contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 08 de julio de 2008

Comunicado del Partido Socialista: Por un Paro Nacional que construya Futuro

Además del Paro Nacional Agrario y el Paro Amazónico que empiezan el 8 de Julio, cada vez mayores sectores sociales vienen juntándose en un torrente de voces hacia el Paro Nacional del 9 de Julio. Para muchos es la única forma de frenar las intenciones del gobierno de criminalizar las protestas sociales y de liquidar cualquier oposición social y política; para otros, es también la forma de desenmascarar el “crecimiento económico” que para la mayoría solo significa igual y a veces menor salario, aumento semanal de precios de los productos de primera necesidad, mayor costo de producción de los productos de nuestras pymes, mayor costo de los insumos para la producción de nuestros pequeños agricultores y ganaderos, en especial las comunidades campesinas. Hay también sectores sociales, que a pesar de percibir lo anterior, afirman que el “paro ya fue”, que ya no es la forma de luchar, que la concertación y el diálogo es la única vía.

Los socialistas nos sumamos al Paro Nacional Agrario y al Paro Amazónico, e impulsamos el Paro Nacional del 9 de Julio, y afirmamos que hay que detener al gobierno en ese intento represivo ya fuera de época, hay que voltear la torta del “crecimiento de los ricos” para los pobres, que aprovechemos esta “bonanza” no para engordar mas a unos pocos sino para asegurar la vida y el futuro de la mayoría de peruanos, para conservar la riqueza y los recursos naturales también para el mañana, para que el “crecimiento” se convierta en desarrollo sostenible. Y el Paro y las movilizaciones, fueron y son nuestras formas de lucha, las únicas a las que podemos recurrir cuando las “otras formas” no son suficientes o cuando se convierten en un diálogo de sordos.

Y es que en nuestro país la economía la vienen manejando los grandes inversionistas y de la manera mas fácil para ellos, pero que afecta negativamente el futuro de nuestro país. Vienen explotando nuestros recursos naturales (minería, petróleo, gas, etc.), como materia prima sin agregarle valor, sin dejar nada a cambio; peor aún, afectando el medio ambiente, la agricultura y la ganadería. Y esta forma de manejar la economía tiene el apoyo incondicional del gobierno, que más bien quiere liquidar cualquier reclamo o cuestionamiento a esta forma de manejo.

La derechización del gobierno aprista, incluso el haber desplazado a la derecha tradicional del escenario político, tiene su sustento en esta lógica de acumulación capitalista que solo le interesa que se modernice la gran producción de materias primas (minera, gasífera, petrolera, pesquera) y que el resto de sectores productivos sólo son necesarios si le sirven a sus necesidades de acumulación. A esta forma de acumulación no le interesa entonces el desarrollo económico local, menos aun el rural, no le interesa la industria y menos la pequeña y micro empresa, no le interesa la inversión y el desarrollo regional, salvo las que le sirva para movilizar y trasladar sus productos. Es esta alianza gobierno y gran capital la que hegemoniza la vida política del Perú hoy, y la cual queremos que cambie.

Frente a esta lógica, solo la unidad más amplia de sectores sociales, económicos y hasta políticos, podrá generar condiciones para el cambio. Las comunidades campesinas, los pueblos indígenas, amazónicos y afroperuanos, los productores agrarios y ganaderos, trabajadores del campo y la ciudad, articulados a sus gobiernos locales y regionales, constituyen un primer nivel de unidad local y regional.

También los artesanos, microempresarios, auto empleados, cesantes y jubilados, maestros, jóvenes de ambos sexos, pobladores urbanos, estudiantes universitarios, movimientos por la defensa de la infancia, el adulto mayor, la salud y la educación pública universal, a los que deben agregar los representantes de la Sociedad Civil en los Consejos de Coordinación Regional y Local, los Comités de Vigilancia, las Juntas Vecinales Comunales y los representantes de la Sociedad Civil en las Mesas de Concertación.

Para los socialistas, el Paro no puede ser sólo una acción, tiene que ser parte de un proceso de unidad de todos los sectores mencionados. Por lo tanto, debemos promover la institucionalización de instancias o espacios que sostengan esta unidad. La conformación de las Coordinadoras Políticas y Sociales, podrían ser una alternativa, pero solo donde no existan espacios regionales o locales propios. Hay Frentes Regionales, Asambleas Regionales, Foros, Comités, Mesas, etc. que se han conformado y funcionan bien en algunas regiones o localidades, que pueden convertirse y consolidarse en esta etapa.

Esta unidad no puede ser solo orgánica, debe ser también programática, y por lo tanto la Plataforma del Paro puede ser el inicio para la construcción de propuestas programáticas regionales y locales. En este sentido, existen espacios de reflexión programática, como COREDES ó Grupos de Iniciativa Regionales, que pueden también ser un gran aporte en este sentido.

Existe la propuesta de que a nivel nacional el espacio programático sea la Coordinadora Político Social-CPS y que la unidad más amplia sea la Asamblea Nacional Permanente de los Pueblos-ANPP, como si desde Lima podemos hacer que el movimiento social regional y sus apuestas calcen en uno o dos esquemas. Para los socialistas, la realidad nos muestra una diversidad de experiencias regionales y locales de unidad que ya están en proceso. Nosotros partimos de estos procesos regionales y locales, y le daremos valor agregado programático, y donde no exista, construiremos la CPS. Esto exige un esfuerzo de unidad político y social amplia y diversa, y es la tarea al cual nos comprometemos también, militantes y autoridades (alcaldes, regidores y consejeros) socialistas.

Lima, 06 de Julio 2008

Comisión Política
Partido Socialista

Fuente: PARTIDO SOCIALISTA


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com