contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 20 de mayo de 2008

Colombia niega que haya realizado operaciones militares en Venezuela

Los presidentes de ambos países ni siquiera se miraron durante las reuniones de la Cumbre Ámerica Latina-Unión Europea, celebrada en Lima

La interminable sucesión de encontronazos y acusaciones de belicismo entre Colombia y Venezuela no cesa. Ayer, el ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos, salía al paso de la protesta formal -expresada en una nota oficial enviada por Caracas al ministerio de Asuntos Exteriores vecino- de que el viernes se concretó una «incursión ilegal de tropas del ejército colombiano en territorio venezolano».

El sábado, el presidente Álvaro Uribe dijo que «si es cierto que nuestros soldados ingresaron allí ofreceremos excusas, si no es cierto, daremos explicaciones».

Santos afirmó que según la investigación realizada no era posible lo que con lujo de detalles -incluido el nombre del subteniente que comandaba el grupo de 60 uniformados y las coordenadas precisas- sostenía la nota de la cancillería bolivariana. «No estaban haciendo nada, ya averigüé, no hubo ninguna incursión; es más, en ese lugar hay un río muy caudaloso y es prácticamente imposible que haya sucedido lo que dicen que sucedió», señaló el ministro.

El funcionario uribista agregó que las pesquisas las realizó el comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla de León, quien concluyó en la imposibilidad de que sus soldados hubieran cruzado la línea fronteriza porque ni siquiera tenían equipo para cruzar el río. «En ese lugar encontramos una maquinaria venezolana y al menos dos ciudadanos de ese país que están realizando algunos trabajos en territorio colombiano y que no tenían ningún problema en estar allí», señaló Santos.

La nota de protesta venezolana, llegaba a Bogotá al mismo tiempo en que los presidentes de ambas naciones ni se miraron mientras estaban reunidos en Lima en la V cumbre América Latina-Unión Europea.

La crispación se mantiene por la información extraída del ordenador de Raúl Reyes, el jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) abatido en territorio ecuatoriano en enero pasado, sobre los supuestos vínculos entre la guerrilla y los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Ecuador, Rafael Correa.

El texto formulaba «su más enérgica protesta» por el incidente ocurrido en los Bancos del Municipio Páez del Estado Apure. Y abundaba en las últimas denuncias del mandatario Hugo Chávez sobre «la política belicista del Gobierno colombiano que busca deliberadamente la desestabilización de la Región» y pedía que el gobierno colombiano «vele por el cese inmediato» de ese tipo de violaciones de la soberanía y sanciones a los responsables.

Ayuda alemana

La canciller alemana, por otro lado, ofreció apoyar a Colombia en sus proyectos para combatir la producción y el narcotráfico -llevado a cabo por grupos delictivos comunes, guerrillas y paramilitares, y se interesó especialmente en el plan colombiano de asistencia a familias que abandonen el cultivo de la coca. El presidente Uribe pidió a Europa ayuda para luchar contra los cultivos ilícitos a través de la erradicación manual de las plantaciones y de las familias guardabosques que antes subsistían de las cosechas de hoja de coca, materia prima de la cocaína.

Fuente: eldiariomontanes.es


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com