contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Viernes, 27 de junio de 2008

Anuncio de Uribe de repetir elecci?n provoca tormenta en Colombia

Las mayores fuerzas de oposición de Colombia acusaron el viernes al presidente Alvaro Uribe de ser un "dictador populista" por su decisión de convocar a un referendo para repetir la elección presidencial del 2006, lo que desató una tormenta política y acentuó la caída del peso.

Los opositores también acusaron al mandatario de buscar perpetuarse en el poder violando las normas constitucionales vigentes.

La polémica se activó luego que la Corte Suprema de Justicia cuestionó la legitimidad de la reforma constitucional que permitió la reelección de Uribe en el 2006, al condenar a casi 4 años de arresto domiciliario a una ex legisladora que dijo que la aprobó después que el Gobierno le ofreció un soborno.

De prosperar la iniciativa, el popular mandatario podría continuar en el poder más allá del 2010 cuando vence su actual período, sin necesidad que se apruebe una nueva reforma constitucional que facilite su segunda reelección consecutiva, de acuerdo con analistas y dirigentes políticos.

"El presidente está por encima de los otros poderes en Colombia y por tanto no nos encontramos ante una democracia constitucional sino ante una dictadura populista," dijo el presidente del izquierdista Polo Democrático, Carlos Gaviria.

"El presidente piensa que el pueblo lo puede hacer todo y que él puede convocar al pueblo cuando quiera y para lo que quiera," aseguró el dirigente político, candidato en la elección del 2006 derrotado por Uribe.

Gaviria, experto en derecho constitucional, advirtió que en Colombia no está consagrado el recurso de revisión para los fallos de la Corte Constitucional, que avaló la reforma que abrió el camino a la reelección de Uribe.

AMENAZA CON EL PUEBLO

Por su parte, el senador Héctor Elí Rojas, vocero del opositor Partido Liberal, dijo que el problema no fue la elección presidencial del 2006, sino la reforma a la Constitución en el Congreso y en la que de acuerdo con la Corte Suprema hubo irregularidades.

"Las democracias modernas se sustentan fundamentalmente en el respeto a la Constitución y a la ley y está convocatoria del presidente es un acto verdaderamente fuera del estado de derecho que debemos rechazar, por esa vía vamos a una dictadura que no podemos patrocinar bajo ningún punto de vista," afirmó.

"Es una amenaza del presidente con el pueblo. El pueblo no lo puede todo. No sería una repetición de elecciones, sino unas nueva elecciones," explicó el dirigente liberal.

El anuncio de Uribe impactó los mercados financieros y en los primeros minutos de una jornada volátil el peso cayó hasta un 5,7 por ciento a 1.980,5 con respecto al cierre del jueves.

"Estamos creando la tormenta perfecta, tenemos la tormenta regulatoria en el mercado del dólar y a esto le estamos sumando la tormenta política," dijo Ricardo Durán, director de investigaciones económicas de la firma Corredores Asociados.

Otros expertos en economía coincidieron en que el anuncio de Uribe, quien tiene una popularidad cercana al 80 por ciento, siembra incertidumbre política que se suma a la jurídica después de las recientes modificaciones cambiarias por parte del Banco Central.

El analista político Pedro Medellín dijo que se está enviando un mensaje de una concentración excesiva de poder en manos del presidente, quien inició su primer período en el 2002.

"Es una decisión desproporcionada (...) vamos camino hacia una peligrosa concentración del poder en el ejecutivo," advirtió.

Pero el ministro del Interior, Fabio Valencia, defendió la iniciativa de Uribe y dijo que la manera de resolver dudas sobre la legalidad de la reelección es con un referendo.

La presidenta del Congreso, Nancy Patricia Gutiérrez, sostuvo que el legislativo está listo para estudiar el proyecto de referendo que envíe el Gobierno.

Sin embargo, el Congreso de Colombia atraviesa una crisis y un escándalo que mantiene en prisión a por lo menos 32 legisladores, mientras que más de 30 son investigados por sus presuntos nexos con los escuadrones paramilitares de ultraderecha.

Esa investigación criminal ha debilitado la coalición que aprobó la reelección de Uribe y sus principales proyectos de Gobierno, debido a que la mayoría de legisladores implicados respalda al mandatario.

(Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Guido Nejamkis)

Fuente: Yahoo! Noticias


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com