contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Jueves, 06 de marzo de 2008

EEUU a?n insiste en plantear condicionamientos a Bolivia

Las relaciones con el embajador, Philip Goldberg, no son las mejores por su intromisión en asuntos internos. Pese a la oposición estadounidense habrá relaciones diplomáticas con Irán y Libia, y en el Chapare el canal de televisión más grande, con ayuda iraní.

Las relaciones con Estados Unidos no son las mejores, debido a la intromisión en asuntos internos de su embajador, Philip Goldberg, y no se aceptará de esa potencia mundial imposiciones de ningún tipo, pese a que persisten las amenazas y advertencias, reveló a OPINIÓN el vocero de Palacio de Gobierno, Alex Contreras:

OPINIÓN (O): Legisladores estadounidenses atribuyen a deficientes relaciones políticas la incertidumbre en torno a un acuerdo comercial con Bolivia...

Alex Contreras (AC): El 22 de enero, en su mensaje a la Nación por sus 2 años de Gobierno, el Presidente de la República, cuando analizaba el tema referido al Acuerdo de Preferencias Arancelarias (Atpdea) señalaba concretamente que Bolivia es un país pobre, pero digno y no recibirá condicionamientos de ningún organismo ni país del mundo.

En ese sentido, cuando enviamos una comisión a Estados Unidos para la ampliación por 10 meses más del Atpdea, y cuando llegó una comisión de congresistas norteamericanos a territorio nacional, también, expresamos esta posición. Para el Gobierno nacional y para los bolivianos lo más importante en esta coyuntura es la dignidad.

Aquella dignidad que, lamentablemente, y durante los últimos 20 años de política neoliberal fue pisoteada. Estados Unidos consideraba a Bolivia su colonia o su patio trasero. Pero, esa época ha cambiado, porque tenemos una nueva concepción de hacer relaciones diplomáticas con todos los países del mundo y porque este Gobierno no recibe imposiciones.

Solamente para recordar, ante la posesión de cualquier Gobierno neoliberal, Estados Unidos imponía embajadores, imponía comandantes de las Fuerzas Armadas, de la Policía Nacional, imponía ministros y además imponía políticas de Gobierno, cosa que en los últimos dos años del Gobierno de la revolución democrática y cultural, prácticamente, se ha cambiado toda esta posición.

O.: Esa política ¿está obstaculizando las negociaciones y acuerdos comerciales?

A.C.: Creemos que no, para el Gobierno nacional es importante tener relaciones con todos los países del mundo, pero sin condicionamientos. Y la comisión que viajó a Estados Unidos fue a plantear esa posición boliviana. Si no tenemos por algún motivo Atpdea, sabemos que otros mercados del mundo se pueden abrir para los productos que, en este momento, se están introduciendo a los mercados de Estados Unidos.

Quiero señalar, ante algunas declaraciones de congresistas norteamericanos, que el Gobierno boliviano no aceptará condicionamientos. En nuestra política comunicacional estamos empeñados en instalar uno de los canales de televisión más grandes del país en la región del trópico de Cochabamba, concretamente en el Chapare, con apoyo del Gobierno iraní. Y esto no es un secreto.

Tampoco es un secreto la instalación de cerca de 30 radios comunitarias, que ahora conforman la red Patria Nueva o de los Pueblos Originarios del país con apoyo del Gobierno bolivariano de Venezuela.

Creemos que se tiene que cambiar, desmitificar toda la política de criminalización, de satanización que se hace a algunos países con los cuales se pretende negar las relaciones a Bolivia.

El Presidente de la República, el 22 de enero, también, anunció que este año Bolivia no sólo tendrá el apoyo de este canal de televisión del Gobierno Iraní. Queremos tener relaciones diplomáticas con Irán, con Libia y con otros países del mundo, porque creemos que entre los países que queremos hacer una nueva política, esta diplomacia de los pueblos tiene que consolidar nuestras relaciones.

O.: ¿El Gobierno de Estados Unidos insiste en imponer condiciones a Bolivia?

A.C.: Existen condicionamientos de Estados Unidos, por ejemplo, todo lo que significa la política antidrogas. Concretamente, la erradicación de cultivos de coca, también, la lucha contra el terrorismo a condición de fuentes de financiamiento para el Gobierno nacional.

La famosa y llamada certificación, a finales de cada año, evalúa a los países productores de coca, si se cumplieron o no las metas de eliminación de cultivos de coca. El Gobierno nacional ha planteado, a nivel internacional, no solamente a los Estados Unidos, que estamos de acuerdo en la lucha contra las drogas, contra el narcotráfico, pero con producción de la hoja de coca considerada alimento, medicamento y ritual.

Esa es la gran diferencia que nosotros tenemos con los gobiernos neoliberales. En las zonas productoras de coca del Chapare, de los Yungas, en los años anteriores, había muertos, heridos, represión, dolor, luto. En cambio ahora, es una erradicación voluntaria, es un aporte de las organizaciones de los productores de coca del país y tenemos que señalar que la coca no es droga.

Creemos que estamos en un proceso para que no existan más condicionamientos ni con Estados Unidos ni con otro país del mundo.

O.: ¿Han sido desmantelados los servicios de espías montados por Estados Unidos y los intentos de desestabilización del Gobierno?

A.C.: Nos encontramos en un proceso, las últimas declaraciones que hizo el Jefe de Inteligencia de la Policía Nacional, las investigaciones que se están realizando señalan y dan cuenta que la Embajada de Estados Unidos controlaba un aparato de Inteligencia, dependiente de la Policía nacional, pero que a la vez era paralelo a los organismos máximos de la Policía nacional, del Ministerio de Gobierno y de la Presidencia de la República.

Por esa razón, se ha determinado la disolución total de estos mecanismos paralelos de Inteligencia. En el Estado boliviano tiene que existir un mando único de Inteligencia, que trabaje para el Estado boliviano y no para gobiernos del exterior.

También, ha sido otra muestra que un funcionario de la Embajada de Estados Unidos, de apellido Cooper, que instruyó a un becario que espíe, que informe acerca de las actividades de ciudadanos cubanos y venezolanos, ya no tiene pisada en el territorio nacional.

Estos son elementos que están mostrando que Bolivia ya no aceptará condicionamientos de ningún país del mundo, incluido Estados Unidos.

O.: La relaciones con el embajador estadounidense, señor Philip Goldberg, ¿en qué nivel se encuentran?

A.C.: Creemos que son relaciones de mucho respeto, por lo menos por parte del Gobierno nacional, pero con la gran diferencia que en años anteriores se permitía a los embajadores de algunos países, sobre todo, de Estados Unidos, inmiscuirse en políticas internas del Gobierno nacional.

O.: ¿El Gobierno considera que el señor Goldberg, en algún momento, abandonó ese marco?

A.C.: Existieron varios impasses con este Embajador y hemos ido denunciando varias de las actividades de ciudadanos norteamericanos, no solamente sospechosas, sino que al final nos condujeron a confirmar que realmente existía espionaje o intromisión en asuntos internos en el territorio nacional.

Dos ciudadanas norteamericanas, según ellas estudiantes de comunicación, detenidas en Cochabamba cuando se realizaba una cumbre presidencial, hace un año y medio, y en sus cámaras los efectivos de seguridad de la Policía nacional pudieron detectar fotografías de los vehículos oficiales de la presidenta Bachelet, del presidente Hugo Chávez Frías y del presidente Evo Morales Aima. Estudiantes de comunicación, no eran.

Se ha detenido a una ciudadana norteamericana tratando de hacer ingresar al territorio nacional balas, una maleta llena. Un ciudadano norteamericano, a los pocos días que ingresamos al Gobierno hizo detonar explosivos en pleno centro de la ciudad de La Paz, mató a dos ciudadanos bolivianos y era parte de esta conspiración que denunciamos y reclamamos directamente al embajador Goldberg.

Además, la prohibición a congresistas bolivianos que se les negaba la visa para ir a Estados Unidos. Nuestra dirigente y senadora nacional Leonilda Zurita, fue negada en su visa para ingresar a Estados Unidos. Las relaciones con el actual Embajador fueron en un momento tensas, pero consideramos desde la posición del Gobierno boliviano, que son respetuosas, cuando no se entromete en asuntos internos.

Freddy Morales V.

La Paz/OPINIÓN

Fuente: Opinión.com


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com