contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Mi?rcoles, 12 de diciembre de 2007

La Coca: Aproximaciones Sociales en su an?lisis

Aunque la situaci?n en Bolivia ha variado con el gobierno de Evo Morales, es interesante leer los planteamientos que se hacen en este articulo, pues no dejan de tener vigencia en esta coyuntura de ofensiva de la pol?tica norteamericana via el gobierno aprofujimrista de Alan Garc?a, contra la hoja de coca de todos los habitantes de esta parte de America...

LA COCA: APROXIMACIONES SOCIALES EN SU AN?LISIS.
Jes?s Rodr?guez Salazar.
Ivo R?os C?spedes.

La actual coyuntura, caracterizada por la polarizaci?n de posiciones entre el gobierno y los movimientos sociales respecto a la aprobaci?n de una nueva ley de hidrocarburos ha secundarizado la tem?tica coca en el ?mbito nacional. Es decir que el movimiento cocalero, tanto del Chapare y los Yungas, como parte de los movimientos sociales de Bolivia, mantienen una situaci?n expectante y alerta sobre los resultados de esta confrontaci?n, en la cual los movimientos sociales exigen el pago a las transnacionales del 50% por regal?as, frente al 18 % de regal?as y 32 % de impuestos que plantea el gobierno. El movimiento cocalero y los movimientos sociales amenazan con bloqueo de caminos indefinido y movilizaciones permanentes hasta lograr el cumplimiento de sus objetivos.
Es por ello que hemos elaborado el presente documento: Aproximaciones sociales en el an?lisis te?rico sobre la tem?tica coca.
Bas?ndonos en el Documento de la Cumbre Social ? Mesa Coca; Documento ?Coca la otra cara? de la revista Conexi?n N? 23 y los informes anteriores del Observatorio de los movimientos sociales; tema Coca.
La coca es parte de la identidad nacional junto con el gas, el agua y otros recursos que pertenecen al pueblo boliviano y en vez de que sea aprovechable para la humanidad se la sataniza por razones ajenas a nuestra realidad.
La problem?tica de la coca no es un tema de exclusivo inter?s de los productores de coca, es un problema de inter?s nacional y de competencia de cada uno de los m?s de ocho millones de bolivianos, porque tiene que ver con aspectos fundamentales de nuestra soberan?a, integridad, dignidad, identidad y cultura.
La coca milenaria, es un s?mbolo de nuestra identidad cultural andina, y consideramos que el tratamiento de esta tem?tica debe estar absolutamente separada de la problem?tica del narcotr?fico. La coca no es sin?nimo de coca?na y no admitimos el tratamiento an?logo de estos dos temas. Los movimientos sociales en Bolivia han expresado su posici?n de absoluta condena al narcotr?fico y de defensa de la hoja de coca.
Esta analog?a en el tratamiento de la tem?tica es el resultado de una estrategia del poder imperial, que ha instrumentalizado la Convenci?n de Viena de 1961 y la inclusi?n de la coca en la lista de sustancias controladas, para desarrollar una estrategia de dominaci?n y subordinaci?n alternativa, luego del cese de la Guerra Fr?a, a trav?s del desarrollo de una estrategia de conflictos de baja intensidad, donde se inserta la satanizaci?n de la hoja de coca.
El problema de la coca es un problema generado por la pol?tica exterior norteamericana, avalada por los grupos de poder gobernantes en Bolivia.
A partir de la promulgaci?n de la Ley 1008 en Bolivia, se ha establecido zonas de producci?n legal, "excedentaria" e ilegal de la hoja de coca. Esta diferenciaci?n de ?reas plantea el supuesto de la existencia de producci?n "excedente" respecto de la demanda del mercado "legal" y tradicional del producto.
Este es en verdad un supuesto ideol?gico, marcado por el principio de una demanda restringida, cuando los estudios cient?ficos de la hoja de coca han demostrado las enormes potencialidades de su uso industrial para una enorme variedad de subproductos de uso medicinal, industrial y alimenticio, como jarabes vigorizantes, vinos, t?nicos, dent?fricos, pomadas, f?rmacos para el control del c?ncer, etc.
Algunas sustancias que contiene la hoja de coca y sus usos medicinales son:
Coca?na: Anest?sico.
Pectina: Antidiarreico.
Higrina: Regula la carencia de ox?geno.
Pyiridina: Regula el funcionamiento cerebral.
Quinolina: Protege los dientes.
Reserpina: Regula la presi?n.
Inulina: Beneficia a las c?lulas sangu?neas.
Benzoina: Beneficia las c?lulas musculares.
Egnonina: Ayuda ala digesti?n de grasas y
az?cares.

Fuente: ?Guerra de las drogas. Una visi?n desde los Andes
?Theo Ronquen, P?g. 5.

El consumo de la hoja de coca en estado natural trasciende las fronteras nacionales. En Argentina y el norte de Chile -por nombrar s?lo un par de ejemplos- hay alta demanda de este producto y el gobierno de Bolivia, en lugar de desarrollar pol?ticas de reducci?n y erradicaci?n de cultivos, deber?a implementar pol?ticas de comercio legal e industrializaci?n de la hoja para cubrir esta demanda.
Las pol?ticas de erradicaci?n de cultivos de coca que se han implementado paulatinamente desde la promulgaci?n de la Ley 1008 y que han tenido su expresi?n m?s violenta con la aplicaci?n del Plan Dignidad, s?lo han tra?do luto y violencia a la familia boliviana. Por otra parte se ha constatado que la reducci?n y erradicaci?n de cultivos de coca ha derivado en la elevaci?n y especulaci?n de su precio para el consumo tradicional. A partir de esta constataci?n, los movimientos sociales rechazan la "producci?n excedentaria" y asumen una posici?n de defensa de los cultivos de la hoja de coca.
Los problemas del narcotr?fico no se solucionar?n a trav?s de la erradicaci?n de los cultivos de coca, sino a trav?s del estricto control del ingreso y uso de los precursores qu?micos, sin los cuales es imposible extraer el alcaloide coca?na que, mientras contin?e siendo una sustancia ilegal seguir? alimentando el il?cito y criminal negocio del narcotr?fico desarrollado por los grandes potentados del capital.
Erradicar la coca viola nuestra soberan?a, anula nuestra identidad, lo que equivale a renunciar a nuestro idioma y nuestra cultura, por lo tanto, se plantea el rechazo a las pol?ticas de erradicaci?n de cultivos de coca en todo el territorio nacional.
En lugar de ellas, el Gobierno boliviano debe ejecutar otras alternativas, como la del incentivo a la industrializaci?n de la hoja de coca.
Asimismo, las pol?ticas impuestas de erradicaci?n de cultivos de coca como una pol?tica sistem?tica de violencia estatal demuestran la dependencia del gobierno boliviano a los intereses del imperialismo. Por lo
tanto la despenalizaci?n del cultivo de coca es una necesidad en el ejercicio del principio de dignidad y soberan?a nacional.
Frente a las imposiciones imperialistas, apoyadas y ejecutadas con la complicidad del poder elitista nacional, se plantea la revalorizaci?n de la hoja de coca, en su dimensi?n cultural, hist?rica, ancestral, social, econ?mica y pol?tica, por lo que se exige que el estado la declare patrimonio nacional. La cooperaci?n internacional, y en particular en los planes de sustituci?n de cultivos de coca, propicia la corrupci?n y la mala administraci?n del Estado.
La militarizaci?n de las regiones de cultivo de la hoja de coca, ha convertido a estas regiones y a toda Bolivia es un teatro de operaciones predestinado a resolver el problema del consumo de drogas norteamericanos mediante la generaci?n de violencia a trav?s de la DEA, la FTC, y otras agencias policiales norteamericanas.
El Estado se justifica con la Ley 1008, que adem?s de ir contra la Constituci?n Pol?tica del Estado, es una ley que une el R?gimen de la Coca y el de las Sustancias controladas, dos legislaciones que deben ser separadas.
Las principales conclusiones de la Mesa-Coca en la Cumbre Social son:
En el ?mbito Internacional:
1. El Estado Boliviano debe iniciar una campa?a sobre el tema Coca ante los organismos internacionales como la ONU.
2. Gestionar la revisi?n de la Convenci?n de Viena del 1961, con el prop?sito de despenalizar la producci?n de la hoja de coca.
3. Denunciar que la Cooperaci?n Internacional, al fomentar la sustituci?n de cultivos de coca lo hace de forma ciega, corrupta y con complicidad de la Administraci?n de los Gobiernos de turno del Estado.
En el ?mbito Nacional:
1. .Demandar la Abrogatoria de la Ley 1008, porque dicha ley confunde la HOJA DE COCA con COCAINA.
2. Defender la hoja de coca sobre la base de los principios de soberan?a nacional, integridad, identidad y cultura.
3. Demandar que se declare como Patrimonio Nacional a la HOJA DE COCA, por poseer propiedades medicinales que ayudan a la salud de todos los seres humanos.
4. Demandar la Industrializaci?n de la HOJA DE COCA para uso Medicinal en todas sus formas.
5. Rechazar la ratificaci?n del convenio Bolivia y EEUU que fomenta la impunidad de los soldados norteamericanos a nivel nacional e internacional.
6. Controlar el ingreso de precursores qu?micos para la fabricaci?n de coca?na.
7. Desarrollar una campa?a sostenida de informaci?n al pueblo boliviano acerca del car?cter legal y la legitimidad de la hoja de coca.
8. Libre cultivo, comercializaci?n e industrializaci?n de la hoja de coca, para contribuir al desarrollo econ?mico, social y cultural del Pa?s.
9. No-intervenci?n de las Iglesias en tema de la HOJA DE COCA.
Estas conclusiones constituyen una plataforma b?sica de lucha para los movimientos sociales en Bolivia y que debe estar ligada a la defensa de todos los recursos naturales, en la perspectiva de lograr d?as de mayor soberan?a y dignidad para el pueblo boliviano.

Fuente: CESU

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com