contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Mi?rcoles, 02 de abril de 2008

Piden libertad para poeta absurdamente acusada de terrorista por asistir a encuentro bolivariano

La poeta está presa por nadar contra la corriente. El apra una vez más es el apra. Cuántos de los que te rodean tendrán que ser apresados por disentir en esta "democracia" crecientemente totalitaria, para que te des cuenta que nuestro país y nuestras libertades están en peligro??

Lima, Perú, 2 abril del 2008

Señor Doctor

ALAN GARCÍA PEREZ,

Presidente Constitucional de la República del Perú.

Asunto: Se pide la inmediata libertad de Melissa Patiño Hinostroza, detenida injustamente en el penal de Santa Mónica.

De nuestra mayor consideración, Señor Presidente:

Es muy probable que, debido a sus múltiples labores y preocupaciones como gobernante, el asunto que motiva la presente carta no haya llegado a ser de su conocimiento, hasta ahora, y, quizás por ello también, no comporte mayor importancia o significación.

Para nosotros, señor Presidente, es de suprema urgencia. Por ello es que, con todo respeto, nos permitimos dirigirnos a usted.

Una joven de apenas veinte años de edad, estudiante de administració n de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, integrante de un grupo cultural que, entre otras actividades, organiza recitales en el cono sur de Lima, y, para colmo de "males", poeta; fue hace algunas semanas detenida y hoy se halla internada en un penal de máxima seguridad (el Santa Mónica de Chorrillos), no como si se tratara de una delincuente común, que no lo es, sino bajo la infame sospecha de algo que también es completamente ajeno a ella: de ¡"terrorista" ! Su "pecado": haber asistido a una actividad pública y legítima realizada en el vecino país del Ecuador. Sólo en representació n de su círculo cultural, reemplazando -a última hora- al director del programa radial que transmiten en su barrio. Su delito: haber regresdo en un vehículo de transporte público en el que también viajaban personas a las que la policía "atribuye vínculos con algún grupo subversivo". La situación de la poeta Melissa es kafkiana, es decir absurda, insólita, injusta, irónica.

No sólo nos preocupa este hecho, señor Presidente, más aún, nos repugna.

Melissa Patiño Hinostroza (así se llama la estudiante, casi adolescente aún), vamos a decirlo con claridad: no está metida en algo que pudiera generar zozobra y muchísimo menos peligro para el Estado. Este es su non sancta y reprobable prontuario: estudia, escribe, fomenta cultura y sueña. Nada más. ¿Es peligroso todo esto, estimado señor Presidente?

No creemos razonable ni mucho menos admisible que en un país democrático y civilizado el ejercicio de lo que parecería persecución movida por una suerte de paranoia, adquiera carta de ciudadanía y legitimidad.

Esto que está sucediendo con Melissa nos hiere a nosotros como poetas, artistas, intelectuales, profesionales, seres pensantes y críticos. Nos golpea como peruanos, como personas. Sentimos y estamos seguros que es un atentado flagrante contra los derechos humanos. Pero, además, somos conscientes que lastima la dignidad de los creadores, de los que piensan, de los que sueñan, de los que anhelan un mundo mejor para todos.

Por ello, señor Presidente, nos atrevemos aquí a expresar nuestra absoluta solidaridad con la joven poeta, estudiante y promotora cultural Melissa Patiño Hinostroza, injustamente encerrada en una prisión de nuestro país. No sólo por el derecho que puedan otorgarnos las leyes, lo hacemos por la facultad y el albedrío que el sentido común y la inteligencia nos prodigan.

Hay que darle a nuestra patria, señor Presidente -se lo invocamos respetuosamente- una razón más para pensar que aún hay esperanzas; que pueden cometerse errores, pero que a tiempo se pueden aplicar las enmiendas; que la razón, que el buen juicio rige el ejercicio del poder y no las emociones. Convenzámonos, señor presidente, que la libertad es sagrada y que la juventud -de Melissa Patiño y de todos- nos inspira sentimientos buenos y no perversidad. Que este, que es el mes de las letras, también lo sea de la inteligencia, la belleza y la libertad.

Le solicitamos, poner atención a este caso, que no es minúsculo ni intrascendente. Y, por favor, indique a quien corresponda, que las autoridades y funcionarios que tengan que ver en el tema, pronto evalúen con ponderación, lucidez, justicia y celeridad, la situación de la poeta citada. Y, que sin pérdida de tiempo, se ordene su excarcelación, que se la libere, porque es su derecho y no merece esta traumática afrenta.

El más grave delito es haberle quitado la libertad a Melissa Patiño Hinostroza, joven poeta peruana.

Amorosa llavera de innumerables llaves, / si estuvieras aquí, si vieras hasta / qué hora son cuatro estas paredes. / Con ellas seríamos contigo, los dos, / más dos que nunca. Y ni lloraras, / di, libertadora! (César Vallejo).

Se le agradece la atención. Confiamos en su buen criterio. Muy atentamente,

-Bernardo Rafael Alvarez, poeta.

-Cristina Castello, poeta y periodista - Miembro del P.E.N. Club Français

 siguen firmas...

Dirigir adhesiones a:

[email protected] yahoo.es; [email protected] com

Fuente:  Cristina Castello


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com