contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 20 de mayo de 2008

Parlamento Europeo comienza a estudiar la legalizaci?n de la coca con fines farmac?uticos

Mercado de hojas de coca en La Paz, Bolivia. Foto: AP

SEISCIENTOS DIPUTADOS del Parlamento Europeo aprobaron la semana pasada un informe presentado por Giusto Catania, de la Izquierda Unitaria, en el que se le pide a la Comisión Europea y a los 27 gobiernos de los países miembros que "estimulen el uso terapéutico de la coca en marcos legales y a promover la reconversión de los cultivos de coca y de opio afgano para generar productos de uso farmacéutico", entre otros. Catania sostiene que la hoja de coca no es cocaína, sino una planta histórica que puede tener muchos usos.

Aunque el informe es considerado por el momento una opinión política, significa que el Parlamento Europeo podría presionar a la Comisión Europea, el órgano ejecutivo de la UE, para  aplicar las recomendaciones.

Hace varios años se vienen haciendo campañas de sensibilización en diversos países de Europa para que se tomen en consideración los usos de la hoja de la coca y se mire con otros ojos a quienes la cultivan. Quienes defienden la medida aseguran que legalizar la hoja y permitir su exportación sería una verdadera política de desarrollo alternativo. La coca excedente podría ser destinada a la elaboración de medicinas, infusiones y diversos productos alimenticios que serían de interés en Europa.

Los opositores, no obstante, aún son muchos, empezando por Estados Unidos. El zar antidrogas, John Walters, le dijo a CAMBIO que el argumento es "tonto" y no tiene viabilidad económica. "Se está hablando de buscar otros usos para la coca, pero el hecho concreto es que hay demasiada coca en los Andes. Puede que exista un uso legítimo y no destructivo, pero la promesa de industrializar la coca es un mito", sostiene.

En la región andina hay sembradas más de 200.000 hectáreas de coca. Pero Estados Unidos lleva casi 20 años, y más de 5.000 de millones de dólares invertidos solo en Colombia tratando de erradicar los cultivos, sin lograrlo. Estadísticas del año pasado, presentadas hace 10 días por la Casa Blanca, indican que las exportaciones de cocaína a través del hemisferio occidental crecieron en otro 40 por ciento solo en un año.

En la última década, no obstante, se han fumigado 867.000 hectáreas. John Walsh, del Centro de Pensamiento WOLA, considera que la presión de las autoridades por acabar con los cultivos provocó que estos se dispersaran.     

"No hay cifras y estadísticas que demuestren que lo que se ha venido haciendo funciona o funcionará. Es hora de cambiar el rumbo", dice Walsh. La Casa Blanca alega que el precio de la coca en las calles de Estados Unidos ha subido y su pureza ha bajado: dos indicadores que demostrarían que, finalmente, se está controlando la oferta. Según Walsh, lo más probable es que esto sea un fenómeno transitorio. "Desde los años 80 se han presentado cuatro momentos en los que el precio de la coca ha subido para luego caer a su promedio habitual", dice. 

A pesar de que las estadísticas indican que la guerra contra las drogas se está perdiendo, la alternativa de la legalización no es viable desde el punto de vista político. Pero hay cambios. Industrializar al menos un porcentaje de ella no parecería tan descabellado, al menos para el significativo grupo de 600 eurodiputados. Es la primera vez en la historia que un Parlamento de tan alta reputación expresa la necesidad de acabar con el pensamiento convencional sobre las drogas.

Fuente: Cambio.com.co


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com