contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Jueves, 28 de febrero de 2008

Pronunciamiento sobre el Cusco y el Foro APEC

Denuncian maniobra Apro-neoliberal para chantajear y dividir al pueblo cusqueño.

El gobierno acaba de anunciar que el Cusco dejaría de ser una de las sub sedes del Foro APEC, a realizarse en noviembre del presente año. Según el anuncio del improvisado ministro de Defensa Ántero Flores Aráoz, uno de los tránsfugas de Unidad Nacional convertidos en funcionarios del gobierno aprista, los culpables de ello serían los propios cusqueños. Este "ministro" de la derecha peruana convertido en servil operador del aprismo neoliberal, el mismo que en junio del 2006 dijo que los peruanos de rasgos andinos eran simples "llamas y vicuñas", ahora se atreve a decir, con la mayor hipocresía, que la culpa del retiro de Cusco como sub sede del Foro APEC la tienen "los sectores violentistas" y el resto de cusqueños por su "actitud silente" ante las protestas de las semanas pasadas. Triste papel el que ha tocado jugar a Flores Aráoz, al convertirse en escudero del APRA que hace poco tiempo tanto odiaba, y de Luis Giampietri, el militar violador de derechos humanos convertido en vicepresidente de este gobierno y responsable de la organización de la famosa cumbre APEC.

Un evidente chantaje

La decisión del gobierno es, claramente, un intento de chantaje frente a la decisión tomada por la Asamblea Regional de continuar impulsando la lucha del pueblo cusqueño en defensa de su patrimonio. La típica estrategia del "divide y vencerás", es lo que ahora intenta aplicar el gobierno, ante el anuncio de una consulta popular y un próximo paro de 72 horas. Ante ese escenario, es necesario despejar dudas y abrir alternativas posibles para que el pueblo cusqueño no sea dividido y derrotado, como resultado del chantaje y divisionismo que el gobierno intenta generar.

El significado del Foro APEC y las luchas del pueblo cusqueño

El 2008 se ha convertido en el año de la fanfarria neoliberal en el Perú, debido a la realización de las Cumbres, entre las cuales el Foro APEC resulta sumamente significativo, por tratarse de un evento que acabaría de mostrar al Perú como un "milagro económico" ante el mundo. Sin embargo, lo que se oculta detrás del supuesto milagro, lo que se oculta detrás del 8.9% de crecimiento del 2007, es la profundización de un orden de cosas que ha generado inmensas riquezas, pero a costa del saqueo de los recursos naturales del país. Saqueo que se refleja claramente en la agudización de las desigualdades sociales y el incremento de la pobreza y exclusión de las cuales son víctimas los sectores populares del país: trabajadores, desempleados, campesinos, subempleados, pequeños comerciantes, estudiantes, etc.

Sin embargo, el 2008 no es sólo el año del festejo del supuesto éxito neoliberal en el Perú. También se viene revelando como el año que demuestra el incremento de las luchas sociales en pos de otro futuro, en pos de un modelo de crecimiento democrático, de un país para todos los peruanos. La lucha del pueblo cusqueño es, justamente, ejemplo de ello. A estas alturas, no se trata solamente de una lucha por la defensa del patrimonio, de una lucha por la búsqueda de una gestión democrática del patrimonio ante la voracidad de las empresas turísticas transnacionales, interesadas en hacer del Cusco una postal de la globalización neoliberal. Paralizaciones como las realizadas la semana pasada por los campesinos de Anta, o de Urcos, así como las movilizaciones ocurridas en la ciudad del Cusco y otros lugares de la región durante el paro agrario y paro de 48 horas, revelan una lucha social bastante más profunda, generada por la situación del costo de vida, la pobreza, la exclusión, la falta de oportunidades, la situación crítica de la producción campesina, entre otras perlas del neoliberalismo. Las demandas regionales en torno a la defensa del patrimonio, se han concatenado pues con demandas sociales y económicas que cuestionan frontalmente el supuesto éxito del modelo vigente, el cual pretende festejarse con la realización de las Cumbres.

Alternativas frente al chantaje

El gobierno sabe muy bien que detrás de las postales, el rostro del Cusco es un rostro de pobreza, dolor y hambre. Justamente por eso, la realización de la Cumbre APEC ha sido vista por los cusqueños, legítimamente, como una oportunidad para dinamizar la economía regional. Por eso, lo que el gobierno busca al anunciar que el Cusco ya no será una de las sub sedes de la APEC, es chantajear y dividir al pueblo cusqueño, generando el enfrentamiento entre quienes asumieron la lucha por la defensa del patrimonio, y pretendiendo el aislamiento de la Asamblea Regional.

La verdadera situación, sin embargo, es exactamente contraria a la imagen que el gobierno, mediante el muy bien alimentado ministro de Defensa, ha anunciado. Un Foro APEC sin la participación del Cusco, merecida maravilla del mundo y uno de los principales atractivos para los participantes en este evento, estaría realmente deslucido. Por ello, el temor del gobierno se ha expresado en esta maniobra que intenta dividir al pueblo cusqueño y desactivar sus luchas.

Ante ello, resulta necesario que las fuerzas vivas de la región no caigan en el chantaje, manteniendo la unidad y cediendo posiciones extremistas en aras de la unidad. Las instituciones, los gremios, las organizaciones de base, convocadas por la Asamblea Regional, deben responder al gobierno anunciando que si retiran al Cusco de la APEC, entonces sí enfrentarán una fuerte movilización en los mismos días del Foro, en alianza con otras regiones. Asimismo, deben asumir conjuntamente la convocatoria y organización de la Consulta Popular, y definir responsablemente los días probables del paro de 72 horas, luego de la Consulta y justamente en respaldo a sus previsibles resultados en defensa del patrimonio. Esa medida de lucha, posterior a la Consulta, debería ser un recurso al cual recurrir, si es que el gobierno no atiende la voz del pueblo expresada en la Consulta Popular.

Entretanto, resulta esencial mantener la unidad, y respaldar plenamente a los dirigentes de la Asamblea Regional, que han sido denunciados penalmente por el Ministerio Público. Asimismo, resulta clave rechazar frontalmente la campaña de acusaciones vertidas en los medios de comunicación, que pretenden mostrar la lucha del pueblo como expresión de extremismo y hasta de senderismo o terrorismo. El único terrorismo de estas semanas es el del gobierno, reflejado en los asesinatos de los campesinos durante el Paro Agrario, y también en acusaciones como la del programa "Panorama" del domingo pasado, en el cual se acusó a los dirigentes de la Asamblea Regional y a los organizadores del Foro Solidario realizado en el contexto del paro, de ser "extremistas" y "senderistas". Estos hechos requieren una denuncia frontal, así como la ratificación de que el camino de lucha emprendido por los pobres del país en contra de este gobierno y su modelo neoliberal, seguirán contando con nuestro activo apoyo, basado en la solidaridad, la dignidad, y la esperanza en que es posible construir un Perú nuevo dentro de un mundo nuevo.

Ante el intento de chantaje y divisionismo del gobierno

¡Vivan las luchas del pueblo cusqueño!

¡Unidad para luchar, unidad para vencer!

¡Otro mundo es posible!

FORO SOLIDARIO DEL CUSCO

 Fuente: Correo Internacional


Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com