contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Mi?rcoles, 14 de noviembre de 2007

Disminuci?n de cultivos de coca no para el narcotr?fico

* Cultivos Il?citos

El programa de Erradicadores Manuales ha logrado la destrucci?n de 50.077 hect?reas en lo que va del a?o, superando la meta propuesta por el Gobierno Nacional.Fotos
Archivo |El Pa?s

Pese a la reducci?n de hect?reas erradicadas, el negocio del narcotr?fico se mantiene. Para los expertos, la clave est? en fortalecer la interdicci?n de cargamentos de drogas, incluso, desde los sitios de producci?n.

La ?efectividad? de la lucha contra las drogas, que esta semana evidenci? un inusitado aumento del 44% en el precio de la coca?na en las calles norteamericanas, pero con un 15% menos en su calidad, es una premisa que a?n no pone de acuerdo a los expertos.

Estas cifras, contenidas en el m?s reciente informe conjunto de Colombia, Estados Unidos y M?xico ?los pa?ses claves en el multimillonario negocio ilegal? llevaron al ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, a advertir que ?las pol?ticas para perturbar el negocio del narcotr?fico est?n siendo exitosas? a los narcotraficantes les est? quedando cada vez m?s dif?cil llevar su droga a los consumidores?.

El Ministro tiene raz?n, y no, dependiendo de c?mo se analice la situaci?n. Porque si bien en la lucha contra el narcotr?fico Colombia ha mostrado avances contundentes, tambi?n es cierto que el negocio sigue m?s vivo que nunca.

Ni el desmantelamiento de los carteles de Cali o de Medell?n, o los golpes contra el del Norte del Valle o las Farc, ni mucho menos el desmonte de los grupos paramilitares, parecen haber hecho mella en un negocio que, de acuerdo con la Fundaci?n Indepaz, les representa a los grupos ilegales ingresos anuales por US$80.000 millones.

El Gobierno colombiano tiene cifras para mostrar: 50.077 hect?reas de hoja de coca erradicadas en el 2007, muy por encima de la meta previstas para el a?o, cuando en el 2005 la cifra lleg? a 41.346 hect?reas.

Mientras que en 2005 las hect?reas de hoja asperjadas fueron 130.000, el a?o pasado ascendi? el nuevo r?cord: 172.025. Es decir, entre erradicaci?n manual y fumigaci?n, el a?o pasado fueron afectadas 213.400 hect?reas. No obstante, expertos en el tema consideran que el balance sigue siendo negativo.

?En dos d?cadas y media de fumigaci?n no se ha acabado el narcotr?fico. Se ha disminuido el n?mero de hect?reas erradicadas, pero el negocio sigue vivo?, considera el analista Jaime Zuluaga, de la Universidad Nacional.

?Por cada hect?rea que fumigan o erradican, los campesinos pobres y los colonos siembran tres. A eso hay que sumarle el da?o ambiental, la deforestaci?n y la ineficacia de la fumigaci?n?, explica.

En su criterio, el hecho de que el precio del alcaloide aumente no significa un triunfo de la pol?tica antinarc?ticos, sino de un solo factor: las incautaciones.

La producci?n no para
El estudio de Indepaz se?ala que aunque las ?reas sembradas han disminuido, la productividad sigue en aumento porque los narcotraficantes han cambiado sus estrategias.

?Antes se sacaban tres cosechas al a?o por hect?rea,

hoy hasta seis, seg?n la regi?n. En el 2000 se estaban produciendo 695 toneladas de coca?na, en el 2006, 770 toneladas?, explica el ex ministro Camilo Gonz?lez Posso, director de Indepaz.

Sostiene tambi?n que la pol?tica antinarc?ticos ?no ha sido efectiva?.

?Si el prop?sito era disminuir los ingresos ilegales ?explica?, tampoco se ha cumplido; el narcotr?fico sigue siendo la principal fuente de ingreso de grupos ilegales?.

Para Alfredo Rangel, director de la Fundaci?n Seguridad y Democracia, el fracaso de la pol?tica contra las drogas no es de ?sta ni de las anteriores administraciones. El problema, dice, est? en el enfoque de los objetivos.

?A pesar de todos los esfuerzos y los recursos invertidos, se est? produciendo m?s coca?na que hace diez a?os. Nada ha bajado el volumen de coca?na producida, ni los centenares de extradiciones ni las miles de toneladas incautadas?, afirma.

Rangel indica que el problema de la resiembra se debe a que hay un mercado en expansi?n.

?Las autoridades han concentrado su mayor esfuerzo en la fumigaci?n. A esta situaci?n los ?narcos? han respondido con un incremento sustancial de la productividad que les permite mayor cantidad de coca?na en menor ?rea sembrada?.

En su opini?n, la estrategia deber?a replantearse: s? a la fumigaci?n, s? a la erradicaci?n, pero mayor esfuerzo en la interdicci?n.

?Mayor interdicci?n provocar?a una acumulaci?n de inventarios en las zonas productoras, lo que bajar?a el precio de la hoja de coca y tendr?a un efecto disuasivo para los campesinos, mucho mayor, y se golpear?an las estructuras criminales del narcotr?fico. El punto m?s d?bil es la salida de la coca?na de las zonas de cultivos y las zonas de embarque?.

El Gobierno, por su parte, tiene su propia lectura. Ellos dicen que gracias a los programas sociales se ha mejorado la situaci?n de miles de familias que viv?an de los cultivos il?citos.

?En erradicaci?n manual voluntaria, la principal estrategia es el programa de Familias Guardabosques, que despu?s de cinco a?os de Gobierno, completa 58.000 familias vinculadas?, asegura Diego Molano Aponte, director de Programas Especiales de Acci?n Social.

?El narcotr?fico es un negocio a escala mundial: es la fuente de financiamiento m?s importante para los grupos al margen de la ley. En sus zonas de influencia se asocian narcotr?fico, guerrillas y grupos emergentes paramilitares. Todos est?n innovando para hacer m?s productivo el negocio?.

Tres datos claves

1. Durante el a?o 2002 exist?an 170.000 hect?reas de coca. Para lo corrido de este a?o se han detectado 76.000 hect?reas. Se estima que la reducci?n de los cultivos il?citos ha sido superior al 50%.

2. Mediante programas y estrategias realizadas en algunas zonas del pa?s para la erradicaci?n manual de cultivos il?citos, el Gobierno colombiano ha invertido durante el ?ltimo a?o $85.000 millones.

3. La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, Usaid, destina anualmente US$65 millones para el Programa de Desarrollo Alternativo, que busca disminuir los ingresos de los negocios il?citos.

En sus propias palabras

"Llevamos nueve meses de escasez de coca?na en Estados Unidos, de ca?da de la pureza y del consumo, que llega a niveles de 1992". John Walters, Zar Antidrogas de Estados Unidos.

?El Gobierno tiene que combinar todas las formas de lucha. Lo importante es seguir con la decisi?n de acabar con el narcotr?fico?. Diego Molano, de Programas Especiales de Acci?n Social.

"Una cosa son cultivos il?citos y otra el narcotr?fico. Los cultivos il?citos los tienen los campesinos pobres que venden la mata de coca". Jaime Zuluaga, analista.

Fuente: El Pais

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com