contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Lunes, 05 de mayo de 2008

Eurodiputados: "S?" al uso legal de la coca

Aunque es sólo una opinión política, los eurodiputados se mostraron partidarios de promover el uso legal de las sustancias derivadas de la hoja de coca para luchar contra el narcotráfico.

Mujeres seleccionan las hojas de coca, AP

Lo hicieron al aprobar -por amplísima mayoría, de partidos de izquierda y de derecha- un informe en el que también se reconoce el papel de la iglesia en la lucha contra las drogas.

Lea: ¿Por qué está prohibida la hoja de coca?

"La hoja de coca no es cocaína. Es una planta histórica que puede tener muchos usos", explicó a BBC Mundo el ponente del informe, el eurodiputado italiano de la Izquierda Unida Europea, Giusto Catania.

Como ejemplo, Catania puso la pasta dentífrica, el champú o el té.

Giusto Catania

Hay que promover una actividad civil de comercialización de las sustancias legales que salen de ella. Eso ayudaría a muchos campesinos y productores

Giusto Catania
Izquierda Unida Europea

"Hay que promover una actividad civil de comercialización de las sustancias legales que salen de ella. Eso ayudaría a muchos campesinos y productores", declaró.

En su informe, el eurodiputado también aboga por la producción de opio para fines médicos en Afganistán, al estilo de las "Adormideras para la medicina", un proyecto que convierte los campos ilegales "en cultivos destinados a la producción industrial de analgésicos de base opiácea legales".

"Es un ejemplo de ayuda concreta que se puede dar a los trabajadores rurales evitando que se les criminalice y replicando al tráfico internacional de estupefacientes", explica.

Iglesia y mujeres

Catania, apoyado por la gran mayoría de eurodiputados, reconoce que las iglesias y las comunidades religiosas contribuyen mucho en la lucha contra las drogas.

"Han sido muy activas en la lucha contra las drogas y, por consiguiente, sus experiencias deben ser tenidas en cuenta en la formulación, aplicación y evaluación de las políticas", dice.

Su informe también dedica un apartado a las mujeres drogodependientes y a su falta de apoyo social, como deja claro este dato: ellas son sólo un 20% de las personas que participan en los programas de tratamiento.

"Por este motivo, se propone a los medios de comunicación que difundan más información científica sobre los riesgos que el consumo de drogas entraña para la salud física y mental, en particular entre las jóvenes y mujeres embarazadas", dice.

Por Jordi Miró
Bruselas

Lea: La coca no es cocaína

Fuente: BBC Mundo


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com