contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Mi?rcoles, 04 de junio de 2008

Los ecologistas piden a la ONU que se proh?ba producir cultivos para fabricar biocombustibles

EN EL MARCO DE LA CUMBRE DE LA BIODIVERSIDAD QUE SE CELEBRA EN BONN

Activistas de Greenpeace durante una manifestación en la primera jornada de la Novena Conferencia de las Partes (COP9) de la Convención sobre Biodiversidad de la ONU en Bonn. (Foto: EFE)

Ampliar foto

Activistas de Greenpeace durante una manifestación en la primera jornada de la Novena Conferencia de las Partes (COP9) de la Convención sobre Biodiversidad de la ONU en Bonn. (Foto: EFE)

BONN.- La Alianza para la Convención de Diversidad Biológica (CBD Alliance) ha reclamado en Bonn que la Conferencia de la ONU de Biodiversidad prohíba la producción de cultivos vegetales destinados a la fabricación de biocombustibles.

Ashishi Kothari, representante de la plataforma que engloba a más de un centenar de organizaciones ecologistas, sociales e indígenas, afirmó que la producción de esos carburantes, incluidos los llamados 'de segunda generación', "exacerbarán la crisis alimentaria y la competencia por la tierra y el agua".

Además, aseguró que el cultivo de esas materias primas, provoca la tala indiscriminada de bosques y "tendrá devastadores efectos en los pueblos marginados y en importantes ecosistemas".

Esta demanda figura en el decálogo de "criterios de éxito" elaborada por la plataforma para la Novena Conferencia de las Partes (COP9) de la Convención sobre Biodiversidad de la ONU, que se celebra en Bonn hasta el día 30.

El delegado de Greenpeace Alemania, Martin Kaiser, pidió que se "entierren" los programas que persiguen reducir las emisiones de dióxido de carbono a través de los biocombustibles.

Kaiser pidió también la prohibición de las especies vegetales transgénicas e instó a los miembros de la conferencia a sortear en esta cita el veto sistemático que algunos países industrializados han ejercido en las últimas reuniones de este organismo.

El documento consensuado por la CBD Alliance reclama a los miembros de la conferencia, que aglutina a 189 países y a la Unión Europea, que redoblen sus esfuerzos por proteger la producción alimentaria "a pequeña escala", pues consideran que es un modelo "esencial para resolver la crisis alimentaria".

Kothari aludió al derecho de cada país de beneficiarse de la comercialización de sus recursos genéticos, el denominado 'Acceso y Reparto de Beneficios' que reclaman principalmente países latinoamericanos y africanos.

Entre sus reclamaciones, que según Kothari determinarán el nivel de éxito de la conferencia, figura "acabar con los perversos incentivos económicos que conducen a la deforestación", "luchar contra la tala indiscriminada de bosques" y "adoptar criterios para la protección de áreas marinas en alta mar".

Por su parte Jannie Lasimbang, miembro del Foro Indígena Internacional sobre Biodiversidad, exigió que toda decisión que adopte la conferencia tome en consideración la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU, incluida la declaración de nuevas zonas protegidas.

Salir de la 'encrucijada'

La Novena Conferencia de las Partes (COP9) de la Convención sobre Biodiversidad de la ONU arrancó en Bonn a la búsqueda de un consenso internacional que permita sentar las bases para detener la extinción de las especies.

El ministro alemán de Medio Ambiente, Sigmar Gabriel, se dirige a los delegados al comienzo de la Cumbre. (Foto: EFE)

Ampliar foto

El ministro alemán de Medio Ambiente, Sigmar Gabriel, se dirige a los delegados al comienzo de la Cumbre. (Foto: EFE)

El ministro alemán de Medio Ambiente, Sigmar Gabriel, elegido presidente de la conferencia, instó a la comunidad internacional a asumir la "tarea hercúlea" de alcanzar un consenso, que permita salir de la "encrucijada" en la que se encuentra la protección de la biodiversidad.

"Si seguimos el camino actual, fracasaremos en nuestros objetivos para 2010", afirmó en su discurso de inauguración Gabriel, quien reclamó a las partes un "claro y ambicioso mandato" que permita avanzar en las negociaciones para alcanzar acuerdos legales en la próxima cita del organismo, que se celebrará dentro de dos años en Japón.

Asimismo instó a los asistentes a dar muestras de "flexibilidad" y a buscar "puntos comunes" durante las dos semanas de convención en las que, según Gabriel, se deberá dar respuesta a "preguntas incómodas".

Los representantes de 189 países y de la Unión Europea deben fijar acuerdos de mínimos en este encuentro, que concluirá el día 30, si quieren aspirar frenar la desaparición de la biodiversidad, principal objetivo de la Convención en 2010.

La Conferencia de las Partes es el órgano máximo de la Convención sobre Diversidad Biológica (CDB), primer acuerdo mundial que aborda integralmente todos los aspectos de la diversidad biológica, desde recursos genéticos hasta especies y ecosistemas.

ELMUNDO.ES | AGENCIAS

Fuente: elmundo.es


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com