contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 27 de noviembre de 2007

El TLC de Colombia y Per? con Canad?: Ganancia para las trasnacionales y miseria para los pueblos

Los gobiernos de Colombia y Per?, a pesar del fracaso econ?mico y social generado por el modelo neoliberal, insisten en la aplicaci?n de la receta, y adoptaron como estrategia de ?desarrollo? para sus naciones la suscripci?n de Tratados de Libre Comercio con pa?ses m?s desarrollados. Estos nuevos TLC, como los que se est?n negociando con la Uni?n Europea, la Asociaci?n Econ?mica de Libre Comercio-AELC y Canad?, profundizan lo que ya entregaron las dos naciones en el suscrito con Estados Unidos.

Canad? acept? la solicitud de ?lvaro Uribe y Alan Garc?a y el 16 de julio de 2007 comenz? el proceso de la firma de un TLC. Despu?s de tres rondas de iniciada la negociaci?n, las pretensiones canadienses son inocultables: no quedarse rezagado de la din?mica impuesta por Estados Unidos y la Uni?n Europea. El gobierno de Stephen Harper afirma que su pa?s ha sido espectador por largo tiempo mientras el mercado es tomado por competidores con estrategias comerciales m?s agresivas. Para Canad?, un TLC con Colombia y Per? representa ?significativos beneficios comerciales para muchos sectores de la econom?a canadiense. Estos dos pa?ses simbolizan ?mercados establecidos y crecientes para los exportadores e inversionistas canadienses?. Este ?ltimo es precisamente el tema que representa mayor inter?s en las actuales negociaciones.

Canad? ha apoyado y promovido las pol?ticas de ?Libre Comercio? en todo el hemisferio americano, con la excusa de ayudar a las naciones en el fortalecimiento de la democracia, los derechos humanos, el desarrollo sostenible y el desarrollo humano, escondiendo que su prop?sito es fortalecer la presencia de sus trasnacionales en la regi?n. Despu?s de los ataques a Estados Unidos en 2001, la pol?tica internacional canadiense se pleg? a la de Bush, la cual que ha fracasado estruendosamente a nivel global.

Lejos de mejorar el clima de seguridad mundial, la pol?tica econ?mica y los TLC impulsados por Estados Unidos en la regi?n, que ahora quiere copiar Canad?, son los responsables de que Latinoam?rica y el Caribe sean hoy una de las regiones con mayor pobreza, inequidad, violencia y migraci?n en el mundo. El gobierno canadiense deber? enfrentarse a la responsabilidad de profundizar el atraso en esta regi?n, mediante un tratado que solo beneficiar? a sus trasnacionales, y dejar? sin ninguna oportunidad y relegado de la din?mica econ?mica a millones de ciudadanos, que se ver?n obligados a engrosar los cordones de miseria y violencia en las ciudades colombianas y peruanas, o a dedicarse a la producci?n de sustancias il?citas o a inmigrar hacia los pa?ses del norte como es el caso de los tres millones de millones de colombianos que huyen de sus tierras, de los cuales 30.000 van a parar todos los a?os a Canad?.

A?n as?, al gobierno canadiense pareciera no importarle estar negociando un TLC con ?lvaro Uribe V?lez, un presidente que tiene a 15 de sus m?s cercanos aliados, incluido a su jefe de inteligencia en la c?rcel por sus v?nculos con los grupos ilegales de autodefensas y narcotraficantes, y a 28 m?s, contando a su primo y a su Ministro de Hacienda, investigados o llamados a declarar. Por suerte esta inquietud est? en la agenda de las organizaciones sociales tanto colombianas como canadienses y en la del Nuevo Partido Dem?crata Canadiense quien ha expresado que el TLC Canad?-Colombia ?ignora las serias preocupaciones sobre derechos humanos? y el ?inestable ambiente de seguridad en Colombia y de indiferencia del gobierno frente a los derechos de las comunidades ind?genas, incluyendo los conflictos regulares sobre los derechos de los recursos naturales?. Jack Leyton, l?der del partido, advierte que el gobierno canadiense requerir? el apoyo del parlamento antes de firmar otro ?acuerdo de libre comercio estilo Bush?, y ellos no apoyar?n este TLC porque ?agravar? la crisis de empleo en el sector manufacturero canadiense?.

Y es que de este modelo globalizador no se salvan ni siquiera los pa?ses que lo impulsan. Su impacto es especialmente grave por la p?rdida de ingresos, desplazamiento de trabajo y desprotecci?n de los trabajadores en dichas naciones. De esta forma, las naciones que siguen el ejemplo de Estados Unidos se est?n convirtiendo en pa?ses ricos con gente pobre.

Reconocemos la importancia de que nuestros pa?ses y pueblos se relacionen en las mejores condiciones, pero exigimos el respeto de nuestra soberan?a y autonom?a. Este TLC est? hecho a la medida de las trasnacionales, para que se les reconozcan m?s garant?as que a las personas, legalizando la violaci?n a los derechos humanos, econ?micos, culturales, ambientales y laborales de los ciudadanos.

Por eso nuestros gobiernos restringen la participaci?n de las organizaciones sociales y los movimientos populares, pues es obvio que si ellas conocieran lo que de manera truculenta se est? imponiendo, no dar?an su respaldo. El gobierno canadiense pidi? confidencialidad en los textos laborales, para que sus organizaciones no conocieran lo que se est? discutiendo, y los gobiernos de Colombia y Per? mantienen un celoso secreto sobre las negociaciones, impidiendo la participaci?n de la sociedad civil.

Manifestamos expl?citamente que estas negociaciones son ileg?timas, pues ni ?lvaro Uribe, ni Alan Garc?a, ni Stephen Harper representan el sentimiento y las necesidades de nuestros pueblos, sino de los grandes conglomerados econ?micos. El TLC que negocian Colombia y Per? con Canad? ser? una copia del suscrito con Estados Unidos, en las peores condiciones posibles para nuestras comunidades. Es evidente -entonces- que Canad? no aceptar? concesiones menores a las ya otorgadas a la superpotencia. El libreto ya est? escrito y en las nuevas negociaciones no se debe esperar nada diferente.

Con la negociaci?n de este TLC, Harper se est? labrando el mismo camino de rechazo internacional que ha trazado el gobierno de Bush. Por eso llamamos a todas las organizaciones sociales de Colombia, Per? y Canad? a movilizarnos para detener esta nueva agresi?n, e invitamos a la sociedad canadiense a detener un modelo econ?mico que tambi?n perjudica a sus gentes.

Red Colombiana de Acci?n Frente al Libre Comercio - Recalca

Fuente: Ecoportal

Añadir comentario


DemonioLloricaRebotado
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com