contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 06 de mayo de 2008

En el VRAE conviven con plomo y ?cido sulf?rico que usa el narcotr?fico

Mafias utilizarían 79.065 litros de insecticidas, 63.252 litros de herbicidas y 379.000 kilos de abono foliar, insumos que contaminan los campos de cultivo

El ingeniero Alejandro Gómez Silvera, jefe de  la oficina descentralizada de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida Sin Drogas (Devida), manifestó a la agencia de noticias Inforegión su preocupación por el uso intensivo de insumos químicos en el VRAE, para la producción de hoja de coca que nutre las pozas de maceración del narcotráfico.

"El uso de agroquímicos y fertilizantes en altas dosis produce una gran rentabilidad en el cultivo de hoja de coca, pero crea efectos tóxicos en la fauna y una terrible contaminación en los ríos del VRAE", refirió.

De acuerdo al especialista de Devida, tomando como referencia la existencia de 15.813 hectáreas de cultivo de coca en el VRAE y que por hectárea se necesitan cinco litros de insecticidas, cuatro litros de herbicidas y 24 kilos abono foliar; se tiene que  las mafias utilizarían anualmente 79.065 litros de insecticidas, al menos 63.252 litros de herbicidas y 379.000 kilos de abono foliar, insumos que contaminan seriamente los campos de cultivo.

"Mas grave es el impacto por el uso de químicos para la preparación de droga, cuyos residuos son vertidos al suelo y al agua de las quebradas, por lo que muchas poblaciones conviven con el plomo y el ácido sulfúrico durante años, quedando expuestos a adquirir graves enfermedades y trastornos en los órganos vitales", expresó.

De acuerdo con Gómez Silvera, el desarrollo físico y mental de un niño puede sufrir daños severos al ser expuestos al plomo, sustancia que se acumula en el cerebro causando trastornos irreparables.

Como se sabe, los ríos tributarios de la cuenca del Apurímac son fundamentales para la captación del agua de consumo humano, la reproducción de animales, plantas, así como para la formación de rutas de diversos animales migratorios y reservorios genéticos de valor científico, económico y social.

Sin embargo, dicho sistema ecológico viene absorbiendo el impacto de los desperdicios químicos del narcotráfico para el procesamiento de la droga.

Fuente: El Comercio


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com