contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Lunes, 30 de junio de 2008

5 preguntas sobre el Paro (del 9 de julio del 2008)

A nueve días del Paro Nacional que han convocado organizaciones sociales y políticas, el presidente de la CONFIEP, Jaime Cáceres Sayán, no logra entender las razones de la medida. Aquí le enviamos nuestro ingenuo aporte, en versión “todo lo que usted siempre quiso saber sobre el Paro y nunca se atrevió a preguntar”.

Pregunta uno: ¿El Paro es político?

¡Claro que sí! Es una demostración pública de desacuerdo con las políticas del Gobierno. ¿Cómo podría no ser un hecho político?

La “acusación” de que la medida tiene motivaciones “políticas” es un facilismo que recuerda las épocas de la antipolítica. La cosa es recontra simple: Alan García ha apostado por un modelo en el que el gran capital extranjero es el protagonista de un crecimiento económico basado en la extracción de recursos naturales. Los que convocamos y/o apoyamos el Paro buscamos un modelo diferente pues consideramos que éste es injusto e insostenible. Eso, disputar el modelo de desarrollo, es hacer política.

Los que lanzan esta “acusación” quisieran que el Paro tenga unas cuantas demandas específicas que puedan ser negociadas. Por ejemplo ahora Jorge del Castillo quiere modificar un punto del Decreto Legislativo 1015 para que los gremios agrarios no acaten la medida. Pero si hablamos de normas, hablemos de los 102 decretos que el Ejecutivo ha emitido hasta ahora excediendo las atribuciones que el Congreso nunca debió darle, y que configuran toda la apuesta política del Gobierno. ¿Está Jorge del Castillo dispuesto a negociar todos estos puntos?

Si no es así, mejor que no convoque a ninguna reunión y que acepte que, aunque le duela, el Paro avanza.

Pregunta dos: ¿el Paro se está desinflando?

La semana que pasó, Jorge del Castillo se reunió con algunas organizaciones importantes y afirmó que 25 gremios habían descartado participar en la jornada del 9 de julio.
Veamos el caso de los dos gremios más importantes que “desconvocaron” al Paro: CONVEAGRO y la Junta Nacional de Usuarios de Riego. En primer lugar, habría que decir que ninguna de estas organizaciones convocaba al Paro, así que mal podrían desconvocarlo. Y en segundo lugar hay que precisar que nadie esperaba demasiado espíritu combativo de ellas. La Junta suele retirarse rápidamente de cualquier medida de fuerza: no está dentro de quienes cuestionan la política general del Gobierno, sino entre quienes busca negociar puntos específicos. En tanto, el presidente de CONVEAGRO, Luis Zúñiga, postuló al Congreso el año 2006 en representación del Partido Aprista, cosa perfectamente legítima pero que nos sugiere qué actitud podíamos esperar de él.

El Paro no se está desinflando. Muy por el contrario, es probable que sea uno de los más fuertes en los últimos años, y eso explica la desesperación del Gobierno por firmar acuerdos con todo el mundo esta semana. He tenido la oportunidad de participar en la convocatoria al Paro en mercados de Villa El Salvador, y he podido comprobar que la temperatura de la calle es muy diferente de la que quisiera el Premier. El primer día una señora me recibió el volante y me dijo: “¿es contra el Gobierno? Dime qué día y a qué hora y allí estaré con mi esposo y mis hijos”. Luego, un señor a quien debíamos “concientizar” nos estuvo explicando con lujo de detalles que en Bolivia, Ecuador y Chile el gas es más barato que en Perú, lo que es un abuso porque aquí somos productores, y que todo eso se debe al contrato firmado con Camisea, que el Gobierno no quiere revisar. Una más: hoy, un transeúnte que trabaja en albañilería contó que había sido contratado en una obra en la casa del ministro Garrido Lecca, quien habría gastado 800 mil dólares para ponerse un jacuzzi y una piscina. Por supuesto, no puedo confirmar la información. Pero el señor estaba indignado, según me dice la amiga que conversó con él, y pidió material de difusión sobre el Paro para llevarlo a sus compañeros.

Así que aunque Del Castillo diga lo contrario... el Paro avanza.

Pregunta tres: ¿para qué hacer un Paro, si la economía va tan bien?

¿La economía va bien? Claro, va recontra bien. Las empresas mineras ganaron en los últimos dos años 2500 millones de dólares que no esperaban. El producto bruto está creciendo a un ritmo cercano al 10%, y según el INEI, la pobreza se redujo en 5% el 2007. Sin embargo, el 71% de los encuestados por la PUCP piensa que su situación económica está igual o peor que antes, y el 86% de los mismos cree que la distribución de la riqueza en el país es injusta o muy injusta.

El problema no es si la economía va bien o no va bien, sino si va bien para quiénes y a qué costo. ¿Por qué hay diferencias entre los números de INEI y la percepción de la gente? Porque ambas cosas pueden ser ciertas al mismo tiempo: aumenta la producción, pero las ganancias se concentran en pocas manos; muchos salen de la pobreza monetaria, pero gracias a que ingresan temporalmente a trabajos inestables, sin derechos y mal pagados.

Pero hay otros puntos en la Plataforma, además de los económicos. Para muchos delos que participaremos en el Paro, es especialmente importante rechazar la criminalización de la protesta, lograr la derogatoria definitiva de los decretos que la amparan, como el 989, 983 y 989, y exigir la libertad de todos aquellos que están presos o procesados por sus ideas y la justicia para los asesinados en movilizaciones sociales. Otro tema clave es nuestra soberanía, sobretodo en relación a la probable instalación de una pista de aterrizaje norteamericana en nuestro país.

Todas estas demandas son justas y legítimas, y por eso el Paro avanza.

Pregunta cuatro: mucho se protesta pero, ¿acaso tienen propuestas?

¡Claro que hay propuestas!

El sanbenito que repiten incesantemente los voceros del Gobierno es que no hay propuestas. Debemos señalar que un Paro es una medida de fuerza, y no un evento programático. Debemos señalar también que la jornada es convocada por una variedad de organizaciones sociales y políticas que, hasta el momento, han logrado construir cierta unidad en la acción pero aún no algo como un “programa de Gobierno” común.

Sin embargo, propuestas sobran: casi cada organización convocante tiene la suya. Por ejemplo, según dijo Juan José Gorriti en una reunión hace poco, la CGTP hace suyo el documento programático de la Conferencia Nacional de Desarrollo Social, CONADES, un encuentro de ONG y gremios que tiene una década discutiendo políticas alternativas de participación, redistribución y derechos. Para muchos es muy tibia, mientras que desde el punto de vista de los empresaurios es ultra-radical. Y así como Gorriti suscribe una propuesta, dentro de la Coordinadora Político Social que convoca al Paro se encuentran también los Partidos: el Nacionalista, el Socialista, el Comunista del Perú y el Comunista Peruano, entre otros, cada uno con sus propuestas electorales.

Sin duda, todas las organizaciones convocantes suscriben la búsqueda de alternativas que pongan la riqueza nacional al servicio de las personas, que hagan valer todos los derechos para todos, que descentralicen el poder y no solamente la administración, y que promuevan la mayor participación social en las políticas públicas.

Así que, también con propuestas, el Paro avanza.

Pregunta cinco: y después del Paro, ¿qué?

Es la pregunta del millón, como siempre. Si la medida es contundente y masiva, el Gobierno quedará en una posición un tanto más débil que, eventualmente, le obligará a negociar algunos puntos. Pero nadie puede pretender que existirá un antes y un después del Paro del 9 de julio. Este es tan solo un momento en un proceso de recuperación del movimiento social y de construcción de una fuerza alternativa que pueda encabezar la resistencia contra el modelo económico. Y el reto es mayor en Lima, pues las regiones ya han demostrado de sobra qye están hartas del modelo.

Por runa, comunidad del río hablador

Fuente: La palabra ingenua


Añadir comentario


ya dejen de querer llenarse los bolsillos sin hacer nada, en evs que estan perdiendo fuerza movilizando a un paro pongase a trababar y dejen trabajar a los que nos interesa un mani el gobierno y sus benditos gremiso que inventan cosas solo para ver si als leyes se ponen a conveniencia de sus bolsillos. para un dia para la mayoria de trabajadores independientes es un precio alto. con es amentalidad esten con el gobiernos que sea siempre estaran quejandose de algo. NO AL PARo

hacer politica a costa de los demas, asi cualquiera; como los demas partidos no pueden robar mas no les queda mas que unisre para fastidiar al gobierno de turno; perjudicando a los que realmemte trabajan y no andan quejandose y esperando que el gobierno los vuelva millonarios, es el caso del Se?or acu?a que utiliza sus universidades para hacer politica siendo particulares que nada tienen que ver con el paro les da vacaiones en honro al apoyo de su partido, como los padres ya pagaron.

la verdad yo tambien creo q devemos cambiar a ese estado corrupto q dejen de estar enga?ando a la gente con eso q la pobreza esta disminuyendo si mas bien la pobreza sigue aumentando mas bien ya parece extrema pobreza bueno y si apoyo al 9 de julio SI AL PAROOOOOOOOOOOOOO CARAJOOOOO viva la CGTP
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com