contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Mi?rcoles, 09 de abril de 2008

Ecuador y Colombia chocan nuevamente por fumigaciones

Ecuador y Colombia intensificaron el lunes su crisis diplomática, después de que Quito demandó ante La Haya a su vecino por fumigar la frontera común para combatir los cultivos de hoja de coca y que Bogotá denunció una violación a su espacio aéreo.

Los lazos entre ambas naciones andinas se hundieron a principios de mes en la peor crisis en dos décadas, luego del ingreso de efectivos y aeronaves colombianas a territorio ecuatoriano para destruir un campamento de las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En el ataque murió el portavoz de las FARC, conocido como Raúl Reyes, y despertó brevemente temores de un conflicto armado en la región luego de que Ecuador y su aliada Venezuela movilizaron tropas a sus fronteras con Colombia, que pidió disculpas por la violación territorial.

Sin embargo, Ecuador decidió llevar la disputa a la órbita judicial, al presentar una demanda contra Colombia ante la Corte Internacional de La Haya para frenar y buscar compensaciones por las fumigaciones que realizó Bogotá hasta hace un año en la frontera común.

"Las aspersiones llevadas a cabo por Colombia constituyen una grave violación de la soberanía de Ecuador y los principios más básicos del derecho internacional", dijo en una declaración la canciller ecuatoriana, María Isabel Salvador.

Horas después, Colombia rechazó la demanda de Ecuador y admitió que podría reiniciar las fumigaciones en la frontera ante los riesgos de seguridad que implica la destrucción manual de los cultivos de hoja de coca.

"El Gobierno colombiano rechaza la demanda presentada por el Gobierno del Ecuador ante la Corte Internacional de Justicia, en relación con las aspersiones aéreas en la frontera colombo-ecuatoriana", dijo un comunicado de la Presidencia.

El Gobierno del presidente Alvaro Uribe dijo que, desde hace más de un año, suspendió las fumigaciones aéreas con glifosato en territorio colombiano en una franja de 10 kilómetros a partir de la línea fronteriza, de común acuerdo con Quito, y que pese a los riesgos de seguridad las reemplazó por erradicación manual.

Los dos países comparten una frontera terrestre de 586 kilómetros con alta presencia de las FARC y extensos cultivos de hoja de coca, materia prima de la cocaína.

Colombia reveló que desde el 2004 se han registrado 40 ataques de las FARC desde Ecuador a sus Fuerzas Armadas en los que han muerto 26 personas entre policías y soldados.

INCURSION DE HELICOPTERO ECUATORIANO

En medio de la renovada disputa, Bogotá denunció que un helicóptero militar ecuatoriano con cuatro ocupantes violó el domingo su espacio aéreo y dijo que, aunque lo interceptó, la tripulación de la aeronave hizo una maniobra evasiva y regresó al vecino país sin entregar ninguna explicación.

"Una vez en el aire, el helicóptero ecuatoriano, escoltado por los dos helicópteros colombianos, descendió sorpresivamente y emprendió vuelo rasante, con rumbo sur", precisó.

La demanda ante La Haya revivió un viejo conflicto por las supuestas secuelas que enfrentan los pobladores fronterizos de Ecuador por las aspersiones con químicos que realiza Colombia con el apoyo de Estados Unidos para destruir plantíos de coca.

La presentación del caso ante la Corte de La Haya siempre fue parte del discurso del presidente Rafael Correa, pero su concreción coincidió con reportes de prensa en Colombia sobre supuestos vínculos entre el líder nacionalista ecuatoriano y las FARC.

Colombia ha insistido en la necesidad de erradicar la coca a lo largo de la frontera común, que se ha convertido en escenario de operaciones de grupos irregulares como guerrillas y cárteles de narcotraficantes.

El comercio ilícito de cocaína es una de las principales fuente de financiamiento de las FARC, la mayor guerrilla izquierdista de Latinoamérica.

"Al no quedar otro recurso, y después de siete años de esfuerzos diplomáticos infructuosos y frustrantes, Ecuador presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia", dijo la canciller Salvador, sin precisar los plazos para una sentencia por parte del organismo.

Aunque Uribe se disculpó con Correa por la violación territorial de inicios de marzo, el mandatario ecuatoriano se ha mostrado renuente a reactivar las relaciones diplomáticas que rompió en medio de la crisis desatada tras la muerte de Reyes y otras 24 personas, incluidos cuatro mexicanos y un ecuatoriano.

Según analistas, más allá de la disputa por la jurisdicción, Correa intenta desactivar las acusaciones de Uribe de que mantuvo contactos con las FARC en busca de un acuerdo de convivencia política con el grupo rebelde. Esos señalamientos estuvieron respaldados por supuestos documentos que contenían las computadoras de Reyes.

Pero el mandatario ecuatoriano niega las acusaciones que surgieron en Colombia.

La disputa se había intensificado después que se reveló que un ecuatoriano murió en la operación, pese a que incluso la víctima, un cerrajero de nombre Franklin Aisalla, era investigado por sus nexos con las FARC.

(Por Luis Jaime Acosta y Carlos Andrade; Editada por Alejandro Lifschitz y Silene Ramírez)

Fuente: REUTERS


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com