contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 24 de junio de 2008

El cuco de la reforma agraria de Velasco

Mañana se cumplen 39 años de la Ley 17716 de Reforma Agraria del general Velasco, la reforma de la propiedad de la tierra más radical y profunda efectuada en América Latina y que derrumbó una de las estructuras feudales más oprobiosas de nuestro continente.

Como ocurre siempre en la proximidad de esta fecha, la derecha económica y sus voceros lanzan a los cuatro vientos el cuco de la reforma agraria velasquista como la causa primordial del actual atraso del agro peruano, ocultando que el proceso se interrumpió abruptamente luego del “Tacnazo” de Francisco Morales Bermúdez el 29 de agosto de 1975, sin poder cumplir todas sus metas y objetivos, luego de una primera etapa de transferencia de la propiedad de la tierra.

Todo lo contrario, el proceso fue posteriormente descuartizado y pulverizado por los gobiernos de Fernando Belaunde Terry y Alan García y demolido por la violencia del MRTA y Sendero Luminoso.

Pocos meses después del “Tacnazo”, que desalojó del poder al general Velasco y acto por el cual el historiador Jorge Basadre llamó felón a Morales Bermúdez, estábamos en el despacho del ministro de Agricultura, el general Enrique Gallegos Venero con una delegación de agricultores de la costa central cuando sonó el teléfono. El general Gallegos fue a contestar y visiblemente nervioso respondía en monosílabos. A la tercera llamada me pidió que despidiera a los agricultores. Siguió hablando en monosílabos y de repente, con una de sus manos, hizo una señal de que le estaban cortando el cuello.

El ademán de que le estaban cortando el cuello era por la orden telefónica que estaba recibiendo de palacio de poner fin a la Reforma Agraria.

Casi cuatro décadas después, la derecha azuza con más rencor que nunca el fantasma anti reforma agraria, con el mismo estilo y la misma saña con que la derecha francesa sarkoziana levantó el fantasma de la revolución de mayo y los neocon estadounidenses agitan el miedo a Bin Laden.

La derecha peruana lo hace para curarse en salud. Porque el proceso de neolatifundización de la tierra en que se empeña García, con grandes propiedades chilenas, obligará otra vez en el próximo futuro a una nueva reforma agraria.

Se agita el cuco de la Reforma Agraria de Velasco para decirnos nunca más otra reforma agraria, aunque los chilenos se hagan dueños del campo en la Costa, los Andes y la Amazonía.

Por Roger Rumrill

Fuente: La Primera


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com