contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 25 de marzo de 2008

Evo rechaza "imposici?n" de JIFE y defiende la coca

El presidente Evo Morales envió una carta al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, en la que además de calificar de parcializado al informe de la junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), que recomendó erradicar el "akulliku" de coca, rechazó la certificación "y cualquier tipo de imposiciones foráneas".

Morales hizo pública ayer la misiva en la que pide a Ki-moon darle la oportunidad de realizar una representación a nombre del Gobierno y pueblo bolivianos, en defensa de la hoja de coca. "En el más amplio espíritu de respeto a mi país -señala- y a los millones de bolivianos que rechazamos el tráfico ilícito de drogas, pero reafirmamos nuestro derecho a hacer prevalecer nuestros valores culturales, mediante el consumo tradicional de la hoja de coca".

Morales sostiene que "Bolivia no acepta certificaciones unilaterales, ni imposiciones de gobiernos extranjeros, por lo que me permito expresar a nombre de mi Gobierno mi más contundente rechazo al informe de la JIFE por carecer de bases para emitir las recomendaciones".

El martes 4 de marzo, la JIFE hizo conocer un documento en el que insta a Perú y Bolivia a erradicar de sus tradiciones el mate de coca y el "pijcheo" y critica la política del Gobierno de Morales hacia el arbusto. Inmediatamente, los gobiernos de ambos países se pronunciaron para rechazar la propuesta.

Los productores de la hoja también se manifestaron en contra de la decisión, anunciaron medidas de presión ante la ONU, y amenazaron con tomar la planta de Coca Cola en El Alto, ya que esa bebida se elabora en base al arbusto. El lunes realizarán una Jornada Nacional de Akulliku, a la que esperan que asista Morales.

Argumentos

En la carta, el Gobierno recuerda los convenios internacionales en los que se respalda el libre accionar de los pueblos indígenas y el respeto a sus tradiciones. Menciona, además, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (2007) en la que se respalda a estas culturas, y la reserva hecha por Bolivia cuando ratificó la Convención de Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sictrópicas, en la que además de explicar el uso y beneficios de la coca, se añade que algunas disposiciones de esta organización son inaplicables en Bolivia, ya que gran parte de la población usa la hoja y no puede ser calificada como criminal.

Morales dijo que esta decisión "atenta" contra los pueblos indígenas de la región andina, contraviene la Declaración de los Derechos Humanos y la resolución de la ONU de 1988 que reconoció el consumo tradicional de la coca, e instó a esta junta hacer las mismas recomendaciones para abolir el consumo de tabaco y alcohol en el mundo.

Fuente: los tiempos


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com