Bolivia es un país estratégico, es un país decisivo en América Latina", añadió Álvarez.

Por su parte, el gobierno brasileño hizo votos este viernes, por medio del asesor para Asuntos Internacionales de la Presidencia, Marco Aurelio García, para que "el referendo se celebre en términos de paz y tranquilidad" y garantice la "preservación de la democracia".

A su vez, Rigoberta Menchú envió un mensaje de "solidaridad y apoyo" a su "hermano y amigo de lucha", el presidente Morales, ante los embates que, según ella, está lanzando la oligarquía para, "a toda costa", derribar al Gobierno.

La premio Nobel saludó "la altura política" del presidente boliviano por llamar a este referendo revocatorio y se manifestó "totalmente convencida" de que el pueblo boliviano "hará prevalecer la verdad y la justicia".

Seguidores confían en la victoria

El presidente Evo Morales llamó la víspera al pueblo a defender la democracia y las instituciones nacionales en ese acto electoral e impedir el boicoteo al mismo impulsado por varios grupos de la oposición.

Los seguidores de Morales, quienes respaldan el proceso de cambio encabezado por el primer presidente indígena de este país andino, han manifestado en los últimos días su amplio apoyo al mandatario y su confianza en la victoria.

Para ser ratificados en sus cargos, el jefe de Estado y el vicepresidente, Álvaro García Linera, la votación por el No no debe superar el 53,74 por ciento, resultado que obtuvieron en las elecciones presidenciales del 2005.

Por su parte el canciller boliviano, David Choquehuanca, denunció a TeleSUR que grupos violentos pretenden impedir la celebración del referendo.

"Queremos comunicar a la comunidad nacional, a la comunidad internacional, la preocupación del gobierno nacional que grupos antidemocráticos han empezado a realizar una serie de acciones violentas para evitar, sabotear y tratar de empañar el referendo revocatorio de este domingo 10 de agosto", expresó.

Esta semana, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, instó a los bolivianos a evitar la violencia, a buscar un camino para resolver la crisis política y a posibilitar que el referendo se celebre en paz.

Fuente: TeleSURtv.net

 


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com