contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Mi?rcoles, 19 de diciembre de 2007

Bolivia: La coca en la Constituci?n

La Constituci?n Pol?tica es el instrumento que fija las normas b?sicas para una convivencia armoniosa, justa y pac?fica en un Estado democr?tico y, en ese sentido, debe ser producto de un consenso que, si bien no puede ser un?nime, s? debe atender las expectativas de la gran mayor?a de los ciudadanos que forman parte de ?l.

Esta premisa es v?lida tanto para los grandes temas que establecen el rumbo que tomar? una determinada naci?n en el camino de lograr el bienestar de sus habitantes, tarea fundamental de un Estado, como en los de menos relevancia. Es importante, no obstante, determinar con precisi?n y equidad qu? aspectos merecen ser incluidos en un texto constitucional que, se entiende, debe buscar un equilibrio en los principios bajo los cuales los ciudadanos regir?n su accionar, en uso de sus deberes y derechos.

Consideramos que la inclusi?n de la coca en los articulados del proyecto constitucional masista no es pertinente, por ser un elemento ajeno y que poco tiene que ver con los "usos y costumbres" de vastas regiones de Bolivia. Si para unos, los menos, es una hoja "sagrada y milenaria", para otros, los m?s, no pasa de ser la materia prima para la elaboraci?n de coca?na. El art?culo 385 del proyecto oficialista de la nueva Carta Magna dice: "El Estado reconocer? a la coca originaria y ancestral como patrimonio cultural, recurso natural renovable de la biodiversidad de Bolivia, y como factor de cohesi?n social. La revalorizaci?n, producci?n, comercializaci?n e industrializaci?n se regir? mediante la ley".

Otorgar tanta atenci?n y solemnidad a una problem?tica que bien puede ser regulada mediante un decreto o una resoluci?n ministerial, es entrar en el terreno de las exageraciones del MAS, en su intento de mostrarse ante el mundo como un r?gimen indigenista y originario.

Por otra parte, querer obligar a una gran porci?n de los habitantes del pa?s a formar parte de una cultura "ancestral" completamente extra?a a su forma de vida, en lugar de convertirse en un factor de "cohesi?n social", quebranta principios sociol?gicos que buscan ese objetivo.

Fuente: Los Tiempos

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com