contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Jueves, 03 de julio de 2008

Colombia: La Polic?a siembra coca y marihuana en Tolima, Boyac? y Putumayo

Los narcotraficantes tendrán que enfrentar próximamente las nuevas estrategias de las autoridades para combatir cultivos ilícitos. 

Con base en la propia experiencia de la Policía, que decidió sembrar coca y marihuana en el Tolima, Putumayo y Boyacá, se buscará desentrañar todas las artimañas de los cultivadores ilegales.

Desde hace dos años y con permiso del Gobierno Nacional, la Policía ha sembrado coca en San Miguel, Putumayo, en Boyacá y ahora tiene dos plantaciones en San Luis, Tolima, en donde ingenieros agrónomos de la institución y varios uniformados siembran y cuidan cerca de 3.600 matas de coca con el fin de examinar su comportamiento. 

Próximamente piensan diversificar el cultivo ilícito y quieren sembrar algunas plantas de marihuana para estudiarlas. 

Aunque en el mundo hay más de 259 variedades de la hoja de coca, en Colombia se han detectado tres, la Ipadu, la Nevogranadiense y la coca, y las tres han sido cultivadas por los policías, que ponen en práctica cuanta artimaña utilizan los narcotraficantes para establecer si sus prácticas son efectivas para eludir la acción del glifosato. 

Voceros oficiales señalaron que en los dos plantíos que tiene la Policía en el Tolima, los uniformados aplican a las hojas de coca, jabón, limpiador de pisos, urea, aguadepanela y todo tipo de sustancias que los cultivadores utilizan en las plantaciones al servicio del narcotráfico. 

Cuanta sustancia o práctica realizan los narcotraficantes, inmediatamente es desarrollada en esas matas experimentales para saber qué es cierto y qué no. 

Inclusive en alguna época los traficantes cortaban la punta de la hoja para evitar que el glifosato penetrara a la mata, así lo hizo la policía y resultó ser un mito falso. 

Uno de los uniformados encargado de las pruebas arrancó de raíz una mata y a los dos días la volvió a sembrar y esta siguió creciendo como si nada, sin embargo se trajo unos palitos para Bogotá y el frío se los mató. 

Fuentes de la Policía antinarcóticos señalaron que la institución está destinando mayores recursos para la investigación, con el fin de conocer perfectamente las plantas y poder combatirlas. 

Además se están realizando pruebas al suelo y a los animales para establecer con certeza si hay efectos del glifosato sobre el medio ambiente. 

En breve en esos mismos cultivos en los que son capacitados los erradicadores, se empezará el entrenamiento de perros que entrarán a fortalecer la lucha contra el narcotráfico.

Fuente: Radio Caracol


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com