contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 25 de diciembre de 2007

Condenados a 28 a?os los 4 detenidos en Navia con coca envuelta en piment?n para burlar a los perros

* La droga, valorada en m?s de 100.000 euros, era tra?da por carretera de Galicia y estaba escondida en la puerta de un coche
Imagen
Uno de los paquetes con la coca?na envuelta en piment?n.

Tres asturianos y un gallego han sido definitivamente condenados a un total de 28 a?os de prisi?n por un alijo de tres kilos de coca?na incautados en Navia. La droga, valorada en m?s de 100.000 euros, estaba envuelta en piment?n para evitar que los perros de la unidad antidroga pudieran olfatearla. Oviedo, Idoya RONZ?N

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de 28 a?os de prisi?n dictada por la Audiencia Provincial contra tres asturianos y un gallego por un alijo de tres kilos de coca?na interceptado en la carretera nacional 632, en Navia, el 29 de enero de 2004. La droga estaba oculta en el doble fondo de la puerta del copiloto del coche. En el auto viajaba Adri?n D. S., uno de los acusados, condenado ya en dos ocasiones por tr?fico de estupefacientes. Adri?n D. S. fue uno de los cuatro absueltos en el juicio de la ?Teleperica?, la mayor vista por narcotr?fico celebrada hasta ahora en Asturias -en cuanto a n?mero de acusados-, que concluy? en mayo de 2006 con penas de m?s de 220 a?os para una treintena de personas.

La coca?na estaba distribuida en tres paquetes, cubiertos con piment?n para que los perros de las unidades antidroga no pudieran olfatearla. Fue la Guardia Civil la que intercept? el Citro?n ZX de Adri?n D. S., cuando regresaba de Galicia de adquirir la coca?na. La droga ten?a un peso de tres kilos, con una riqueza del 76,40%, y fue valorada en 104.415 euros.

Seg?n concluy? la Audiencia, Adri?n D. S. ten?a contactos directos en Galicia con vendedores de droga. Entre ellos, se encontraba el gallego Jes?s V. R., que se desplaz? a Gij?n el 26 de enero de 2004 y all? mantuvo una ?fruct?fera? entrevista con Adri?n. Tres d?as despu?s de este encuentro, el asturiano viaj? a Galicia, donde ambos acordaron la compraventa.

Adri?n D. S. compraba la droga para suministrar a terceros. De hecho, seg?n el fallo, era el principal proveedor de coca?na de otro de los acusados, Manuel ?ngel F. ?. ?ste se dedicaba a la venta de coca?na en Asturias, al menos en 2003 y principios de 2004, seg?n la sentencia. Lo ayudaba el cuarto de los acusados, Eduardo Manuel T. ?. Inicialmente, Manuel ?ngel actuaba a las ?rdenes de su padre y de la compa?era sentimental de ?ste. No obstante, el 4 de diciembre de 2003 se vio obligado a ?independizarse?, despu?s de que su progenitor y su novia fueran detenidos con 120,5 gramos de coca?na (fueron condenados a tres a?os y ocho meses de prisi?n). Fue precisamente esta detenci?n la que propici? que Manuel ?ngel y Adri?n comenzaran a tratar, ya que este ?ltimo sol?a ?negociar? con el padre del primero.

Antecedentes

Tras el juicio celebrado en la Audiencia, Adri?n D. S. fue condenado -de conformidad- a siete a?os y medio de c?rcel y al pago de una multa de 200.000 euros. El hombre lleg? a un acuerdo con la fiscal?a (que inicialmente ped?a para ?l diez a?os de prisi?n) despu?s de que se reconociera como circunstancia atenuante su adicci?n a las drogas en el momento de los hechos. Por su parte, Jes?s V. R. fue condenado a diez a?os y medio y a id?ntica multa; Manuel ?ngel F. ?., a tres a?os y ocho meses, y Eduardo Manuel T. ?., a tres a?os y medio.

Adri?n D. S. ya hab?a sido condenado en 1990 y en 1993 por tr?fico de drogas. Adem?s, el hombre fue absuelto por el tribunal de la Secci?n Octava de la Audiencia Provincial tras el juicio de la ?Teleperica?, al entender que no hab?a pruebas suficientes para condenarlo (el fiscal ped?a para ?l 8 a?os de prisi?n). Para la Sala, el hecho de que tuviera antecedentes precisamente por narcotr?fico y que en el registro de su domicilio se le encontrasen, adem?s de algunas joyas, una balanza y 5.357.000 pesetas s?lo fueron ?indicios para sospechar de su dedicaci?n al tr?fico de drogas?, no una prueba fehaciente.

Fuente: La Nueva Espa?a

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com