contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Domingo, 06 de abril de 2008

Hallazgo de coca en su equipaje no es el primer l?o judicial del ex c?nsul de Tabatinga

Aunque Marco Antonio Caicedo fue declarado insubsistente el año pasado, Inexplicablemente, aún tenía el pasaporte diplomático que debía haber entregado 'en un lapso de seis meses', dijo la Policía.

Incluso, se encontraron sellos de otros viajes al exterior en los que usó ese pasaporte.

Otro de los escándalos en los que estuvo involucrado ocurrió en octubre del año pasado, cuando la emisora La W denunció que en ese entonces el cónsul no pagó cinco meses de arriendo ni los servicios públicos donde estaba la sede del consulado, a pesar de que la Cancillería le giraba el dinero para hacer estos pagos.

Esta situación generó una investigación del Ministerio de Relaciones Exteriores que terminó con la declaratoria de insubsistencia.

Además de eso, este ex vendedor de pescado que logró llegar a la diplomacia, durante su paso por el Concejo de Medellín, donde fue edil por dos periodos (entre 1998 y el 2003) tuvo varias denuncias. Fredy Patiño, de 41 años y con 15 como conductor del Concejo de Medellín, le dijo a EL TIEMPO que le sirvió de fiador a Caicedo para
el arriendo de dos apartamentos, pero nunca pagó y Patiño (que lo denunció por estafa) hoy sigue embargado.

Tras su captura en Eldorado, Caicedo mantuvo silencio. EL TIEMPO intentó contactar a la Cancillería, para un pronunciamiento, pero no hubo respuesta.

Así cayó con la valija de coca

A las 7:25 de la noche del pasado miércoles, Marco Antonio Caicedo estaba en una de las salas de abordaje del aeropuerto Eldorado, de Bogotá, esperando el aviso para abordar el avión que lo llevaría a Barcelona (España).

Vestía traje de paño y corbata y se veía nervioso: no dejaba de caminar de un lado a otro.

En su maletín de mano cargaba su cédula y un pasaporte diplomático que lo acreditaba como cónsul de Colombia en Tabatinga, población brasileña, fronteriza con Leticia (Amazonas).

Ya había pasado los primeros controles de las autoridades del aeropuerto de Medellín, donde se embarcó en un vuelo comercial hacia Bogotá. Pero aún le faltaba el último chequeo.

Antes de las 8 p.m. su viaje se le empezó a desmoronar: la maleta que Caicedo había enviado por carga no pudo burlar los controles de uno de los cinco perros antinarcóticos de la Policía. 'Mico', un Labrador, dio señales de que había algo sospechoso.

Entonces, los uniformados abrieron la maleta y encontraron camuflados, en un doble fondo, 6 kilos de cocaína.

De inmediato, los oficiales procedieron a ubicar al propietario de la valija. Aunque, al sentirse descubierto, Caicedo optó por no resistirse al arresto, lo primero que hizo fue sacar el pasaporte que lo acreditaba como diplomático colombiano.

"A pesar de eso seguimos con la diligencia pues notamos que la maleta que había entregado en la ventanilla de la aerolínea no tenía los sellos de diplomático", dijo el mayor Wady Montoya Ospina, subcomandante de la Policía Aeroportuaria.

Mientras confirmaban con la Cancillería si era cónsul de Colombia en Tabatinga, fue llevado a la estación de la Policía, donde le requisaron el maletín de mano.

Y aquí vino segunda sorpresa: también tenía doble fondo y 5 kilos de cocaína en su interior.

Fuente: El Tiempo


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com